Larga vida a Mario, el fontanero más longevo de los videojuegos - Nobbot

Larga vida a Mario, el fontanero más longevo de los videojuegos

Este es Mario, un fontanero italiano (pero diseñado por un japonés) que protagoniza más de 100 títulos de diferentes videojuegos. Con más de 25 años a sus espaldas, este personaje parece no perder un ápice de agilidad y sigue reinando los juegos de plataforma.

El casero que puso nombre al personaje

Cuentan que Nintendo en Estados Unidos estaba trabajando en distribuir sus juegos cuando el dueño del almacén reclamó el pago del alquiler, que se estaba demorando.

En aquel momento, Donkey Kong era el título más exitoso de la factoría japonesa, aunque ya se trabajaba en otros personajes, como Jumpman.

El propietario del cuartel general de Nintendo en Estados Unidos se llamaba Mario. El personal de Nintendo empezó en broma a llamar Mario al personaje Jumpman, que ya aparecía en algunos juegos, y acabó dando nombre al personaje.

El primer título en el que apareció Mario fue en Donkey Kong Jr, la secuela del que, hasta entonces, era el videojuego más exitoso de la factoría Nintendo.


Desde entonces, el fontanero más famoso de los juegos ha evolucionado mucho, tanto en retos y tipos de juegos como en su aspecto gráfico. Pero su esencia sigue siendo la misma.

La saga continúa

En 1981 aparecía Jumpman o Mario, para dos años más tarde hacer su irrupción Mario Bros. En él aparece también por primera vez el hermano de Mario, Luigi. Dos años después llegó Super Mario Bros, que fue la primera visita al Reino de los Champiñones, donde Mario había ido a rescatar a una princesa en peligro, que había sido secuestrada por Bowser.

Como en las buenas series y películas, Mario también ha dado para spin-off, secuelas y casi precuelas. A raíz del éxito de este personaje han aparecido tantos como títulos disponibles: Luigi (su hermano), Wario (su alter ego), Toad, Yoshi, Peach, goomba, Koopa Troopa…

Además, los títulos de este personaje están disponibles para infinidad de consolas e, incluso, hay versiones en las que puedes recrearte si lo que te gustan son la apariencia más retro del personaje.

Una plataforma sin fin

Aunque con excepciones (por ejemplo, Mario Karts es el típico juego de carrera de coches), en general los de Mario son juegos de los denominados de plataformas, en los que hay que caminar, correr, saltar o escalar sobre una serie de plataformas (de ahí su nombre) o niveles.

A lo largo del camino, el protagonista se encuentra con diversos enemigos, obstáculos y trampas. Al mismo tiempo, suele ser necesario recoger objetos para poder completar el nivel, en los que también suele haber obstáculos, pasadizos secretos y puertas traseras.

Una de las particularidades de los títulos de Mario es que, frente a videojuegos actuales que son violentos o deportivos, los de Mario siempre han sido buenos, con una diversión limpia y apta para toda la familia, sin caer en la simplicidad y la ñoñería.

Los juegos no dependen realmente de una línea de la historia para progresar, debido a esto Mario tiene un atractivo universal. Él es un personaje de videojuegos adecuado para todas las edades. Parte de su atractivo reside en las tierras fantásticas donde se desarrollan sus aventuras. Los juegos de Mario están disponibles en la mayor parte del mundo, en muchos idiomas diferentes y en muchas consolas de juegos diferentes.

Entendiendo cómo es su imagen

Aunque su imagen ha ido también evolucionando conforme se ha ido desarrollando y mejorando la tecnología, lo cierto es que la apariencia de Mario es radicalmente opuesta a la que podemos ver en otros personajes, como Lara Croft.

Uno de sus principales rasgos característicos es su sombrero, que tiene un objetivo claro: evitar la dificultad de mover el pelo cuando se desarrolló inicialmente el personaje. Además, su creador, Miyamoto le dio a Mario un bigote y una enorme nariz para que la nariz de Mario se notara más.

En cuanto a su ropa, Mario siempre lleva un mono vaquero que permite que sus movimientos de brazos y brazos sean más visibles. Mario empezó con una camisa azul y un traje rojo en Donkey Kong y Donkey Kong Jr., pero el esquema de colores cambió a una camisa roja y al mono azul cuando Mario Bros llegó a los videojuegos. Cuando Super Mario Bros. salió para Nintendo, Mario tenía su mono rojo original, pero una camisa pardusca. En Super Mario Bros. 2, Mario volvió a su segunda camisa de color rojo, su mono azul y no ha cambiado desde entonces.

Un Príncipe de Asturias

Shigeru Miyamoto es el padre de la criatura y fue galardonado en 2012 como Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Diseñador de personajes y juegos mundialmente conocidos, la organización de estos premios valoró de él el ser el “principal artífice de la revolución del videojuego didáctico, formativo y constructivo”.

Miyamoto es, para muchos, el padre del videojuego moderno, logrando generar títulos que enganchan a personas de todas las edades, generando nuevas formas de comunicación y de relación, capaces de traspasar fronteras ideológicas, étnicas y geográficas.

En Nobbot | El mundo Pokémon que Nintendo no quiere que veas está en internet, y es una auténtica locura

Fotos Pixabay y SuperLuigiBros