Navegadores alternativos a los más utilizados en Linux

Ya hemos hecho un repaso presentando distintas alternativas a los navegadores habituales en nuestro día a día, Internet Explorer, Firefox, Chrome, Safari u Opera. Disponemos de distintas opciones que nos facilitan la navegación dependiendo de nuestras necesidades, pero todas ellas tenían un punto en común. Estaban realizadas para sistemas Windows, con lo que el resto de sistemas operativos quedaban fuera de su ámbito. Por eso hoy vamos a presentar navegadores alternativos a los más utilizados en Linux.

Y es que aunque muchas de las alternativas que os hemos presentados estaban basadas en los navegadores Firefox o Chromium no han traspasado las fronteras de los sistemas Windows, y no ofrecen una alternativa para aquellos usuarios que usan Linux como sistema operativo. Aquí tenemos que hacer un excepción con SR Iron, que si está disponible tanto para Linux como para Mac. Los usuarios de Linux tienen como navegadores más extendidos a Firefox y Chrome que junto con Opera reúnen la mayor cuota de usuarios.

Vamos a ver que alternativas tenemos disponibles en dicho sistema:

Flock


Se trata de un navegador pensado para aquellos usuarios amantes de las redes sociales, por lo que es conocido por muchos como el navegador social. Actualmente se basa en el motor Gecko, pero con el paso a la versión 3.0 se cambiará al motor Webkit. Admite extensiones pero por el momento su número es muy reducido.

Entre las principales características que nos permite este navegador podemos destacar su integración con YouTube, Flickr, Facebook, Twitter, Blogger o Gmail donde podemos tener notificaciones de actualizaciones de dichos servicios o intercambiar con ellos textos o fotos directamente. Por lo tanto, a la vez que disponemos de un navegador también tenemos un cliente para manejar nuestras redes sociales. Muy interesante para los SEO o Comunity Manager.

Más Información | Flock

Midori


Se trata de una navegador que también utiliza Webkit como motor. Aparece como navegador de referencia en el escritorio XFCE por su ligereza y la forma de trabajar que tiene. Sin duda es un navegador web simple y sencillo que destaca por trabajar muy bien en su parcela. En su sencillez están sus principales virtudes puesto que no es demasiado complicado con muchos complementos sino que se centran en realizar bien su trabajo.

Más Información | Midori

Konqueror


Es una de las razones que arrastran a muchos usuarios a adoptar el escritorio KDE, se trata de un navegador, ya sea de archivos ya sea de páginas web, que nos facilita el trabajo de movernos por los archivos, ya estén estos en nuestros ordenadores o en la web. Está basado en el motor WebKit lo que hace que su velocidad sea bastante buena.

En su dualidad de navegador de archivos, navegador web están sus virtudes y sus defectos pues a muchos usuarios no les gusta dicha característica mientras que otros no pueden vivir sin ella. Personalmente es una cuestión que me gusta bastante y que una vez te acostumbras, y realmente tardas poco, es muy útil.

Más Información | Konqueror

Epiphany


Es uno de los navegadores de referencia para los usuarios de escritorio Gnome y podríamos decir que es a Gnome lo que Konqueror a KDE, aunque no ejerce la funcionalidad de navegador de archivos. Desde la versión 2.28 lleva el motor Webkit, dejando atrás su trabajo con Gecko. Admite extensiones, aunque estas no son tan numerosas como Firefox.

Entre algunas características podemos citar los marcadores categorizados, navegación con gestos de ratón. Destaca sobre todo por su simpleza y rapidez haciendo que su uso sea recomendable para los usuarios de este escritorio como alternativa a los habituales. No hace nada especial, pero todo lo que hace lo hace bien, por lo que su uso es muy recomendable.

Más Información | Epiphany

En AnexoM | Navegadores alternativos a los más utilizados (II)

  • Reconozco que al principio la propuesta de Flock me pareció un poco “chufa”, pero con el tiempo está quedando claro que puede ser una herramienta con mucho que decir, al menos mientras dure el boom de lo social.

    No aspirará a convertirse en uno de los grandes, pero siempre contará con su nicho satisfecho.