Los electrodomésticos que nunca habrías imaginado que estarían conectados a internet - Nobbot

Los electrodomésticos que nunca habrías imaginado que estarían conectados a internet

5

La tecnología avanza más de lo que nuestras mentes pueden llegar a comprender. Así se explica que un día llegues a casa y te encuentres con que el último electrodoméstico que compraste te comunique su estado cuando ni siquiera has atravesado el portal. Para que lo haga con la voz de una asistente de James Bond, aún queda un trecho, pero estamos más cerca de lo que se piensa.

Todo se lo debemos a lo que se ha acabado denominando como “el internet de las cosas“, objetos que hemos usado durante años sin preocuparnos de si llevaban conexión para comunicarse con nuestro teléfono y que ahora renacen con nuevas posibilidades gracias al auge de este tipo de tecnología.

Si todo esto te suena a chino mandarín, es porque te estás perdiendo uno de los saltos más impresionantes de los últimos años. Puede que nunca lo hayas echado de menos, pero hace falta que recordemos qué llevábamos en nuestros bolsillos hace 20 años; y, desde luego, no era un móvil.

Un horno con recetas

6

Hasta ahora, el proceso habitual para cocinar en el horno era encontrar el libro de recetas de tu madre, precalentarlo a X grados y sentarte delante de la ventana (o tener un olfato de sabueso) para controlar que todo estaba como debía. Ahora el horno se encarga de todo eso por ti.

Desde termómetros que se pinchan en la carne y te avisan con un correo cuando está en su punto hasta hornos capaces de descargar recetas de internet y mantener la cocción en base a las instrucciones, consiguiendo así que lo único que deba preocuparte es meter dentro los ingredientes.

La lavadora ecológica

3

Que una lavadora tenga internet no sólo te permite controlarla a distancia, por ejemplo para conectar ese tipo de programa que necesitas para tus camisas y que no viene por defecto entre los combos habituales de lavado y secado de tu electrodoméstico.

Si está preparada para ese tipo de tecnología, imagina qué más esconde entre sus tripas de hierro. Por ejemplo, un ahorro más eficiente de energía y agua, sistemas de vapor para que planchar nunca vuelva a ser un engorro o, mejor aún si cabe, no tener que preocuparte de la cantidad de detergente que necesita cada carga, porque es la lavadora la que se encarga de analizarlo.

Un cepillo de dientes para niños

4

Repite conmigo: no necesito un cepillo de dientes que esté conectado al teléfono. Tienes toda la razón, pero tal vez la salud dental de los más pequeños de la casa sí necesitaría un empujón.

Lo último en esta clase de inventos es un cepillo infantil que, conectado a una aplicación para smartphone o tablet, se encarga de controlar el movimiento del cepillo y la duración del proceso para animar al niño mediante juegos y sonidos a hacerlo mejor.

La nevera siempre llena

2

Se ha acabado la leche y no has comprado más. ¿Por qué? Por tu mala memoria y por no tener una nevera conectada a internet que se encargue de controlar precisamente eso: las existencias que hay en su interior y lo que queda para que caduquen o se acaben. Imagina ir un paso más allá, que la propia nevera se encargue de pedir la compra por internet para que no tengas que preocuparte de nada.

No queda ahí la cosa, algunas compañías ya cuentan con un sistema de reparación remota mediante el que el electrodoméstico comunica a la central algún error que haya podido detectar en su funcionamiento y, con suerte, incluso se repara mediante un técnico a distancia.

Una aspiradora que cuide de la casa

7

Ahora que ya tenemos aspiradoras que salen de casa para limpiar todo el piso y luego volver a dormir plácidamente mientras se recargan sus baterías, toca ir un paso más allá con algo tan simple como la domótica.

Imaginad que vamos a tener invitados esta noche y no lo teníamos controlado. Nada como programar una limpieza a fondo de toda la casa desde el trabajo para que cuando lleguemos no haya que preocuparse de nada más. O demos otra vuelta de tuerca, que la aspiradora esté conectada a la red y sepa qué ventanas y persianas se han abierto para despejar esas estancias del polvo que haya podido entrar y que, además, tenga una cámara que ayude a vigilar la casa.

Otras locuras de la era de internet

8

Si los electrodomésticos conectados a internet te dejan con cara de asombro, espera a conocer qué otras locuras con internet hay paseando por el mundo. Te sorprenderá saber que ya hay macetas capaces de regar las plantas de forma autónoma y, además, están conectadas a la red de la casa para controlar el consumo de carbono y que nuestras petunias “trabajen en equipo“.

Sin embargo, después del árbol de navidad que se enciende cada que vez que te llega un correo electrónico, lo más loco del internet de las cosas son los pañales. Sí, habéis leído bien, pañales con un chip que prácticamente no encarecería su coste de fabricación y que nos avisarían cada vez que el niño ha sufrido una fuga de aguas menores o mayores.

Creo que ya no te queda ninguna duda de que la tecnología corre más que nuestra comprensión, ¿verdad?