Cinco alternativas para crear tus propias fuentes tipográficas

Fuentes tipográficas: cinco alternativas para crearlas

Fuentes tipográficas
Cuando hablamos de personalizar nuestros documentos digitales una de las opciones más interesantes es poder utilizar nuestras propias tipografías. De esta forma si tenemos que hacer una presentación, por ejemplo, vamos a tener algo que nada más tiene y en este sentido vamos a destacar y salir un poco de la cultura del PowerPoint. Por eso queremos plantear cinco alternativas para crear tus propias fuentes tipográficas .

A nivel profesional también nos puede interesar crear nuestra propia tipografía para aplicarla a la cartelería de nuestra empresa o negocio. Las fuentes tipográficas también son parte de la imagen de marca que nos hace reconocibles ante los demás, tanto si somos una gran organización como si somos un autónomo.

Cinco alternativas para crear tus fuentes tipográficas

myscriptfont

  • Si tenemos una letra manuscrita bonita quizás lo que nos interesa es que esta cuidada caligrafía sea nuestra seña de identidad también dentro de los documentos digitales. Con myscriptfont.com podemos transformar nuestra letra en una tipografía. Es muy fácil de crear ya que lo único que debemos hacer es descargar una plantilla en la que vamos a ir escribiendo cada una de las letras del alfabeto. Luego tenemos algunas opcionales que incluyen acentos u otros signos. Bastará escanear después el archivo y subirlo al servicio para obtener nuestra tipografía.
  • Otra alternativa online para realizar este mismo trabajo es Yourfonts el funcionamiento es muy similar al caso anterior, aunque los resultados que vamos a obtener quizás tienen una mejor calidad, puesto que nos permite subir plantillas de mayor resolución. Esta opción es interesante sobre todo si queremos tener letras mayúsculas, que son siempre las más anodinas un poco más personalizadas, donde seamos más reconocibles.
  • RasterFontEditor soluciona uno de los problemas que podemos tener con las fuentes tipográficas que hemos creado o que son un poco especiales, que no estén instaladas en el equipo donde vamos a trabajar. Pensad por ejemplo que tenemos un documento en Dropbox con el que queremos seguir trabajando. RasterFontEditor nos permite trabajar desde una memoria USB con nuestras fuentes.

fontforge

  • FontForge es un editor de fuentes de código libre, que podemos utilizar tanto en Windows, como en Mac o Linux. También tiene una versión portable para llevar en la memoria USB, algo que nos puede ayudar a tener la tipografía con nosotros e instalarla allí donde vamos a trabajar. Es una forma sencilla y que no nos supondrá ningún coste de licencias a la hora de comenzar a crear tipografías, razón por la cual es muy interesante para empezar a dar nuestros primeros pasos en este campo.
  • Por último vamos a citar otro programa muy sencillo que nos va a permitir diseñar, editar o convertir fuentes. Se trata de Type light una aplicación disponible para poder instalar en Windows gratuita para uso personal, muy sencilla de utilizar y que puede ser una gran alternativa sobre todo a la hora de personalizar alguna fuente que ya hemos utilizado.

Por supuesto, si lo que buscamos son fuentes que destaquen para nuestros diseños tenemos una gran selección que hicimos en su momento con una recopilación de las mejores fuentes tipográficas, una alternativa muy interesante si tenemos que crear banners, logos, etc. tanto para nuestras empresas o para encargos que tengamos como profesionales.

En AnexoM | Tres trucos sobre tipografías que deberías conocer