Papá, ¿cómo hacías los deberes si no existía Google?

Papá, ¿cómo hacías los deberes si no existía Google? Así cambia Internet la vida de los escolares

ninoscontablet

Hoy en día, encontrar información para realizar una tarea escolar resulta relativamente sencillo. Si utilizamos un ordenador o una tableta para acceder a internet, basta con introducir un término de búsqueda para que aparezcan millones de referencias, unas con información muy útil y otras no tanto. Pero ¿qué ocurría cuando no existía Google? Lo cierto es que Internet ha cambiado la vida de los escolares de forma que hoy no se concibe hacer los deberes sin ayuda de la conexión a la red.

Acudir a una biblioteca y buscar en los índices de libros los textos que sean de ayuda para hacer los deberes; revisar los datos en enciclopedias encuadernadas en grandes volúmenes, que muchas veces pueden estar desactualizadas; no acudir a Google Maps y buscar los datos en un Atlas, donde aparecen mapas geográficos o políticos, con información de diferentes países; todo esto (se puede decir) ha caído en desuso con la llegada de internet.

Me copio toda la Wikipedia

biblioteca

Se podría decir que uno de los retos de la educación de hoy en día es luchar contra la infoxicación, o dicho de otra manera, del exceso de información que hace que el alumno no sepa distinguir entre la información que es valiosa y la que no lo es. No es raro que, cuando se manda un trabajo sobre un determinado tema, sobre todo en las etapas más tempranas, haya algún alumno que copie todos los datos que aparecen sobre el mismo en la Wikipedia.

Esto da pie a dos cuestiones diferentes. La primera es la copia de información, que en muchos casos ni siquiera se ha leído de forma completa y que es fácilmente detectable por parte de los profesores con las múltiples herramientas existentes. No se trata de copiar la información e imprimirla, sino de leerla, procesarla y que el alumno ponga con sus propias palabras aquello que ha entendido. Luego ya llegará el momento de ver si su interpretación ha sido buena o no.

También está la cuestión del uso de la Wikipedia como fuente primaria en etapas muy avanzadas. Es una herramienta excepcional para encontrar información con ayuda de sus múltiples referencias, pero a poco que se quiera profundizar se queda corta en muchos aspectos. Es muy buena para dar al alumno una visión general y no tanto para partes más técnicas o complicadas.

Las tres primeras entradas de Google serán el trabajo del 90% de los alumnos

escuela

Este efecto de la infoxicación que hemos comentado también ocurre cuando se solicita que los alumnos aporten documentación, ya sea por escrito, imágenes, etc. Posiblemente el 90% de los alumnos van a traer las tres primeras imágenes que aparecen en Google Imágenes sobre el tema que hemos pedido. No importa si son o no las mejores, no se indaga un poco más. Lo mismo ocurre con cualquier otra documentación, parece que lo que está más allá de la primera página de resultados de Google no existe.

Es fundamental para los alumnos de hoy en día no tanto aprender datos de memoria, sino saber contrastar datos. La entrada más popular en los resultados de un buscador no siempre es la más correcta o la mejor a nivel académico. El algoritmo de los buscadores tiene mucho que mejorar en este sentido.

Más posibilidades de investigación, no quedarse en la superficie

Esto hace que en la actualidad los trabajos y los deberes tengan más de investigación y algo menos de “codos”. Hace unos años, el libro de texto era nuestra principal fuente conocimiento y, en muchas ocasiones, también la única herramienta.

Afortunadamente esto ha cambiado y, actualmente, tenemos diferentes opciones al alcance de nuestra mano para realizar búsquedas e investigar en profundidad sobre la materia que deseemos, pudiendo comparar diferentes opiniones o visiones sobre el tema en cuestión y no quedándonos únicamente con la que nos ofrecía un sólo libro.

Los trabajos en grupo ya no son lo que eran

trabajo en grupo

Hace unos años, realizar un trabajo en grupo era toda una aventura: quedar en casa de alguien que tuviera un buen lugar y amplio para trabajar, llevar todo el material y hacer una puesta en común, gestionar bien el tiempo para que no se hiciera muy tarde…

Hoy en día, los trabajos en grupo han cambiado bastante gracias a la nuevas tecnologías. Por ejemplo, es posible optar por colaborar con Google Docs, en la que todos los participantes del grupo de trabajo pueden escribir a la vez, cada uno desde su dispositivo y sin moverse de su espacio de trabajo. De esta manera, cada compañero dispone de su propio material, que irá compartiendo, y así puede gestionar su tiempo y hacer sus aportaciones cuando le vaya bien y no en un horario establecido por la mayoría.

También disponemos de herramientas como Hangouts, Office online o Skype para poder hacer videoconferencias grupales a la vez que colaboramos en la edición de los documentos y así poder hacer puestas en común sobre nuestro trabajo sin tener que desplazarnos.

YouTube es tu mejor profesor

deberes

Matemáticas puede ser una de las asignaturas más duras para un alumno. Sin embargo, YouTube se ha convertido en una plataforma donde diferentes profesores han creado vídeos de lecciones específicas que pueden ayudarte a entender mejor un concepto o mostrar cómo hacer ecuaciones, trabajar con diferentes medidas o resolver problemas. Un ejemplo es Unicoos con lecciones de matemáticas, entre otras asignaturas de secundaria hasta bachillerato. Pero YouTube es una fuente inagotable de recursos y una manera de que la nueva generación digital que puebla las aulas aprenda a través de contenidos multimedia, que no tienen secretos para ellos.

Después de todo, no se entiende la escuela hoy en día sin internet porque las nuevas tecnologías se han instalado en nuestras vidas para quedarse y debemos aprovecharlas al máximo, tanto los alumnos como los profesores.

En Noobot | Aprender a programar: ¿mejor en escuelas o de forma autodidacta?
Imágenes | iStockskitterphoto.com | unsplash | jarmoluk |Pixabay | startupstockphotos.com