“Made by Google”, algo más que hardware en los nuevos Pixels, Daydream o Google Home - Nobbot

“Made by Google”, algo más que hardware en los nuevos Pixels, Daydream o Google Home

pixel 00

La expresión “más que” suele ser muy efectista pero en no pocas ocasiones se queda en un mero artificio del lenguaje para atraer la atención del lector y abrir las puertas a una realidad “aumentada” a base de imaginación. Pero tras la presentación que Google hizo ayer de sus nuevos dispositivos de hardware, ese “más que hardware” cobra mucho sentido.

No es la primera vez que Google presenta dispositivos: los Chromebooks, los móviles Nexus o el Chromecast y Chromecast Audio han sido y son parte consustancial de Google, aunque en un segundo plano frente a los servicios de búsqueda o mapas  y su sistema operativo Android.

Lo que diferencia al evento de ayer de otros eventos es la impresión que se quedó al final de la misma: el hardware, a pesar de su importancia, tiene en el software su razón de ser. El hardware de Google es el pasaporte para entrar por la puerta grande en el universo de Google.

Y decimos por la puerta grande, porque el universo de Google es abierto, y tarde o temprano se podrá entrar en él usando otros dispositivos, pero lo que Google ha hecho es hacer que la diferencia entre usar sus dispositivos y los de terceras partes sea algo así como la diferencia que hay entre viajar en clase turista o viajar en clase business.

Al grano

La primera parte de la presentación tuvo como protagonista al Asistente de Google. Google Assistant es la espina dorsal de muchos de los dispositivos presentados ayer y está basado en los avances que Google ha hecho en el campo de la IA (Inteligencia Artificial). Google lleva años trabajando en tecnologías como Machine Learning o su Knowledge Graph (Gráfico de conocimiento), detrás de servicios y aplicaciones como Google Photos y sus asistentes automáticos, el traductor de idiomas o apps tan recientes como Allo.

youtu-be-mmql6vgvx-c

Funcionalidades como la generación automática de pies de foto mejoran de un modo notable con cada avance en la IA de Google, como el que ha tenido lugar el pasado mes de septiembre, logrando que el índice de aciertos a la hora de identificar los elementos en pantalla aumente hasta límites casi humanos.

La traducción también se ve mejorada con estos avances, así como la conversión de texto a voz o el reconocimiento de la misma. Ya hace unos días se presentó la aplicación Allo de Google, un punto de entrada al asistente de voz en forma de aplicación, que además de app de mensajería nos permite “conversar” con el Asistente de Google en busca de respuestas a nuestras consultas.

allo

Con este planteamiento inicial, Google dio paso a la presentación de sus productos de hardware “made by Google”.

Pixel y Pixel XL, smartphones 100% Google

Los Pixel son dos smartphones de gama alta donde el diseño y la tecnología han sido especialmente cuidados por parte de Google. Cuentan con procesador Snapdragon 821 y 4 GB de RAM con configuraciones variables de almacenamiento sin ranura para memoria microSD. El Pixel tiene 5’’ FullHD y el Pixel XL 5,5’’ (qHD).

pixel y pixel xl

La cámara de 12 Mpx y apertura f2.0, según Google tiene el índice DxO Mark más alto del mercado por encima del iPhone 7 o el Galaxy S7, poniendo un énfasis especial en la rapidez de la interfaz y el procesamiento de imagen.

Como sistema operativo tendrá a Nougat, junto con la integración del asistente Google Assistant de forma nativa y almacenamiento ilimitado en tamaño completo en Google Photos para imágenes y vídeos. Es en este punto donde Google empieza a marcar diferencias con otros terminales Android, al incluir modalidades de acceso a los servicios de Google que otros terminales no pueden usar.

camara pixel

Los terminales, más allá del hardware y la posibilidad de elegir entre tres colores, tienen como atractivo especial la integración con estos servicios de Google y recibir actualizaciones en primer lugar, antes que nadie o incluso exclusivas.

Otros aspectos también han sido cuidados, como la carga de la batería que ahora es ultra rápida, con unas seis o siete horas de uso con una carga de 15 minutos. La huella dactilar no falta, por supuesto, con un precio a partir de 649$ para el modelo Pixel de 5” y 32 GB. Es fácil pensar que los modelos XL con 128 GB de memoria de almacenamiento serán más caros. La fecha de disponibilidad en España no está aún definida.

La realidad virtual según Google: Daydream

Además, los Pixel son compatibles con el nuevo visor de realidad virtual de Google: el Daydream View. Daydream es el nombre con el que Google ha rebautizado a su plataforma de realidad virtual, que ahora también incluye un mando específico para interactuar con las aplicaciones y contenidos VR.

daydream view

Además de los contenidos de terceras partes, Google cuenta con la integración de Daydream en Street View, YouTube  o Google Play Movies.

El visor Daydream View no tiene nada que ver con el famoso Cardboard. Ahora está fabricado con materiales de calidad y cómodos, con diferentes colores y un acabado propio de un producto de gama alta. Ya hay contenidos adaptados a Daydream, pero está previsto que haya bastantes más de cara a las navidades.

daydrea app

El precio de este accesorio será de 79$ cuando se ponga a la venta en Estados Unidos. En España, de momento, no se tienen noticias sobre su precio o disponibilidad.

