La bola de cristal no funciona: predicciones tecnológicas incumplidas

La bola de cristal no funciona: estas son algunas predicciones tecnológicas incumplidas

La tecnología nos ayuda en nuestro día a día, pero a lo largo de nuestra vida hemos visto muchos ejemplos del caos que se produce cuando algo no funciona. Es entonces cuando alguien suele comentar aquello de “esto no pasaba cuando se hacía con papel y lápiz”.

Lo cierto es que nuestra dependencia tecnológica es cada día mayor, y eso a pesar de los catastrofistas que pronosticaban (y siguen haciéndolo) aquello de que “el milenarismos va a llegar“. Por eso hemos decidido hacer un repaso a las mejores predicciones incumplidas sobre el caos (o no) que la tecnología iba a acarrear.

Está claro que no todas van a ser negativas, algunas desde luego nos encanta que no se hayan cumplido, mientras que otras suponen un tremendo fastidio que no se hayan hecho realidad. Vamos a ver algunas de ellas.

El efecto 2000 que haría que el mundo entrase en colapso

Ya lo pronosticaba Fernado Arrabal en 1989: el milenarismo, la llegada del año 2000 (al igual que ocurrió mil años antes), traería un sinfín de desastres. Entre ellas, una de las profecías que más revuelo formó en su momento fue la del Efecto 2000, también conocida como Y2K. La teoría era muy sencilla y se basaba en que con el cambio de milenio los ordenadores contarían de nuevo el año 00, volviendo a la fecha de 1900. Esto se debía a que en los sistemas informáticos más antiguos, equipos con poca memoria y poco espacio, los programadores diseñaron la fecha guardando sólo los dos últimos dígitos, claro que ninguno de ellos pensaba que los sistemas que estaban diseñando estarían todavía en uso en el año 2000.

Se vaticinada que las consecuencias iban a ser catastróficas. Centrales eléctricas y nucleares que no funcionarían, la bolsa no podría operar, los sistemas de emergencias se verían comprometidos, etc. Se creó una psicosis global, que hizo que en Estados Unidos se gastaran un total de 93.379 millones de euros por las 67.595 de pérdidas que se hubiesen registrado en el peor de los casos. A nivel mundial, la diferencia fue aún mayor: el gasto total alcanzó los 214.634 millones de euros por la pérdida potencial de 165.156 millones. Los efectos reales fueron mínimos.

Una enorme tormenta espacial nos devolverá a la Edad Media

satelite

Últimamente, muchas de las predicciones catastrofistas tienen como protagonista al espacio. Si de pequeños ya nos impactó aquello de que los dinosaurios desaparecieron por el impacto de un cometa, en los últimos años, la Tierra también “ha esquivado” varios cuerpos celestes con (afortunadamente) mala puntería.

Si embargo, otras veces el impacto pronosticado no era contra nuestro planeta, sino contra los satélites que gravitan a su alrededor. Así, la propia Nasa ha alertado en alguna ocasión de los daños que pueden sufrir los sistemas de telecomunicaciones de todo el mundo a raíz de tormentas espaciales u otros impactos. Por ejemplo, en 2011, se alertó de “una catástrofe mundial por la llegada de una enorme tormenta espacial” en 2013, que dañaría los sistemas de emergencia, equipos hospitalarios, sistemas bancarios, ordenadores, GPS y un largo etcétera que nos devolvería a la Edad Media.

La ley de Moore de los procesadores informáticos

procesador

Vamos con otra que de momento sí se cumple. Es la conocida como ley de Moore de los procesadores, que expresa que aproximadamente cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador. Esto implica que cada dos años tenemos máquinas más potentes que las anteriores y su precio baja de forma exponencial.

Es una ley empírica que formuló Gordon E. Moore, confundador de Intel, en 1965. También es cierto que el propio Moore le puso un límite a su teoría, ya que no durará más allá de 20 o 30 años, al surgir una nueva tecnología que sustituya a la actual.

640 KB deben ser suficientes para cualquier persona

640kb

Atribuida erróneamente a Bill Gates, se trata de una frase que se pronunció en los años 80, durante el apogeo de los primeros PC de IBM. 640 KB de espacio de almacenamiento hoy parecen insignificantes y cualquier PDF ocupará más de esta cantidad. Sin embargo, en los años 80, donde los documentos que se enviaban eran fundamentalmente de texto y hojas de cálculo, parecía un espacio inmenso.

