7 tareas de mantenimiento del ordenador y red para verano

7 tareas de mantenimiento de tu equipo informático que deberías llevar a cabo en verano

placa-base

En verano solemos tener más tiempo libre, por lo que podemos dedicarlo a realizar tareas que a lo largo del año nos son un poco más pesadas o no queremos afrontar porque no podemos detenernos. Es el caso del mantenimiento de los equipos informáticos. Y es que, muchas veces, tenemos que llevar a cabo una serie de trabajos que nos ayuden a tener nuestros equipos en óptimas condiciones. Por eso, vamos a ver 7 tareas de mantenimiento de tu equipo informático que deberías llevar a cabo en esta época del año.

Lo mismo que aprovechamos para realizar otro tipo de mejoras en el hogar, como limpiezas, pintura, etcétera, los equipos informáticos y la red de nuestra casa van necesitando algunos cambios, un mantenimiento preventivo que nos ayude a trabajar mejor a lo largo de todo el año. Vamos a ver en qué consisten este tipo de tareas.

Limpieza del ordenador y los conductos de aire

limpieza-ordenador
Una de las tareas básicas es la limpieza de los equipos informáticos. Los dispositivos de sobremesa acaban acumulando polvo y suciedad en su interior. No está de más abrirlos una vez al año y retirar toda la suciedad, tanto de la caja como de los conductos de ventilación y del disipador del procesador. Esto lo podemos hacer fácilmente con la ayuda de una pequeña brocha.

En los equipos portátiles, por su parte, podemos realizar esta tarea con la ayuda de una aspiradora, que situamos en las rejillas que expulsan el aire, pero también en aquellas que recogen aire limpio para generar el flujo que refrigera nuestros equipos. Si utilizamos la aspiradora, hay que tener cuidado de que no esté a la máxima potencia para no dañar algún componente. Otra opción es utilizar botes de aire comprimido que podemos comprar en tiendas especializadas o si tenemos un compresor de aire.

Orden en el cableado y las conexiones

cableado

En los equipos de sobremesa es habitual que a lo largo del año hayamos añadido o quitado algún periférico. Lo normal es que de las tensiones el cableado que teníamos bien ordenado se haya quedado hecho una maraña, por lo que no está de más, ya que hemos desconectado la caja para su limpieza, volver a agruparlo y ordenarlo como si fuera un único cable.

Aquí también podemos intervenir si tenemos un router, un switch conectado o un disco duro de red, etc. No sólo tenemos que ordenar el cableado por el lado del ordenador, también por el lado de la electrónica de red, que muchas veces está incluso más oculto y, por eso, mucho más desorganizado de lo que nos gustaría. Es el momento de arreglar y tener claras todas las conexiones de nuestros dispositivos que van por cable Ethernet.

Optimización del sistema operativo

disco-duro

Una vez que hemos hecho una limpieza física de los equipos, nos toca hacer otra a nivel de sistema operativo y programas. Este es el momento del año que muchos aprovechan para formatear sus equipos y reinstalar el sistema operativo. Sin llegar a ser tan drásticos, hay otras tareas que podemos hacer para mejorar un poco el rendimiento de nuestros equipos:

  • Eliminar programas que no utilizamos, que instalamos en su momento para probar algo y que nunca más hemos vuelto a utilizar. En nuestro ordenador, todo lo que no suma o aporta nada acaba restando recursos, mejor lo eliminamos.
  • Revisar el equipo con un programa antispyware y con nuestro antivirus, para asegurarnos de que no tenemos ningún malware que esté provocando un mal funcionamiento en nuestro dispositivo.
  • Liberar espacio en disco, con limpieza de temporales, versiones antiguas de puntos de restauración que no vamos a utilizar, etc. Aquí, si tenemos un sistema operativo antiguo, como Windows XP, no está de más hacer una desfragmentación de disco. En toco caso, podemos evaluar si se necesita o no desde las herramientas administrativas.
  • Limpieza de programas que se inician con el sistema operativo, algo que puede ser muy molesto y que muchos programas se atribuyen cuando se instalan. ¿De verdad necesitas que todos se inicien cuando arrancas el sistema?
  • Actualización de los drivers de tu equipo, algo que no solemos hacer, pero que en muchas ocasiones soluciona pequeños bugs o mejora alguna funcionalidad de tu tarjeta gráfica, de red o de tu impresora.
  • Por último, no está de más hacer alguna prueba de rendimiento con el objeto de detectar cuellos de botella y evaluar posibles mejoras. En algunos casos, pueden ser sencillas, como el cambio de un disco duro tradicional por uno SSD, aprovechando que vamos a formatear, mejorar nuestra tarjeta gráfica o ampliar la memoria RAM disponible.

Copia de seguridad de los archivos básicos

La copia de seguridad de los archivos es una de las tareas olvidadas por la mayoría de usuarios. Si no tenemos información redundante, que se guarde a la vez en varios dispositivos o esté sincronizada con la nube, es el momento de hacer la copia en un disco externo que nos ayude a salvaguardar la información básica en caso de detectarse un problema.

La opción de sincronizar determinadas carpetas para que se copien en la nube no está de más y así nos evitamos disgustos en caso de percance. Además, así podemos tener dicha información disponible desde diferentes dispositivos, no sólo centralizada en nuestro ordenador principal.

Cambios en la ubicación del router para tener una mejor cobertura WiFi

router

Otra de las mejoras que podemos hacer aprovechando que tenemos tiempo en verano es realizar algún cambio en la ubicación del router para tener mejor cobertura WiFi. Por lo general, este cambio implica en muchas ocasiones tener que modificar o buscar una nueva toma de teléfono o llevar un cable LAN a otro lado, para tratar de que nuestro router esté en el centro de nuestro hogar y disfrutar en todos los lugares de una buena cobertura.

En muchos casos, hacemos el cambio de una forma provisional donde pensamos que tendrá mejor ubicación, lo dejamos una semana y, si vemos que nuestra cobertura y velocidad de conexión en las habitaciones donde peor nos llegaba la señal ha mejorado, entonces es el momento de hacer el cambio definitivo.

Mejoras en la red LAN y WiFi

wifi-punto-acceso

Esto implica en muchas ocasiones tener que tender un cable de teléfono nuevo, si vamos por línea ADSL, o un cable Ethernet para mover nuestro router. En ocasiones, lo que hacemos es mejorar la red a través de dispositivos PLC, que nos trasladan la conexión de red a través de los cables de corriente eléctrica o instalar un punto de acceso que nos mejore la cobertura de la red WiFi.

Otras veces lo que buscamos es tener una mejora tecnológica que nos dé más velocidad. Para ello, podemos instalar un punto de acceso que ofrezca WiFi AC, de modo que obtengamos más velocidad de navegación y una mejor gestión de la conexión inalámbrica. En estos casos, mejor si conectamos nuestro punto de acceso a través de un cable directamente al router que si sólo instalamos un repetidor WiFi, que nos mejorará la cobertura, pero no la velocidad.

Cambio de las contraseñas de acceso a los principales servicios

Por último, tenemos una cuestión básica que muy poca gente practica, pero que para la seguridad es fundamental. Se trata de cambiar las contraseñas de los servicios a los que accedemos en Internet, de nuestra red WiFi, del ordenador, etc. Es una precaución que deberíamos hacer de forma periódica a lo largo del año, pero que rara vez se lleva a cabo. No está de más hacerlo por lo menos una vez al año aprovechando el mantenimiento de nuestros equipos.

En Anexo M | Pon tu PC a punto: 13 consejos de mantenimiento informático

Imágenes | Pexels | Wm Chamberlain| Karl Baron | Magnus Hagdorn