FlixQ, comparte vídeos en alta definición sin restricciones - Nobbot

FlixQ, comparte vídeos en alta definición sin restricciones

Portada FlixQ

Generalmente, compartir vídeos en internet implica optimizar su calidad y duración para que la conexión no se atragante ni ocupemos gigas y gigas de espacio en servidores ya muy saturados. En Anexo M hemos encontrado una interesante alternativa llamada FlixQ que combina varias tecnologías para permitirnos compartir nuestros vídeos tal y como los grabamos, a máxima resolución y con la duración que más nos convenga.

FlixQ ha sido fundado por Gün Sirer, Ryan Peterson y Bernard Wong, tres expertos en computación de la Universidad de Cornell, y lleva poco más de un año funcionando en fase beta, tiempo en el que ha conseguido reunir varios miles de vídeos, en su mayoría provenientes del entorno universitario y educativo.

FlixQ

Una mecánica basada en el P2P

El secreto de la capacidad de FlixQ para albergar archivos del volumen de un vídeo en alta definición es que no basa sus contenidos en un único servidor, sino que los reparte entre todos los equipos de sus usuarios de una forma parecida a cómo funcionan las redes Peer to Peer o P2P.

En la estructrura de FlixQ, cada usuario mantiene en su disco sólo sus propios vídeos, compartiéndolos con el resto mediante computación distribuida. Todo el proceso es controlado y gestionado desde un único servidor que no almacena nada, tan sólo se encarga de repartir los fragmentos de archivo según los usuarios los suben o bajan al sistema.

Esta arquitectura híbrida permite servir contenidos de vídeo de una forma extremádamente eficaz y ágil. El único ‘inconveniente’ de FlixQ, es que para participar de su red es preciso instalar un pequeño programa llamado FlixQ Sidecar. Se trata de un simple administrador P2P similar a los que mueven archivos torrent.

Este programa cliente permite compartir los vídeos desde el propio sistema operativo y con tan sólo un par de clicks, o hacerlo desde el navegador web.

FlixQ

Estructura de red social

Externamente, FlixQ tiene casi el mismo aspecto de una red social como Facebook o un canal de Youtube. Cada usuario dispone de una página de perfil propia en la que colgar algunos datos personales y los vídeos que va subiendo o compartiendo.

Desde esa página podemos asignar a cada vídeo el thumbnail o imagen de cabecera que más nos guste de todo el metraje, así como configurar las opciones de formato para descarga o crear una previsualización en flash para usuarios que no estén registrados y, por tanto, no dispongan del cliente P2P FlixQ Sidecar instalado.

Como toda red social que se precie, es posible establecer distintos niveles de privacidad para cada uno de nuestros vídeos, y compartirlos con toda la red o restringirlos a un puñado de usuarios de confianza. También es posible crear canales específicos con vídeos de la misma temática.

FlixQ

Entorno universitario

La web principal de FlixQ permite acceder fácilmente a los últimos vídeos volcados en el sistema o a los más populares. Una nube de tags, listados de grupos y comunidades y herramientas de búsqueda permiten localizar distintos vídeos con más facilidad.

La gran ventaja de FlixQ sobre páginas tan asentadas como Youtube, Vimeo o Dailymotion es que no restringe de ninguna manera la duración o calidad de los vídeos, permitiendo aún así su visualización en Streaming. Además, su estructura híbrida de red distribuida P2P con un servidor central de control permite que crezca hasta el infinito sin necesidad de invertir cuantiosas sumas en más espacio en la nube.

FlixQ es un proyecto muy vinculado a usos universitarios en distintos campus de estados Unidos como Yale, Stanford o Hardward. Con todo, se trata de un proyecto muy interesante y, de momento, gratuito, que quizá acabe convirtiéndose, con los años, en un nuevo Youtube. De momento es una manera más de compartir nuestros vídeos con amigos, familia o compañeros de trabajo sin que sus conexiones a internet se resientan por ello. Desde Anexo les deseamos a estos emprendedores del vídeo la mejor de las suertes.

  • C. Roberto

    Interesante, ahora sólo me falta la cámara que me grabe en alta definición… a ver si para mi cumpleaños cae!

  • Hay que ver cómo avanzan las cosas. Hace cuatro días estábamos viendo vídeos a resoluciones patateras en los comienzos de YouTube, y ahora lo normal es compartirlos en HD.

  • mrjuansande

    me parece bien todo pero en los videos podemos poner la musica que queremos o hestaremos en las mismas como en facebook o you tube que te desavilitan la suvida de videos si estos llevan musica de otros, es que esto del copiraig es nuestro mayor problema