Las bicicletas son para el verano, pero que sean eléctricas y conectadas al móvil - Nobbot

Las bicicletas son para el verano, pero que sean eléctricas y conectadas al móvil

trefecta

Se aleja bastante de la idea del futuro que teníamos en nuestra infancia, pero los huertos urbanos y el transporte ecológico es lo que nos pilla más cerca ahora mismo de los coches voladores y los robocordones. Puede que no sea igual de espectacular, pero también hay que reconocer que parece un futuro mucho más sano del que imaginábamos.

El mundo de la tecnología nos trae ahora la revolución de un invento que lleva más de 500 años evolucionando, la unión de la clásica bicicleta y el desarrollo del movimiento eléctrico por un bien común, el de transitar por nuestras ciudades de una forma más limpia.

Aunque la idea lleva ya unos años a sus espaldas, es ahora cuando ha explotado por completo uniéndose dos factores importantísimos a la mezcla: la posibilidad de dar forma a una idea con el dinero de la comunidad gracias a plataformas crowdfunding y el uso del teléfono como conexión entre vehículo y conductor. Estas son algunas de las propuestas más interesantes de los últimos tiempos.

Jivr | Bike

Funcionando en modo eléctrico o a base de pedaleos, esta bicicleta eléctrica con batería para 32 kilómetros es completamente plegable y pesa menos de 15 kg. Su gran particularidad respecto a otras bicicletas de este estilo es la conexión a casi cualquier dispositivo, se tu teléfono, tu tablet o tu smartwatch, permitiendo así darte a conocer datos del viaje, calorías quemadas o utilizando el dispositivo como sistema GPS.

Stromer ST2

Con tres niveles de asistencia al pedaleo, una velocidad máxima de 48 kilómetros por hora y una batería que puede alcanzar hasta los 144 kilómetros de autonomía en su modo con menos gasto energético, hay que reconocer que la nueva versión de Stromer es de lo más interesante. La clave, sin embargo, está en la conexión con nuestro smartphone gracias a la unión de Bluetooth, GPS y tecnología GSM para aportar datos a la aplicación nativa.

CMYK 4.0

Con la bicicleta neoyorkina CMYK 4.0 el concepto de la tecnología integrada en la dos ruedas va un paso más allá integrando en sus tripas todo tipo de sensores como giroscopios o acelerómetros que analizarán el terreno para ofrecernos el camino más estable la próxima vez que hagamos un viaje. De todo eso se encarga su aplicación, a la que los usuarios van subiendo sus viajes para que el sistema pueda leer otras alternativas de viaje antes de echarnos a la carretera.

Trefecta E-Bike

Los fanáticos de las modificaciones tienen en la Trefecta a su amor ideal. No sólo es una bicicleta eléctrica de fibra de carbono y aluminio con un diseño rompedor, también lleva el ajuste de los más exigentes a un nuevo nivel permitiendo controlar desde la aplicación del teléfono desde la eficiencia de su batería hasta modificar la suspensión.

Audi E-Bike

¿Hasta dónde puede llegar el uso de la tecnología en una bicicleta? Hasta donde queramos. Buen ejemplo de ello es el último prototipo de Audi, una bicicleta eléctrica que no sólo se encarga de facilitarnos el camino y el viaje, también nos permite hacerlo más divertido presentándonos la primera bicicleta que mantiene los caballitos sin ayuda, todo gracias a una tecnología similar a la incluida en los Segway.

COBI

La última idea que os presentamos ni es una bicicleta ni tiene nada que ver con las Olimpiadas del 92. COBI es un dispositivo que convertirá nuestra bicicleta en inteligente gracias a su adaptador del teléfono para el manillar con luces incluidas. Gracias a los sensores de luz el sistema se encarga de encender las luces cuando toca y además también sirve como alarma si detecta un movimiento brusco. La única forma de apagarla es acercando el teléfono del usuario, detectando así que su dueño ya ha vuelto.