El mundo Pokémon que Nintendo no quiere que veas está en internet

El mundo Pokémon que Nintendo no quiere que veas está en internet, y es una auténtica locura

pika

Hoy llega a las tiendas de forma oficial Pokémon Sol y Luna y, con su lanzamiento, parece que el mundo del videojuego se detiene por un instante para centrarse en la franquicia de Nintendo y olvidarse de todo lo demás. Que la caza de bichos es un éxito sin precedentes no es algo que sólo se mida a través las ventas de los juegos o las multimillonarias cifras cosechadas por su merchandising, si hay un termómetro del que nos fiamos es el de internet, y ahí hay ejemplos de su alcance para aburrir.

Tan largo es ese brazo que a veces es capaz de dar hasta miedo, con los fans llevando su pasión por la saga hasta cotas preocupantes en las que, como cabía esperar, Nintendo ha intentado meter mano para frenar un imparable crecimiento que, según ellos (y no iban demasiado desencaminados) podía dañar la imagen de la franquicia. Esta es la otra cara de Pokémon, el oscuro universo de internet capaz de traumatizarte para que nunca más tengas ganas de abrazar un Pikachu.

Los otros juegos Pokémon

Pero no empecemos por los dramas. Sería de locos no reconocer que también hay cosas buenas sobre la saga en internet. El más interesante de todos, sin duda alguna, es el de los juegos hechos por fans. Creaciones que saltan de las consolas de Nintendo al PC, en las que son los usuarios los que crean nuevos escenarios que recorrer, nuevos Pokémon que cazar e introducen historias que, ojo al dato, incluso pueden llegar a superar a las originales.

En Pokémon Dark Rising, por ejemplo, nos adentramos en una versión muy loca de Pokémon Rojo Fuego, en la que la dificultad se ha elevado hasta la extenuación, se han añadido todos los Pokémon de las siete generaciones y tenemos que lidiar con un equipo de seis legendarios de nivel 99 como broche final.

Pero donde unos meten mano a nivel de contenido, otros cambian por completo el tono del juego hacia algo más oscuro. Pokémon Fusion Generation, por ejemplo, nos cuenta la historia de como Bill, el señor que crea el sistema de almacenaje de los juegos, está utilizando los bichos que le mandamos para crear híbridos demenciales que incluso nos piden a gritos desconosolados una muerte digna en casos en los que los experimentos han salido mal.

También hay huecos para catástrofes que están llevando a la extinción de la mayoría de las razas en Pokémon Reborn, o entrenadores y Pokémon zombificados en un hack de Pokémon Rubí llamado Snakewood. Si buscas una cara más adulta del universo Pokémon y sus historias, no quedarás decepcionado.

La cara humorística de Pokémon

También sobrepasando en muchas ocasiones la idea de una óptica más adulta, internet ha cedido hueco a algunas recreaciones y situaciones relacionadas con Pokémon bastante hilarantes, desde vídeos de humor y una fuente inagotable de memes hasta conversaciones que se van de madre.

Centrándonos primero en eso último, por todos es conocida la pelea de gallos que se montó en un foro en el que, como si de una batalla dialéctica de patio de colegio se tratase, dos usuarios se pusieron de vuelta y media por culpa de cómo uno de ellos había nombrado a un Pokémon. La tenéis aquí y, si aún no la habéis leído, no tienen ningún desperdicio.

Al mundo de las parodias le debemos otro sincero homenaje, y es que en YouTube, especialmente de la mano de aquellos con buena mano para la animación, hay una ristra de vídeos de humor que se acerca al universo Pokémon desde una perspectiva (dejémoslo en) curiosa.

El último hueco cedido por la red de redes para hacernos reír (o llorar) es el de las colecciones de merchandising de algunos usuarios. Algunos guardan hasta cajas de comida relacionadas con el juego e incluso coleccionan los tazos con los que muchos nos obsesionamos por estos lares en su día.

Si Pokémon fuese una película de Tarantino

Cuando a algunos usuarios se les va de la mano el lado más inquietante y desagradable de Pokémon, salen cosas loquísimas como estas. Pokécenter, un cómic de Ray Bruwelheide, es una aventura noir centrada en el universo de Nintendo en el que las mafias utilizan a los bichos para crear atentados terroristas.

Más dura aún es la visión de Pokémon Apokélypse, en el que el mundo Pokémon se ha sumido en el caos y los simpáticos combates de los videojuegos son ahora parte de una red de peleas ilegales en la que los protagonistas de la serie de dibujos tendrán que adentrarse a base de traficar con Pokéballs para salvar a los bichejos.

La palma de todo esto, sin embargo, se la lleva la búsqueda de Pokémon Hentai en Google y sus más de 700.000 resultados en los que la cara porno erótica de la franquicia sale a relucir, en la mayoría de los casos dando pie a auténticas aberraciones que traumatizarían hasta al más entero.

Queda claro que, una vez más, internet no tiene límites y hasta las historias y personajes más adorables pueden tener un lado oscuro y horripilante que arrastre a una legión de fans oculto entre sus páginas. La capacidad humana para corromper nuestra nostalgia no tiene límites.

Imagen | David Szilagyi
En Nobbot | 7 cosas que le faltan a Pokémon GO para ser el juego definitivo