El E3 a examen: así jugaremos online durante los próximos meses - Nobbot

El E3 a examen: así jugaremos online durante los próximos meses

Llevábamos años esperando un E3 como este. La feria de videojuegos de Los Angeles se había dormido en los laureles, arrastrándose con desidia y dando por hecho que tenía a los jugadores en el bolsillo, pero la edición de 2016 ha servido para dar un puñetazo sobre la mesa y demostrar que esta industria está más viva que nunca.

El juego en solitario desborda calidad por los cuatro costados y el juego online demuestra que aún tiene muchos ases guardados bajo la manga, que hay muchas formas de jugar ahí fuera y que ceñirse a las de siempre no necesariamente será buena idea. El E3 2016 nos está sirviendo para comprobar de primera mano y a través de sus juegos hacia dónde va el juego online.

Battlefield 1

Los gráficos podrían serlo todo y eso le serviría a Battlefield 1 para ganarse nuestro corazón, pero que la campaña luzca genial nunca ha sido suficiente. Este juego no se entiende sin su multijugador, y el de la última entrega de la saga parece querer aunar más que nunca ambos ideales. 64 jugadores a la vez y esa cantidad de efectos y partículas en movimiento son buen ejemplo de ello. Los juegos multijugador, además de divertidos, también pueden ser preciosos.

Call of Duty Infinite Warfare

Otro ejemplo de superación es el de la saga Call of Duty, que, aunque parecía no interesar a nadie y está recibiendo el ataque de los trolls de Internet hasta convertir su primer tráiler en uno de los más odiados de YouTube, pretende catapultar su jugabilidad varios enteros. De naves y tiroteos en gravedad cero va la cosa, reafirmando así que siempre hay margen para la innovación, incluso en un sistema de juego online con unas bases muy claras.

Eagle Flight VR

Creíamos que el juego en realidad virtual iba a ser una experiencia muy personal, centrada en las emociones y sensaciones que comporta engañar a tu cerebro haciéndole creer que está en un mundo imaginario. Lo que no sabíamos es que, además de eso, también hay hueco para compartir dicha experiencia con amigos como Eagle Flight VR. La única pega a día de hoy con este tipo de juegos es que no sólo vamos a necesitar estar forrados, también vamos a requerir amigos con la misma suerte.

For Honor

For Honor es uno de esos ejemplos que demuestra que el juego online ya no es un mero añadido para los títulos habituales. Que en el E3 del año pasado se presentase como juego multijugador y que ahora nos muestre cómo será su campaña, deja muy claras qué prioridades tiene la industria actual, una industria que ya no entiende los videojuegos sin una conexión a internet.

Forza Horizon 3

Uno de los grandes avances del juego online en los últimos años ha sido la posibilidad de unirse a la partida de otros en cualquier momento, una idea que sigue creciendo y que en Forza Horizon 3 promete alcanzar un nuevo nivel. Admitámoslo, a nadie le gusta esperar a que su amigo acabe la partida para sumarse a ella, queremos trollearle y queremos hacerlo ya, así que poder hacerlo al instante, esté donde esté, es como volver a inventar la penicilina.

Ghost Recon: Wildlands

En Ubisoft saben muy bien que uno de los grandes éxitos de The Division ha sido el juego en compañía, poder aunar a varios amigos dando caña a los maleantes de turno que se crucen en nuestro camino. Ghost Recon: Wildlands no sólo coge esa idea, la transporta a un universo al estilo GTA en el que las calles asfaltadas se cambian por bosques y desiertos en los que la colaboración entre compañeros puede suponer el éxito o el fracaso de una misión.

Gwent: The Witcher Card Game

Normalmente, esperamos que los juegos vayan de más a menos, que una idea inicial crezca con el tiempo hasta convertirse en algo mucho más grande. Gwent, en cambio, es todo lo contrario. Coge el juego de cartas de The Witcher 3 y aprovecha el éxito que ha tenido en las redes sociales que vitoreaban su jugabilidad. Vista la recepción ¿cómo evitar intentar plantarle cara a juegos como Hearthstone con una idea que no sólo ya se ha vendido, sino que ha resultado ser un éxito?

Minecraft

Cuando Microsoft se dejó un pastizal demencial en la compra de Minecraft, muchos acabamos preguntándonos cómo era posible, cómo iban a estirar un chicle que parecía tener las horas contadas. El E3 2016 ha servido para responder a esa pregunta: añade contenido que instea a los jugadores a seguir jugando y amplía su radio de acción permitiendo el juego multiplataforma.

Quake Champions

Podría decirse que el juego online empezó con él. No sería exactamente acertado, pero creo que todos pensamos en Quake 3 Arena cuando nos viene a la mente el inicio de los eSports. Ahora, con ese trono perdido, id Software y Bethesda se han puesto manos a la obra para recuperarlo con Quake Champions y, francamente, la noticia no podría alegrarnos más.

Scalebound

Otro de los grandes ejemplos de cómo el juego online acabará fagotizando al juego en solitario de este E3 2016 es Scalebound. Los creadores de Bayonetta nos pintan aquí un juego que bien podría ser un título centrado en una campaña para un jugador, pero rompen esos límites permitiendo que su épica crezca varios enteros, dando paso a la unión de amigos a nuestra batalla.

Sea of Thieves

La mítica Rare, que muchos creíamos en horas bajas, podría tener con este Sea of Thieves una oportunidad de resarcirse de sus últimos errores. Este título de piratas y supervivencia en compañía de otros jugadores bien podría ser uno de los próximos grandes éxitos de plataformas como Twitch y YouTube.

Star Trek: Bridge Crew

Antes hablábamos de la realidad virtual y cómo esta puede encararse hacia el juego online. Star Trek: Bridge Crew y su jugabilidad, no nueva pero parece que sí bien implementada, ofrecen un nuevo punto de vista a ese futuro, uno en el que un grupo de amigos puede unirse para comandar una nave espacial en la que cada uno tiene su propio rol.

Steep

Steep, confirmado para las próximas fiestas navideñas, tomará un género tan abandonado y maltratado como el de los deportes de invierno y le dará el toque social que lleva pidiendo a gritos desde que SSX intentase potenciarlo sin demasiado éxito. Ya no sólo se centrará en correr con amigos, también la creación de retos y carreras permitirá que el juego asíncrono alcance nuevas cotas de experimentación.

Titanfall 2

Los platos fuertes siempre deben guardarse para el final, y sería de locos no reconocer que Titanfall 2 ha sido uno de los más importantes de la feria. Corregir errores del pasado y ampliar aún más sus posibilidades son más que suficientes para que todos suspiremos por su llegada. Al fin y al cabo, no todo va a ser experimentar y crear nuevas formas de jugar; si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?