La sociedad de la Información en España: así somos y así seremos en 11 tendencias - Nobbot

La sociedad de la Información en España: así somos y así seremos en 11 tendencias

Hace unos días se hacía público el informe «La sociedad de la Información en España 2016» (SIE 2016), un recopilatorio de los pasos dados en 2016 en tecnología, así como las tendencias futuras de las TICs para 2017. Una suerte de prospectiva que año tras año presenta Telefónica de la mano de expertos nacionales e internacionales.

Es complicado sintetizar casi 300 páginas de informe con avances técnicos y tendencias. Aquí aparecen, de entre todas, las que hemos considerado más llamativas. Empezando por los hitos conseguidos en 2016 y terminando por las tendencias tecnológicas para el 2017.

Se reduce la brecha digital en personas mayores

Es uno de los datos más sorprendentes. Mientras que el sector de las tablets experimenta (en general) un declive en las ventas, su uso ha aumentado en un 219% en mayores de 65 años.

Esto ayuda a que esta franja poblacional acceda al mundo digital y que use Internet, donde el acceso a la información bancaria está a la cabeza en sus hábitos digitales.

En España podemos sentirnos orgullosos no solo de frenar la brecha digital, sino de reducirla, mientras que en otros países el desconocimiento sobre el uso de Internet es alarmantemente alto, poniendo en peligro la propia red.

Los internautas están preocupados por su privacidad

El 80,3% de los internautas muestran una elevada preocupación por la privacidad.

El 82,2% considera que los datos personales deberían estar protegidos; el 77,8% dice lo mismo de las fotografías; y el 67,9% añaden el historial de navegación y el historial de búsquedas.

Pero vamos más allá. No solo no confiamos en «Internet». La desconfianza por parte de los usuarios es tal que solo el 17,4% estaría dispuesto a que las administraciones públicas accedan a sus datos. Una cifra que asciende al 41,9% cuando hablamos de los cuerpos de seguridad.

tecnología en seguridad

En líneas generales, tenemos en gran estima nuestra privacidad. Tanto es así que el 87,9% de los internautas opina que debería ser posible identificar y borrar sus datos personales de Internet. Un porcentaje que despunta al 91,2% en caso de las mujeres. El derecho al olvido es importante para los españoles.

Frente a esto no deja de ser curioso que casi nadie lea los Términos y Condiciones de las aplicaciones que instala. Un 62,7% admite no hacerlo pese a que muchas aplicaciones piden permiso para vender datos personales a terceros.

El formato vídeo gana peso frente al texto

Si en el Internet de 2015 primaban todavía los contenidos en texto, ahora el vídeo pasa a un primer plano. Probablemente debido a un aumento considerable de la velocidad de conexión y al estándar HTML5 adoptado por muchos navegadores.

Pero no hablamos solo del visionado de videoclips, series y películas, o la realización de videollamadas entre smartphones.

Internet se ha puesto en primera fila de la enseñanza, desbancando incluso medios tradicionales como las clases presenciales en academias y centros de estudio. Incluso algunos han trasladado a YouTube las lecciones. En este contexto los MOOC (cursos masivos online y abiertos) han ganado una relevancia inmensa a la hora de aprender.

Tanto es así que el 95,1% de los jóvenes entre 14 y 19 años usa Internet para acceder a vídeos de carácter formativo. La realidad actual requiere de una formación continua, por lo que no es de extrañar que haya un interés en estudios extraescolares.

Las redes de nueva generación superaron al ADSL

El ADSL sigue en el ideario colectivo como una tecnología de última generación, algo muy lejos de la realidad. Los suscriptores de banda ancha que utilizan verdaderas redes de nueva generación, como fibra óptica (FTTH) o híbridos de fibra y coaxial (HFC), superó por primera vez al número de suscriptores de tecnología ADSL.

tecnología FTTH Y HFC SUPERAN ADSL

Esto ocurrió a mitad de año, en agosto de 2016. El mismo informe destaca que España sigue a la cabeza de despliegue FTTH desde que nos pusimos en primera posición en 2014. En España hay más clientes de fibra óptica que los que hay en Francia, Italia, Reino Unido y Alemania juntos.

