Cómo crear tu propia nube personal, seis alternativas

Cómo crear tu propia nube personal

Cómo crear tu propia nube personal
Cada día tenemos más servicios online, con información dispersa que muchas veces nos es complicado reunir o utilizar desde distintos dispositivos. Por eso en muchas ocasiones lo interesante es poder crear nuestra propio sistema de almacenamiento. Hoy vamos a explicar cómo crear tu propia nube personal para tener el control de tus archivos y la versatilidad que nos ofrece la nube.

Hablamos de nube personal, que muchas veces se confunde con una nube privada , y aunque sean parecidos no son exactamente lo mismo. La nube privada tiene un componente de seguridad, de acceso a los servicios que en la mayoría de los casos están alojados en equipos propiedad de usuarios y empresas. Sin embargo una nube privada puede ser personal o utilizada por muchos usuarios, como por ejemplo las nubes de grandes empresas. A la vez una nube personal no necesariamente implica que los archivos se guardan en los ordenadores y equipos del propio usuario.

Cómo crear tu propia nube personal con un NAS

Nube personal con un NAS
Vamos a ver las alternativas que tenemos más allá de contratar espacio de almacenamiento en Amazon, Dropbox, Google Drive o OneDrive, por citar alguno de los servicios más populares de almacenamiento online. Si disponemos de un NAS, un disco duro de red, muchos de los fabricantes tienen distintas aplicaciones disponibles que nos van a permitir habilitar nuestra nube personal , para acceder a nuestro espacio de almacenamiento de red de forma sencilla y desde cualquier dispositivo.

Un ejemplo es la nube personal nos lo ofrece Seagate Central, donde además de poder crear copias de seguridad de todos los dispositivos conectados a la red, o tener una biblioteca multimedia de archivos, nos permitirá acceder a los contenidos desde smartphones y tablets, además por supuesto de poder acceder a través del navegador en cualquier momento y desde cualquier equipo conectado a Internet.

Algo muy similar ofrecen otros fabricantes como Synology o Western Digital, muy sencillas de utilizar y donde no son necesarios grandes conocimientos técnicos para ponerlas en marcha, en especial en el caso de WD, donde tiene soluciones que ya incluyen discos duros y son perfectas para los usuarios con menos conocimientos.

Cómo crear tu propia nube personal con otros servicios

Después tenemos distintos servicios para crear tu propia nube personal sin tener que invertir en nuevo hardware, si no tenemos un NAS. De esta forma accedemos a la información que tenemos en nuestros ordenadores desde cualquier ubicación. La desventaja es que tenemos que tener el ordenador donde están los archivos siempre encendido para acceder a los mismos.

Un ejemplo es Younity, una aplicación para poder acceder a tus archivos y carpetas desde cualquier ubicación desde iOS, y algo similar que también está disponible para Android es LocalCloud, aunque la funcionalidad es algo más limitada. La ventaja de estos servicios, sobre por ejemplo montarnos nuestro propio servidor con FreeNAS utilizando un equipo viejo es que no tendremos que utilizar servicios que nos faciliten el acceso si no tenemos contratada una IP fija.

Otra alternativa similar es ownCloud, un desarrollo de la comunidad KDE de linux que nos va a facilitar acceder al almacenamiento que nosotros hemos definido, pero que también tiene inconvenientes similares a las aplicaciones que hemos comentado antes, además de tener que dejar el equipo encendido, aunque existe la posibilidad de contratar un alojamiento online para mantener ownCloud siempre online. Por contra tenemos la ventaja de que compartimos tanto espacio como tengamos en nuestro disco duro, algo que es una ventaja para los usuarios que necesitan más espacio.

Una solución que últimamente está siendo muy popular es BitTorrent Sync del que ya ofrecimos un paso a paso para instalar y utilizar este servicio de compartición de archivo p2p y con el que tendremos tanto almacenamiento como espacio tengamos en nuestros discos duros. La parte negativa es que tenemos que tener los ordenadores encendidos, lo que puede limitar su funcionalidad, sobre todo si lo utilizamos para conectarnos entre dos ubicaciones, donde en una de ella no hay nadie que en caso de necesidad nos pueda encender los equipos.

Para finalizar también existen distintos hubs de servicios web, que concentran almacenamiento online, lo que nos permite acceder desde un único lugar a todos nuestros servicios de almacenamiento online. Un ejemplo es cloud HQ, un servicio que nos permite administrar desde un único lugar archivos que tenemos alojados en Google Drive, Dropbox, OneDrive, Box o Evernote, por citar sólo algunos de los servicios que reúne.

¿Cuál es la forma más sencilla de crear tu nube personal?

Para un usuario lo más sencillo es adquirir un disco duro de red que le facilite el servicio, que tendremos siempre encendido y conectado al router y podremos acceder desde cualquier lugar gracias a las aplicaciones disponibles. También el hub de servicios de almacenamiento online, que en muchos casos ya utilizamos, y que nos ayudará a tener más ordenada toda la información que tenemos online. El resto de opciones no es que sean complicadas, pero al final resultan algo menos prácticas.

En Anexo M | Diferentes opciones para crear tu propia nube personal
Imagen | FutUndBeidl | Andrew Currie

  • esmeralda

    q lindo y chebre hay q bn

  • Malcom

    muy interesante pero quiero saber mucho mas

  • manuel

    acabo de probar con bitTorrent sync y funciona de maravilla, y todo muy fácil de configurar, gracias por todo

  • maillo

    tengo una duda, esposible conectar varios usuarios condistintas contraseñas?