Si no te han matado en Internet, no eres nadie - Nobbot

Si no te han matado en Internet, no eres nadie

A lo mejor tú te consideras una persona popular, incluso famosa. Eres artista, músico, deportista o tienes algunas habilidad especial que nadie puede imitar. Bueno, pues no te subas a la parra tan rápido. ¿A ti te han matado en Internet? ¿hay alguien que haya publicado un tuit o un mensaje en Facebook en el que se anunciara tu falsa muerte? Si la respuesta es no, entonces, amigo, no eres nadie.

Me han matado, pero estoy vivo

El mundo de Internet nos ha traído un montón de curiosidades y rutinas nuevas, que, si nos las hubieran contado hace unos años, nos habrían hecho reír a carcajadas. Uno de esos “deportes” que se ha puesto de moda es anunciar en redes sociales que un personaje popular ha fallecido. Si es muy famoso o muy polémico o muy algo, mejor que mejor. Nadie sabe muy bien cómo se crea esta bola de nieve.

La cosa es que se lanza el rumor, seguramente, por parte de alguien con un particular sentido del humor o con interés en promocionar su web y, después, ya sabéis: ¿Habéis oído decir eso de que las noticias en Internet corren como la pólvora? Nadie lo contrasta ni busca la confirmación. Es más interesante darle al clic, compartir y retuitetar, que todo el mundo se entere. Después, cuando se anuncia que era mentira, todos aparecen como inocentes. A ellos también les engañaron.

Música desde la tumba

#Sunset in #heaven

Una foto publicada por Ricky (@ricky_martin) el

En esto de gente a la que han matado en Internet también hay niveles, claro está. No todos pueden ser como Lady Gaga, a la que matan más o menos, una vez al año. La diva pop es actualidad en cada una de sus apariciones y muchas páginas y cuentas en redes sociales se han ganado un buen puñado de “likes” tras publicar la noticia de su muerte. Además, gusta inventar detalles escabrosos que adornen la cosa, como en la noticia que se publicó en diciembre de 2011, en la que se aseguraba que se había encontrado su cuerpo en Tokio y que no se conocían muchos datos, pero sí que tenía atadas las muñecas y los tobillos, o sea, se insinúa un suicidio o un accidente sexual pero, por otro lado, no se está dando la cara… La cantante también habría “muerto” en mayo de 2013 y en abril de 2015.

Cuando se producen este tipo de hechos, es muy importante la reacción del supuesto muerto, pues si sabe hacerlo con humor, que le hayan matado en Internet puede convertirse en algo hasta “beneficioso”, una muestra del tipo de persona que es. Ricky Martin se metió a todos en el bolsillo (fans y no fans) cuando desmintió su muerte en enero de 2015 publicando unas fotos de sus vacaciones. “Hola desde el cielo” fue el escueto y contundente mensaje de Martin, que aparecía con una sonrisa de lado a lado. Poco le habían afectado los rumores.

Los artistas españoles no se libran de que los maten por Internet. De hecho, hay cierta querencia por algunos cantantes. Éste es el caso de Melendi y el hashtag #DEPmelendi, que debe de parecer muy divertido a algunos porque no paran de usarlo una y otra vez, así sea sólo para “chinchar” a los fans. Hasta tal punto llega el número de veces que lo han matado que incluso la cuenta de Twitter de la Guardia Civil ha tratado de mediar.

El actor que no protagonizó su propia muerte

Cuando un famoso muere, y otro también, se produce una extraña fiebre que busca que se cumpla “la regla de los tres” que viene a decir, resumiendo mucho, que los artistas mueren de tres en tres. En fin, en julio de 2009 vivíamos un colapso mundial a causa del fallecimiento del rey del pop, Michael Jackson. Además, el mismo día, también perdíamos al ángel de Charlie Farrah Fawcett. Pues bien, ahí fue cuando algunos se empeñaron en decir que el actor Jeff Goldblum había muerto en Nueva Zelanda mientras rodaba una película. Pero lo verdaderamente peculiar fue lo que vino después, Goldblum apareció en el programa ‘The Colbert Report’ para explicar que, obviamente, no había muerto. Y cuando el presentador le enseñó un vídeo con la noticia de su defunción, Goldblum echó mano de un soberbio sentido del humor para afirmar “Pues sí que estoy realmente muerto. Siento haberte dicho lo contrario”.

Otro al que han matado un par de veces en Internet es el actor Jackie Chan, que con su profesión de actor en películas de acción parece prestarse de maravilla a este tipo de bulos. La conmoción causada por su supuesta muerte en 2011 provocó que el propio Chan publicara un desmentido en su cuenta de Facebook. Y es que este tipo de informaciones están muy bien trabajadas, pues hasta se incluían supuestas muestras de condolencias de compañeros de la profesión o del presidente del gobierno. El año pasado, surgió la misma noticia: Chan había muerto de un ataque al corazón y, sin ningún pudor, se volvieron a mencionar las mismas y exactas condolencias. Y en febrero de este año, un accidente en un rodaje volvía a provocar cientos de rumores.

No se libran ni los políticos

Cuando buscas información sobre un hecho, muchas veces te dicen “pero no te fíes de la Wikipedia”. Bueno, Wikipedia es una página en la que muchos autores vuelcan un deseo divulgativo sano y encomiable, pero, claro, luego hay casos como el de la supuesta muerte de Aznar, en donde se ve bastante mala leche por los cuatro costados. En 2011, la versión en inglés de la web decía que el ex presidente español había fallecido. No contentos con eso, también comentaban que el deceso se había producido en un accidente de tráfico puesto que conducía tras haber consumido vino, en clara referencia a las polémicas declaraciones de 2007, en las que cuestionaba las campañas de la DGT.

Seguramente, el día que fallezca Fidel Castro, muchos aguardarán varias horas a pronunciarse sobre la noticia, pues tantas han sido las veces que Internet ha matado al cubano que es difícil creer y se buscará la confirmación oficial. La supuesta muerte de Fidel, de la que tuvimos un último episodio el año pasado, incluye además una peculiaridad que hace la noticia más real y efectiva, pues suele aportar imágenes del cuerpo, en un alarde de ingenio de dudoso gusto.

Este muerto… ya está muerto

Nos hemos dejado para el final un nuevo tipo de fake en Internet. Si anunciar la falsa muerte de alguien ya parece escabroso y retorcido, atención a lo que le pasó con el mítico payaso de la tele. En octubre del año pasado, saltaba la noticia de que había muerto. El trending topic no se hizo esperar y todos lamentaban tan trágica pérdida. Hasta aquí todo normal, si no fuera porque Miliki falleció en 2012 y cuando se difundió esta segunda muerte, ya habían pasado tres años. En fin…

En Nobbot | Así son las firmas más originales de 17 famosos