Con respecto a la cobertura móvil para los smartphones, tablets y otros dispositivos, en junio se alcanzó el hito de dar cobertura 4G al 95% de la población española.

La televisión de pago despega acompañada de Internet

La tendencia se inició en 2012. Junto a los paquetes de Internet se empezaban a contratar otros de vídeo y canales privados. Hacia junio de 2016 el 76% de los contratos con operadoras se contrataba en un paquete convergente que incluía acceso a Internet de banda ancha y televisión de pago.

La entrada de grandes distribuidoras de contenido como Netflix, HBO y Amazon Prime Video (en ese orden) han ayudado al sector a estabilizarse y a que exista una competencia real por ofrecer canales de alta calidad. Esto ha bajado los precios y aumentado la demanda lo suficiente como para que un gran número de clientes hayan dado el salto a este tipo de servicios.

Han sido cruciales varios hechos, como que todas estas nuevas plataformas han aumentado la producción de contenido propio; muchas han añadido la opción de visualizarlo sin conexión; y casi todas ellas recomiendan contenido al espectador en función de sus visionados previos.

La mensajería instantánea se extiende a todos los sectores

La mensajería instantánea es usada por el 94% de los usuarios españoles, donde WhatsApp sigue siendo el rey. Pero resulta curioso que hoy día los usuarios usen estos medios de mensajería instantánea para comunicarse con las empresas. Un 65% de los usuarios admite hacerlo.

tecnología mensajeria instantanea

Millones de mensajes intercambiados en los distintos medios. Fuente: SIE 2016.

Esto abre oportunidades de comunicación para las empresas. Mientras que las redes sociales fueron el boom de la comunicación en 2013-2015, parece que de 2016 en adelante este tipo de mensajes tendrán una importancia crucial para hablar con los clientes.

El Big Data ya es una realidad

El Big Data no será una tendencia ni un sector futuro. Ya se usa en casi todas las empresas, a mayor o menor nivel. Evidentemente las pymes tendrán bases de datos mucho más pequeñas que las empresas medianas o grandes.

El estudio arroja un dato que parece marginal, como es que el 13% de las pequeñas empresas y el 26% de las medianas usan de manera habitual técnicas de reconocimiento de patrones. Pero deja fuera aquellas que usan los datos cada pocos meses o al cierre del año.

Aunque suene a gran concepto, el Big Data, acompañado del data mining, no es sino sacar resultados estadísticos de grandes volúmenes de datos. Y esto existe en prácticamente todas las pymes, aunque sea en forma de tabla de Excel o como resultado del software de facturación que devuelve los productos más vendidos o los clientes con más compras.

La realidad virtual se volvió una realidad

Pokemon Go nos cogió a todos (a sus creadores incluidos) de sorpresa. Este juego, que integraba un mundo virtual como una capa más de la realidad en la que nos movemos diariamente, consiguió más usuarios que Twitter en los primeros 10 días de funcionamiento. Y eso que tardó semanas en llegar a algunos países.

tecnología VR

Lo que empezó con las gafas asequibles Cardboard de Google en 2014 terminó por inundar el mercado en 2016 de tecnología VR. La realidad virtual pasó de ser algo curioso a tener un impacto importante en el PIB, por lo general de mano de los videojuegos.

La Inteligencia Artificial será accesible en 2017

Ya lo es para grandes y medianas empresas, como se ha visto en el caso de la empresa japonesa que usa a la IA Watson prescindiendo de un 30% de su plantilla. Pero probablemente las primeras comercializaciones IA hacia el gran público aparecerán en 2017.

Muy posiblemente de manos de herramientas de productividad o mediante el uso de robots que nos ayuden en diversos ámbitos de nuestra vida diaria.