Después, hemos visto como los discos duros crecían sin parar y, lo que hasta hace bien poco nos parecía inmenso (1 TB), hoy es el estándar de almacenamiento de cualquier ordenador doméstico o nos lo ofrecen gratis en la nube. A este ritmo puede que no tardaremos mucho tiempo en ver equipos con 1 Petabyte de espacio.

En dos años se acabará con el spam

Esta sí es de Bill Gates y lo cierto es que es una de esas que nos gustaría que se hubiese cumplido. No hay nada más molesto que los correos no deseados que llegan a nuestro buzón. Molesto para el usuario doméstico, pero un problema en las empresas, en las que, además de un riesgo para la seguridad, supone un lastre para la productividad de los empleados que les hace gastar millones para tratar de solucionar este problema. La frase la pronunció en 2004, por lo que está claro que subestimó el problema del spam.

Así imaginaba Apple el futuro de la informática en 1987

Apple siempre ha tenido la fama de ver el futuro de la informática con más claridad que sus competidores. En este vídeo de 1987, desde esta empresa se imaginaba cómo serían algunos dispositivos en 2011. Aparece un rudimentario iPad, con un asistente personal tipo Siri, con el que mantienen una conversación en lenguaje natural, algo que todavía no han conseguido pulir del todo. También realizan videoconferencias y Siri muestra datos que posee sobre diferentes aspectos, todo ello con un manejo táctil del dispositivo.

Lo que no imaginaron fue un buscador de Internet como Google, la cantidad de información que tendríamos a nuestra disposición o cómo evolucionaría el hardware para tener un dispositivo mucho más fino, más ligero y manejable que el ordenador libro que aparece en el vídeo. Ni siquiera ellos pudieron imaginar la evolución del hardware que permitiera las tablets de hoy en día.

El iPod nunca triunfará

ipod

Esto fue lo que pronosticó Alan Sugar en 2005 y está claro que el magnate no calibró bien el alcance del nuevo dispositivo presentado por Apple que venía a sustituir a los MP3 que por entonces teníamos y acabar con otras propuestas como el miniDisc. No sólo dijo que no triunfaría, sino que la predicción hecha en febrero de ese año lo daba por muerto para las navidades de ese mismo año. Lo cierto es que el olfato que tuvo a la hora de fundar en 1968 Amstrad y entrar en los años 80 como uno de los principales actores de la computación doméstica le falló en este caso.

El teléfono es para los Yankies

telefono

Pero en lo que se refiere a la tecnología, los agoreros llevan pronosticando desde hace muchos años que no necesitan nuevas máquinas. Un ejemplo es el vaticinio de Sir William Preece, director del Post Office británico, quien en 1878 pronosticó que:

Los americanos necesitan el teléfono. Nosotros no. Nosotros tenemos carteros de sobra

Hoy es muy fácil ver su error, pero diferentes compañías tecnológicas no han sabido adaptarse a los cambios que han surgido. Un ejemplo, Nokia y BlackBerry, que dominaban la telefonía móvil antes de la llegada del iPhone y no supieron adaptarse a las nuevas reglas que se imponían.

En el futuro sólo trabajaremos 15 horas a la semana

trabajo

Y esta es quizá la predicción que muchos esperan que se cumpla en algún momento. No la realizó alguien relacionado con la tecnología, sino el prestigioso economista inglés John Maynard Keynes, que publicó un ensayo en 1931 donde pronosticaba que en los siguientes 100 años la productividad y el ingreso se multiplicarían gracias a la tecnología. Y, gracias a ello, podríamos satisfacer nuestras necesidades básicas trabajando sólo quince horas por semana, liberando tiempo libre para el ocio.

Más de 80 años después todavía seguimos trabajando 40 horas a la semana y no parece que vaya a mermar en el futuro, sino más bien lo contrario. Esperamos que esta vez el que se equivoque sea yo.

En Nobbot | Shever | Los ordenadores míticos que prometía la ciencia ficción: ¿qué profecías se han cumplido?
Imágenes | blickpixel | JasonPinaster | NASAmikefoster | FirmBee | MikeBirdy