Los mejores navegadores web para niños. - Nobbot

Los mejores navegadores web para niños.

navegaweb

Durante las últimas semanas hemos estado hablando sobre todas esas medidas que podemos tomar, para que los niños puedan aprovechar todas las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías pero sin correr riesgos. Los controles parentales son una gran herramienta que nos van a ayudar a velar por su seguridad pero también existen otras.

Todos conocemos los navegadores web más habituales como, por ejemplo, Opera, Firefox, Chrome, Explorer o Safari. Aunque en algunos de ellos podemos instalar distintos complementos de control parental, existen navegadores creados pensando en la seguridad de los más pequeños. Además de filtrar contenidos y aplicaciones, permiten personalizarlos de manera que resulten más atractivos para un niño. Os presentamos los mejores navegadores web para niños.

KIDO’Z, un navegador basado en iconos

KIDO’Z es el popular y navegador que ya se ha instalado en millones de dispositivos móviles y ordenadores de más de cien países de todo el mundo. Cuenta con una interfaz sencilla basada en iconos que permite a los niños navegar y jugar de una manera divertida e independiente. Está disponible en más de 20 idiomas incluido el Español.

KIDOZ

Lo primero que tenemos que hacer es configurar una cuenta como padres. El navegador trae varias páginas predeterminadas pero desde el control parental, podremos añadir o eliminar las páginas que deseemos y seleccionar el tiempo máximo que queremos que nuestros hijos puedan conectarse a Internet. KIDO’Z soporta el modo online y offline, para que los niños puedan acceder a algunas funciones incluso sin conexión a Internet.

Zoodles, diferentes opciones para cada niño

El navegador Zoodles se caracteriza porque permite guardar configuraciones diferentes para cada niño ya que no todos tienen la misma edad o los mismos intereses. Cada niño tiene su área personal al que podrá acceder simplemente haciendo clic sobre su fotografía. Cuenta con una interfaz sencilla en la que no hay barras de dirección ni de navegación.

Zoodles

Todo el contenido de este navegador ha sido analizado por expertos educadores y clasificado según su nivel educativo. Zoodles es uno de los navegadores más completos que he encontrado. Cuenta con un gran número de características como la de contenido para promover asignaturas determinadas, la posibilidad de grabar cuentos para nuestros hijos, vídeos educativos o la función Family Connect, que ayuda a los miembros de la familia a permanecer en contacto.

Zac Browser, todo un ejemplo de buen hacer

Zac Browser es un navegador web creado para niños con autismo. Permite a los niños jugar y llevar a cabo diferentes actividades basadas en sus intereses de manera segura y agradable. Además, cuenta con una red social donde los padres de los niños puedan compartir experiencias, herramientas y recursos para formar una comunidad informada.

Zac Browser Gold

Este navegador, el cual está disponible para ordenadores y tablets, al igual que KIDO’Z se basa en clics de ratón y es compatible con pantallas táctiles. Todo el contenido ha sido cuidadosamente seleccionado y tenemos la opción de activar o desactivar diferentes apartados en función de las necesidades de cada niño.

KidZui, un navegador para niños diferente

Visita los sitios web más populares o juegos online y guarda tus favoritos para disfrutar de ellos más tarde. A diferencia de otros navegadores, KidZui permite introducir las direcciones URL, proporcionándonos sugerencias según vayamos escribiendo. Es el navegador para niños que más se parece a los habituales, pero garantizándonos que todo el contenido al que podrán acceder será seguro.

kidzui

Aunque a través del navegador los niños pueden acceder a vídeos de Youtube y de otros proveedores, los padres pueden respirar tranquilos ya que todos los juegos, sitios web, imágenes y vídeos, han sido aprobados por el equipo de KidZui, padres y profesores.

Imagen de portada | Me pronuncio

También en Anexo M | La seguridad de los niños en Internet

  • Gracia García

    Desconocía por completo que hubiese navegadores específicos para niños. Todo un acierto, la verdad.