El envejecimiento de la población, que requerirá de robots de cuidados especiales pronto; o los vehículos eléctricos, que han fomentado la aparición del vehículo autónomo, son dos ejemplos de aceleradores de la Inteligencia Artificial. Hay cientos.

tecnología inteligencia artificial

Esto, por supuesto, plantea problemas futuros como el que la Unión Europea se está posicionando muy en serio en materia de derechos civiles asociados a los robots. Sumado a los problemas económicos propios de la industrialización masiva, tales como el concepto de pensiones, que es posible que salgan del trabajo robótico en el futuro.

Además, las tres leyes de la robótica de Asimov están tomando una relevancia que los futurólogos no estimaban tan próxima en el tiempo. Se menciona en el informe la regla de «las mujeres y los niños primero» en caso de accidentes. Reglas como estas, no escritas en ningún sitio pero integradas en casi todas las culturas humanas, tendrán que ser aplicadas a muchos sistemas inteligentes que surgen a nuestro alrededor para que los robots y las IA tomen las decisiones tal y como lo haría un humano.

Y, por supuesto, aparecen debates de propiedad intelectual en el horizonte a los que tendremos que hacer frente en muy poco tiempo. ¿Quién posee los derechos de una partitura creada por una IA? Quizá en pocos meses, ya que en la actualidad ya existen Inteligencias Artificiales orientadas a las artes.

Los ciborgs ya están aquí

Los ciborgs ya no están solo en las películas o en algunas esferas artísticas marginales. A finales del año 2016 llamábamos la atención sobre cómo los implantes y prótesis son un primer paso hacia el transhumanismo. No siempre voluntario, como es el caso de una bomba de insulina interna.

Esta corriente de mejora cibernética puede ocasionar una fractura entre humanos estándar y humanos mejorados (h+), según el informe. Incluso en fechas muy cercanas.

tecnología biónica

Más de 10.000 personas en todo el mundo ya tiene tecnología NFC implantada en su cuerpo de manera voluntaria, y el primer chip sensorial –que otorga el sentido de la magnetorrecepción– se vende por 425 dólares  y tan solo requiere de cuatro piercings para implantarlo en el pecho.

A medida que los transhumanos se mejoran a sí mismo y obtienen ventajas sociales con respecto a los humanos convencionales, surgirán movimientos sociales a favor y en contra de ambas tendencias. Probablemente a lo largo de 2017 o 2018.

Viviremos en un mundo de dispositivos

Todo a nuestro alrededor será un dispositivo. El móvil, el reloj, el auricular, el coche, la casa, cada uno de los electrodomésticos, la acera, los sistemas de paneles solares… No hay límites a lo que puede acabar en el saco del Internet of Things.

Eso significa que nos tenemos que acostumbrar a que los objetos cobren vida a nuestro alrededor. La barrera entre robot, dispositivo y ordenador se va a difuminar del mismo modo en que ahora resulta complicado en ocasiones diferenciar qué es un ordenador y qué es una tablet.

Puede suponer para muchos una barrera cuando estos dispositivos sean ubicuos y formen incluso parte de los seres humanos. Teniendo algo tan futurista como una colonia de nanorobots médicos implantada en el cuerpo, y siendo nosotros mismos uno o más objetos del IoT que a su vez nos rodea.

Todos estos datos y tendencias no son miradas con buenos ojos a la tecnología y al desarrollo. No han sido ideados en la mente de personas que esperan que la realidad colapse en este tipo de hechos futuros, sino que son fruto de numerosos estudios y de la opinión de una gran cantidad de expertos internacionales.

De lo que podemos estar seguros es que a lo largo de este 2017 veremos desarrollarse tecnologías que a muchos nos cogerán desprevenidos. Podemos decirlo, hoy con datos en la mano: el futuro será sorprendente.

En Nobbot | Smartphones, inteligencia artificial y conexiones 5G: estos serán los protagonistas del MWC 2017

Imágenes | iStock/phototechno, Iphonedigital, SIE 2016, Google Cardboard, iStock/ktsimage, iStock/Ociacia