Cómo aprovechar el verano para completar nuestra formación a través de MOOC - Nobbot

Cómo aprovechar el verano para completar nuestra formación a través de MOOC

estudiar-mooc-verano

Estudiar en verano siempre se ha relacionado con malos estudiantes que dejaban pendientes asignaturas que no habían podido completar a lo largo del curso. Pero no tiene por qué ser necesariamente así. Y es que, al ser una época en la que tenemos más tiempo libre, el verano puede ser el momento perfecto para afrontar algún curso que complemente nuestra formación, ya sea a nivel personal o a nivel laboral. Hoy vamos a ver cómo aprovechar el verano para completar nuestra formación a través de MOOC.

Los MOOC, Massive Open Online Course, son cursos gratuitos que podemos seguir desde nuestra casa o cualquier lugar siempre que tengamos conexión a Internet. Las universidades e instituciones más prestigiosas del mundo tienen este tipo de cursos disponibles para que cualquiera pueda completarlo, de manera que lo único que vamos a necesitar es elegir el curso que nos guste y seguir las lecciones para completar la formación.

Eso sí, también hay que apuntar que cuentan con un alto nivel de abandono, fruto de diversos factores, como la falta de tiempo o que el curso no responde a las expectativas generadas.

Elige cuidadosamente el curso que quieres realizar

Cuando queremos realizar un curso de formación en verano, muchas veces nos fijamos únicamente en la temática del mismo. Es importante comprobar los requisitos previos, en caso de que los tenga, para poder completar con éxito el curso. Así, en ocasiones, necesitamos partir de unos conocimientos previos para poder comenzar el curso; otras veces, aunque la temática nos guste, el nivel será tan básico que no nos aportará nada.

También es importante ver cuándo se inicia el curso y cuándo se cierra. Muchos MOOC se inician en una fecha pero permanecen abiertos durante seis meses para poder realizarlos. También es importante comprobar el esfuerzo que nos va a suponer de forma semanal. Por lo general, los cursos precisan una horquilla entre una y dos horas diarias, por lo que en verano, que solemos tener más tiempo libre, podemos aprovechar a la perfección para completar nuestra formación.

Busca un hueco en tu agenda para seguir el ritmo del curso

narrativa

Pero no nos debemos dejar engañar. Que un curso nos exija un esfuerzo de entre 20 y 40 horas a lo largo de un mes no debería significar que nos ponemos una semana a hacerlo de forma intensiva y lo completamos. Si lo que queremos es seguir el curso de forma pausada, lo mejor es tener un ritmo de aprendizaje continuo. Para ello, lo ideal es tener un hueco en nuestra agenda donde marcar la hora diaria dedicada al curso online.

De esta forma, podemos llevar un ritmo de estudio adecuado para ir asimilando los contenidos que tenemos disponibles en el MOOC sin dejar de hacer otras cosas u actividades. Esto no implica que si queremos hacer un curso de forma intensiva o autodidacta no podamos concluirlo con éxito. Podemos estar una semana encerrados en la habitación con un ritmo de ocho horas y acabar con un curso de 40 horas sin problemas, pero tenemos que asumir que dicha semana no haremos otra cosa.

Que las vacaciones no interrumpan la formación

La parte buena de los MOOC es que, al ser a distancia, las vacaciones no tienen por qué interrumpir nuestra formación. Es importante si salimos fuera, además de reservar nuestra hora diaria para completar la formación, tener un espacio de trabajo adecuado en un entorno que nos ayude a concentrarnos.

Al estar fuera de casa, no tenemos nuestra habitación, donde sabemos que nadie nos va a molestar para trabajar. Lo ideal en estos casos es tener unos auriculares, ya que muchos de estos cursos se apoyan en contenidos de vídeo. Si trabajamos con un portátil, podemos buscar un espacio tranquilo y, sobre todo, a una hora donde el resto de los miembros de la familia o compañeros de viaje no estén dando vueltas a nuestro alrededor y podamos concentrarnos para acabar la lección del día y seguir con nuestras vacaciones.

Recuerda por qué quieres hacer el curso

estudiar-aburrida

Por último, es importante mantener la motivación que nos ha impulsado a inscribirnos en el curso. El tiempo que hemos invertido o si tenemos un certificado acreditativo del seguimiento del curso. Si lo hacemos por cuestiones personales, siempre será más fácil de seguir que si es por un motivo laboral que simplemente incluya una línea más que adorne nuestro currículum.

En todo caso, lo ideal si hemos comprobado el contenido del curso, el nivel y ya hemos completado algunas lecciones, es seguir hasta el final, para no dar por perdido el tiempo que ya hemos invertido. Al no estar dentro de una comunidad educativa, una clase, etcétera, no tenemos el efecto arrastre que muchas veces hace que aunque no nos apetezca acabemos por completar el curso. En este sentido, nos puede ayudar mucho participar activamente en los foros.

En Anexo M | Miríada X: Cursos gratuitos online de universidades iberoamericanas

Imágenes | Comfreak | PublicDomainPictures