Las mejores distribuciones Linux del momento

Las mejores distribuciones Linux del momento

Las mejores distribuciones Linux del momento
Cuando hablamos del sistema operativo de nuestro ordenador las alternativas suelen ser Windows, Mac o Linux. Dentro de esta última, lo cierto es que tenemos una gran variedad de distribuciones donde elegir, para conseguir la que mejor se adapta a nuestras necesidades. Por eso hoy queremos hacer un repaso a las mejores distribuciones Linux del momento, donde tenemos mucho y bueno donde elegir.

Una de las características de cualquier distribución Linux es que tendremos un entorno de trabajo completo, es decir, un sistema operativo que hace funcionar nuestro ordenador, un escritorio y unos programas para realizar la mayoría de las tareas básicas que ya están seleccionados en la distribución. De esta forma una vez finalizada la instalación podemos comenzar a trabajar, aunque esto no implica que no podamos instalar muchos otros programas que tenemos a nuestra disposición en los repositorios de software, una especie de almacén de programas desde donde podemos seleccionar e instalar en un par de clics.

Ubuntu, la distribución más popular

ubuntu
Podríamos decir sin mucho temor a equivocarnos que Ubuntu es la distribución Linux más popular del momento. Ubuntu es una distribución derivada de Debian, pero que apuesta por conceptos distintos desde hace tiempo y cuyo lema es acercar Linux a los usuarios que tienen menos conocimientos técnicos. Su escritorio Unity dispone de un lanzador de aplicaciones que facilita tener las principales aplicaciones para navegar por Internet, reproductor multimedia o Ofimática siempre a mano.

Es una distribución que apuesta por conceptos de diseño y trabajo diferentes al resto y que busca introducirse también dentro del mundo de los smartphones y los tablets, para conseguir una experiencia de trabajo convergente, donde trabajemos igual desde un smartphone que desde un Pc de sobremesa.

Lo mejor de la distribución es su gran comunidad de usuarios, que nos garantiza un soporte para encontrar respuesta a cualquier duda o cuestión que no sepamos como realizar de forma rápida. Ubuntu saca nuevas distribuciones cada seis meses, con soporte para 18 meses. La actualización de una versión a otra es un proceso sencillo y bastante bien optimizado. De esta forma se garantiza que tiene los últimos “paquetes” o programas siempre actualizados. Si queremos más estabilidad, podemos elegir una versión LTS “Long Time Support” que salen cada dos años y tienen un soporte extendido por cinco años.

Linux Mint, la distribución para los que cambian desde Windows

Linux Mint
Linux Mint es una distribución derivada de Ubuntu. Su objetivo es ponérselo fácil a los usuarios que dan el salto a Linux desde Windows. Para ello tiene un entorno de escritorio más clásico, donde podemos elegir entre Cinnamon o MATE, el primero un poco más atractivo visualmente, pero que replican el sistema de menú clásico de Windows y su botón de inicio… Además apuesta por programas que sean conocidos para los usuarios, que también podrían utilizar en Windows como Thunderbird, Firefox, FilleZilla o LibreOffice, por citar varios ejemplos.

Suele sacar las versiones de Linux Mint, que tiene versiones también con escritorios KDE, Xfce o Lxde, un poco después de que salga la correspondiente de Ubuntu. Lo cierto es que es muy sencillo dar el salto desde Windows, por lo que podríamos decir que cumple bien con su objetivo. Por contra, a la hora de actualizar a una nueva versión, lo cierto es que no tiene un proceso bien depurado. Aunque no tiene una comunidad de usuarios tan amplia como Ubuntu, parte de las dudas que puedan surgir se resuelven igual, al ser una distribución derivada de ésta.

Fedora, la alternativa más enfocada al mercado profesional

fedora
Fedora es la distribución Linux mantenida por la comunidad que se deriva de Red Hat, la versión que está enfocada a un mercado más profesional, tanto en lo que se refiere a servidores como para escritorio. Destaca por la facilidad para implementar políticas de seguridad para los usuarios, como distribución derivada del ámbito profesional. También por la gran estabilidad de la misma, que está pensada para primar más este aspecto que tener los últimos paquetes de software.

Quizás no es la distribución más amigable con la que comenzar en Linux, ni le vamos a sacar todo el partido si no estamos en un entorno profesional o queremos montar una pequeña red de equipos, sin embargo, es quizás una de las mejores si queremos aprender cómo funciona Linux. Podemos elegir distintos escritorios para Fedora. La versión actual disponible es la 20 y es la cuarta distribución más popular dentro del mundo de Linux.

