Cómo crear animaciones online sin tocar una línea de código

Cómo crear animaciones online sin tocar una línea de código

Si bien tradicionalmente la edición fotográfica y de vídeo, el diseño de logos, la elaboración de carteles y otras disciplinas estaban relegadas a los profesionales, la popularización de Internet y el desarrollo tecnológico han dado lugar al nacimiento de herramientas más sencillas de utilizar que han acercado este tipo de creaciones a todo tipo de usuarios.

Hoy nos centraremos en aquellas pensadas para diseñar animaciones, algo que habitualmente asociamos a complicadas tareas y procesos de programación. Sin embargo, es posible dar lugar a unas de lo más divertidas sin tocar una sola línea de código ni descargar software alguno. Estos son los mejores servicios online que nos permitirán hacerlo.

Make Web Video

Uno de nuestros favoritos es Make Web Video, un sitio que no solo es fácil de usar, sino que cuenta con una vasta y original selección de plantillas. Por ejemplo, las hay para crear dibujos animados, para diseñar vídeos corporativos, libros de recortes y otros. Además, al pasar sobre ellos, podemos pre-visualizarlos, una manera muy ágil de hacerse una idea de cómo quedarán, sobre todo porque son muy distintos.

Tras seleccionar el modelo, el propio sistema nos irá guiando por los diferentes pasos para editarlo y adaptarlo a nuestras necesidades (incluso cambiando la música y los gráficos en caso de contar con ellos). También es posible acceder al archivo de instrucciones de una sola vez.

En todo caso, en la columna de la izquierda se encuentra el panel de edición y en el centro la vista de la plantilla sobre la que van apareciendo las modificaciones. Para ponernos las cosas más sencillas, en su perfil de YouTube encontramos varios tutoriales.

Explee

Si lo que deseamos es lograr un resultado más profesional, nada como Explee que, aunque carece de recursos para crear animaciones divertidas, ofrece alternativas muy interesantes para el mundo empresarial. De hecho, también es un poco más complicada de utilizar, razón por la que nos va indicando cómo utilizarla sobre la marcha a través de distintos carteles emergentes.

Es la que más se parece a las herramientas profesionales de este tipo. Su línea de tiempo, ubicada en la parte inferior, la forma de empezar –creando una escena- y el tipo de visualización que ofrece nos recuerdan en cierta medida a Flash y a “otras de su especie”. Podemos probarla de forma gratuita durante 14 días.

Biteable

Para acceder a las plantillas de Biteable, ni siquiera tendremos que registrarnos, sino que es posible hacernos una idea de lo que ofrece directamente. Ahora bien, para editarlas y crear las animaciones, sí tendremos que hacerlo. Incluye tutoriales para utilizarlo aunque no resulta muy complicado. En la parte superior se ubican los pasos por los que tendremos que pasar (línea de tiempo, dar color, audio y previsualización).

Sin embargo, lo que la diferencia son sus consejos para crear animaciones, que nos explican cómo debería ser e incluye vídeos, preguntas frecuentes, infografías y mucho más. Además de la versión gratuita, tiene otra más completa que cuesta 99 dólares anuales.

Wideo

Respecto a Wideo, si bien no se trata del más sencillo de esta lista, ofrece un amplio abanico de posibilidades, sobre todo si acabamos decantándonos por su versión de pago (cuesta 39 dólares anuales). En caso contrario, únicamente podremos disfrutar de animaciones de hasta treinta segundos. No obstante, es posible valorar todas sus prestaciones sin desembolsar cantidad alguna.

Empezaremos registrándonos y escogiendo la plantilla que sea de nuestro agrado. El sistema cuenta con una amplia selección. Acto seguido ya podremos agregar a esta plantilla diferentes elementos interactivos, desde imágenes y objetos, hasta texto, botones y fondos (propios, predeterminados o buscarlos en Google directamente). Otra de sus mejores virtudes es que permite añadir música libre de derechos directamente, algo muy cómodo que nos ahorrará buscarla.

Para crear GIF

Más allá de lo comentado, otro tipo de imágenes animadas son los GIF, cuya creación resulta todavía más sencilla. De hecho, incluso encontramos herramientas específicas para hacerlo a través de vídeos de YouTube en unos simples pasos. Es el caso de YouTube to GIF –bastará con introducir la URL y hacer clic en “load”– y GIFs.com –aunque esta última ofrece mayores opciones de personalización como incluir stickers sobre el contenido, efectos, subtítulos y más; y también es compatible con otros servicios como Instagram–.

Gickr resulta similar pero nos deja utilizar las imágenes de Flickr y Picasa, incluir diez archivos al mismo tiempo, y determinar el tamaño y la velocidad. Fue una de las pioneras de este tipo. En la popular Giphy tampoco falta un apartado para creadores, que permite extraer fragmentos de la plataforma de los de Mountain View, ficheros locales e incluso vídeos de otros lugares de la Red. Además, ofrece ejemplos de inspiración para todos los gustos.

GifMaker.me también está pensado para los GIF animados, presentaciones de dispositivas e incluso avatares, iconos, logos animaciones con música. Todo sin necesidad de registrarnos y de un modo muy sencillo. Makeagif, que añade la opción de subir el vídeo del que queremos extraer la animación a través de la cámara de nuestro ordenador, es otro de nuestros favoritos. Y los fans de los Simpson no pueden perderse Frinkiak, una web que busca y genera GIF animados de escenas concretas de los episodios de esta serie de ficción televisiva.

Imágenes | iStock: Bplanet

En Nobbot | Las mejores aplicaciones para crear animaciones en HTML5