Enchufes inteligentes para el hogar: así te ayudan a ahorrar energía - Nobbot

Enchufes inteligentes para el hogar: así te ayudan a ahorrar energía

enchufe-inteligente-belkin

Ya hace tiempo que tenemos diferentes enchufes inteligentes en el mercado. Se trata de dispositivos que van conectados tanto a la red eléctrica como a internet. A su vez, es posible que otros aparatos electrónicos vayan conectados a ellos. El objetivo es tener control sobre su encendido y apagado a través de las aplicaciones disponibles en nuestro propio smartphone, lo que facilita un control del consumo y un ahorro de energía en el hogar.

Podemos establecer diferentes patrones de comportamiento para la climatización de nuestro hogar, siendo en invierno donde más se puede ahorrar con estos dispositivos, tanto a la hora de programar el encendido de nuestra calefacción como si nos hemos marchado y la dejamos en marcha, realizando un apagado remoto. Pero también nos permite verificar otras cuestiones, como el consumo en stand-by de diferentes electrodomésticos, que no disponen de un botón de apagado.

¿Qué hace un enchufe inteligente?

La principal función de los enchufes inteligentes es controlar qué dispositivos están conectados en nuestro hogar. Por ejemplo, si tenemos los radiadores de la casa conectados a este enchufe y se nos ha olvidado apagarlos antes de salir, podemos ver si están o no encendidos. Lo mismo con otro tipo de dispositivos, cualquier cosa que tengamos conectada a nuestro enchufe. A través de la aplicación de control para el smartphone podemos apagarlos de forma remota.

Otra función que permiten es la programación del encendido y apagado de los dispositivos según diferentes patrones. En este caso, facilitan tener un control según nuestras rutinas diarias para que se pueda encender la calefacción media hora antes de llegar a casa o la cafetera esté lista justo cuando nos levantamos por la mañana.

Todo esto se puede afinar, más o menos, en función del modelo de enchufe elegido. Algunos como el WeMo de Belkin permiten programarlo en función de condiciones meteorológicas o la localización que tenemos a través de IFTTT. De esta forma, si está lloviendo, no saltará el riego automático del jardín o, si hace mucho viento, se recogerá automáticamente el toldo de la pérgola, por ejemplo. Tampoco se activará la calefacción si no detecta que nuestra localización en el smartphone se encuentra próxima.

Una buena medida para ver el ahorro que podemos lograr es tener una medida del consumo individualizado de cada electrodoméstico. Un ejemplo es Wattio que, entre otras cosas, permite comprobar el gasto de todo el hogar o de electrodomésticos y aparatos individualizados.

enchufe-inteligente

Para ayudar a controlar el gasto, la mayoría de estos enchufes inteligentes permiten configurarlos para que envíen notificaciones si nos hemos dejado algo encendido. De esta forma, no importa si nos acordamos o no de apagar  el horno y la vitrocerámica, ya que, además de poder comprobarlo desde el smartphone, nos llegaría una notificación para que seamos conscientes de que los hemos dejado encendido.

Para ayudar al ahorro, también permiten detectar cuando se han quedado en stand-by, apagando aquellos equipos conectados para evitar que sigan consumiendo energía a pesar de que no está en uso. Sobre este aspecto, existen muchos mitos a la hora de controlar el gasto que esto supone.

Otros dispositivos nos permiten establecer un presupuesto de consumo, ya sea diario o mensual, de manera que si  nos hemos pasado en horas viendo la televisión o en el uso que le hemos dado al horno, nos avisa. A la vez, también podremos prevenir algún daño si el consumo lo establecemos por picos, por lo que, si detecta que se supera un determinado límite en un momento concreto, se desconecta. Esto puede ser de ayuda si tenemos algún aparato dañado que nos provoca estas subidas de tensión en momentos concretos.

Por último, aunque no tiene que ver con el ahorro, estos enchufes inteligentes incluyen la función de simulador de presencia, como medida de seguridad, cuando estás de vacaciones. Así, pueden hacer que se enciendan y apaguen las luces del hogar o suban y bajen las persianas si las tenemos automatizadas.

¿Cuánto podemos ahorrar con un enchufe inteligente?

contador-electrico

Respecto al ahorro que podemos lograr con estos enchufes inteligentes, depende mucho de nuestro patrón de consumo. Si ya tenemos unos hábitos eficientes, no supondrán una gran diferencia. Por lo general, con el uso de estos dispositivos, se cifra en un 20% el ahorro de la factura eléctrica; eso sí, considerando ahorro de consumo cuando los equipos no están encendido, una programación de su puesta en marcha de forma más eficiente o la posibilidad de que se apaguen con detección de presencia.

Podemos calcular el consumo en stand-by. Gracias a esta herramienta, será posible tener una medida precisa de la cantidad de energía que ahorramos al año si eliminamos el stand-by de algunos dispositivos. En mi caso, con los patrones de consumo que tengo, me supone ahorrar unos 40€ al año.

No obstante, el apartado que más permite ahorrar es la planificación de la climatización. Aunque tenemos programadores que facilitan que se encienda y se apague a una hora determinada, lo cierto es que no todos los días tenemos la misma temperatura exterior, vamos a llegar a casa a la misma hora o tenemos la misma sensación térmica. En este sentido, combinados con termostastos inteligentes para el control de calefacción, es donde podemos lograr una mayor eficiencia.

En Anexo M | ¿Podemos sacarle partido al Internet de las cosas en nuestro hogar?
Imagen | Pixabay,