Mageia, la vuelta de Mandriva como distribución

mageia
Mandriva ha sido durante años una de las distribuciones más populares de Linux, pero que no cuajó a nivel comercial y acabó finalmente abandonada. Afortunadamente una series de antiguos trabajadores de la compañía crearon Mageia, una distribución basada en Mandriva y mantenida por la comunidad. Esta distribución lanza una nueva versión cada nueve meses, que tendrá soporte de 18 meses.

La última versión es Mageia 4 ofrece en su instalación desde DVD la posibilidad de elegir el escritorio que deseamos para instalar ya sea KDE, GNOME, XFCE, MATE o Cinnamon por citar sólo alguno de ellos, tanto para arquitectura de 32 como de 64 bits. Esto hace que quizás no sea la mejor distribución para iniciarnos en Linux, con demasiadas opciones que pueden abrumar al usuario que llega a Linux por primera vez. Por lo demás se trata de una gran distribución, una de las más populares que tenemos hoy en día, aunque la mayoría de la documentación y soporte que encontraremos estará en francés, de donde era originaria Mandriva.

OpenSuse, una de las mejores alternativas con KDE como escritorio

opensuse
OpenSuse sería la cuarta gran distribución de Linux disponible, que compite con Fedora y Red Hat a nivel empresarial. Quizás es una de las distribuciones que mejor se integran con el escritorio KDE, que tiene alguno de los mejores programas de Linux, como el reproductor de música Amarok, por citar un ejemplo.

Al igual que ocurría con Fedora, quizás OpenSuse, no sea la mejor distribución para el usuario que se quiere iniciar en Linux, pero tiene opciones muy interesantes si lo que buscamos es una distribución para trabajar en un pequeña empresa, por ejemplo. Empezando por Suse Studio, una opción para instalar el sistema operativo y añadir sólo los paquetes o programas que nosotros deseamos, lo que nos permite tener una distribución prácticamente a medida de nuestras necesidades.

Zorin OS, pensada para el usuario novato en Linux

Zorin OS
Para los usuarios que llegan a Linux quizá una de las mejores distribuciones, junto con la anteriormente mencionada Linux Mint, sea Zorin OS, que actualmente se encuentra en su versión 7. La característica de esta distribución es que tiene versiones gratuitas y de pago. Vamos a centrarnos en la primera, la versión Core, que viene con escritorio GNOME, junto con las principales aplicaciones de uso diario que vamos a necesitar.

Lo primero que notan los usuarios que llegan desde Windows es un entorno gráfico muy similar al que disfrutaban en los sistemas de Microsoft e incluso algunos programas idénticos gracias al uso de WINE. Además es una distribución bastante optimizada para funcionar en equipos con pocos recursos por lo que puede ser una buena solución como sustituto a la falta de soporte de Widnows XP que llega en poco más de un mes.

Openelec, una distribución para usar como Media Center

openelec
Una de las ventajas que nos ofrecen las distribuciones Linux es que tenemos adaptaciones prácticamente para todo tipo de propósitos. Hace poco mencionábamos en AnexoM la posibilidad de utilizar un HTPC para llevar Internet a nuestro televisor. Y tenemos distribuciones pensadas para utilizar como Media Center, como el caso de Openelec, una distribución de Linux que se convertirá en la reina del salón.

Openelec está adaptada para sacar todo el partido a la tarjeta gráfica de nuestro ordenador, pero también las tenemos adaptadas para Raspberry Pi o para Apple TV, para lo que tendremos que escoger la distribución adecuada para ello. Esto facilita que la instalación del sistema ocupe realmente poco y se mueva con gran fluidez. Por lo que respecta al manejo de multimedia utiliza XBMC, una de las mejores soluciones de MediaCenter disponibles en Linux.

Como habéis podido ver, tenemos soluciones de todo tipo, tanto para usuarios avanzados, como para entornos de empresa o usuarios que llegan desde Windows, o los que buscan soluciones que se adapten a las características técnicas de sus equipos informáticos. Tenemos mucho y bueno donde elegir.

En AnexoM | Alternativas para llevar Internet a la tele si no tienes una SmartTv: conectando tu ordenador
Imagen | devianteles