La conectividad según Google

El tercer producto presentado ayer fue el Google WiFi. Un router sumamente compacto y con un diseño elegante con el que Google quiere facilitar la instalación y la gestión de la red local en el hogar. Se pueden usar de forma independiente o en modo repetidor, con una app de gestión que permite pausar el WiFi, establecer políticas de acceso a diferentes usuarios, configurar el control parental de la conectividad de los más pequeños, etcétera.

google wifi

La disponibilidad del Google WiFi en España no está determinada aún. Su precio será de 129$ cuando salga a la venta en Estados Unidos. Si se compra en un pack de tres, el precio es de 299$.

Chromecast Ultra: streaming 4K que ya está disponible

De los productos presentados ayer, el Chromecast Ultra es el único que ya está disponible en la tienda Google Play española a un precio de 79€. Es similar a los anteriores Chromecast, aunque con la posibilidad de hacer streaming en 4K y con conectividad WiFi y Ethernet.

chromecast ultra

De momento, su mayor virtud es el aumento de calidad asociado a 4K y la compatibilidad con Dolby Vision (HDR) y  (esperemos) HR10, pero en el futuro podrá integrarse con Google Home para convertirlo en un mando a distancia inteligente y mediante voz para el televisor.

El hogar conectado: Google Home

El último de los dispositivos presentados ayer fue el asistente “de mesa”  Google Home. Similar en concepto a Amazon Echo, está pensado para tener un punto de interacción con Google Assistant en el hogar.

Sus micrófonos y altavoces están optimizados para un uso doméstico en habitaciones con ecos, reverberaciones y ruido ambiente de muy diversa índole. El objetivo es hacer que entienda nuestra voz de un modo correcto y sin errores.  Google Home permite consultar información mediante la voz, así como interactuar con dispositivos como los termostatos Nest, el sistema de iluminación Hue de Philips o la plataforma IFTTT, sin olvidar los Chromecast para hacer que sea una especie de “mayordomo” para el hogar conectado.

Es esa integración con terceras partes lo que hace que sea una propuesta mucho más interesante de lo que pueda parecer en un principio. Las posibilidades de uso se multiplican por muchos órdenes de magnitud cuando se integra en servicios como IFTTT, o con dispositivos como Philips Hue.

google home

El precio será de 129$ en EEUU cuando se ponga a la venta en noviembre, sin noticias aun sobre su llegada a España. Queda por ver cómo se va aceptando por otras compañías, pero su potencial es extraordinario. No es una idea nueva, siendo Amazon Echo un pionero incuestionable. Pero sobre el papel la plataforma de Google es más versátil.

Un evento con mucha chicha

Al final, no se habló de Andrómeda, el sistema operativo que supuestamente será una fusión entre Android y ChromeOS, pero lo presentado, a pesar de esperado, encuentra en la IA de Google un nexo de unión que confiere al hardware un atractivo adicional. Google se está posicionando en el punto intermedio entre hardware y software. Una especie de “humanware” donde el objetivo es crear una plataforma universal para manejar información de un modo “asistido” e inteligente.

google assistant

El uso del adjetivo “inteligente” debe manejarse con cuidado. Es diferente hablar de inteligencia artificial que hablar de sistemas expertos. Los sistemas expertos son hábiles manejando grandes cantidades de información, pero no son realmente “listos” en el sentido humano de la palabra. Con todo, Google tienen en su plataforma de Machine Learning una apuesta diferenciadora y útil.

Google Now, con sus automatismos, el subtitulado de imágenes automático, o el asistente que crea películas e historias de un modo autónomo dentro de Google Photos son aplicaciones útiles que hacen que sean buenos servicios. El Asistente de Google es un paso más en esa dirección, donde el hardware es un mero instrumento para acceder a él.

Made by Google supone para Google la entrada en el mercado del hardware cuidado, atractivo estéticamente y con un precio alejado del aura de “baratismo” que tenían los primeros dispositivos de Google. Pero son competitivos y, sobre el papel, pintan bien y merecen ser tenidos en cuenta a la hora de adquirir tecnología, no solo por la electrónica, sino también por los servicios y aplicaciones de Google como argumento diferenciador.

Apéndice: guiños a terceros

Durante la presentación no faltaron algunos guiños a la competencia. Especialmente simpático fue el que hizo referencia al jack de audio, calificado irónicamente como “not new”. El objetivo era ironizar sobre la ausencia del jack de audio en el iPhone 7, por supuesto.

jack audio not new

También se aludió a los dispositivos para realidad virtual que necesitan tener cables para funcionar (como HTC Vive u Oculus Rift), frente a Daydream, donde todo está integrado en el visor junto con el mando inalámbrico.

En cualquier caso, una presentación sin excesivas sorpresas, pero interesante como carta de presentación de Google como compañía con un hardware estrechamente unido al software.