Los mejores dispositivos híbridos para utilizar en clase

Vuelta al cole: los mejores portátiles híbridos para estar siempre conectados en clase

tablet-teclado

Acaba el verano y toca plantearse la vuelta a la actividad. La vuelta a las clases muchas veces nos obliga a replantearnos cómo podemos sacar más provecho al tiempo que pasamos en la escuela o la universidad, pero también a los trayectos que realizamos para llegar. Por eso, hoy vamos a ver una recopilación de los mejores portátiles híbridos para estar siempre conectados en clase.

Se trata de dispositivos que pueden funcionar tanto como tablets como portátiles, permitiendo que el usuario elija en cada momento que desea hacer: si utilizarlo de forma táctil o con un teclado y el touchpad. Depende un poco de cada situación, puesto que mientras que en un laboratorio el uso táctil puede ser más interesante, en una clase tradicional, disponer de teclado puede ser un valor añadido. Vamos a realizar una división por dispositivos en función de su tipología y de las distintas gamas de producto.

Tablets con Windows y teclado

En este caso, hablamos de una tableta que tenga Windows 8.1 o Windows 10 instalado, con una pantalla que vaya de las 8 a las 13″, dependiendo de la portabilidad que busquemos. Vamos a encontrar lo mismo que nos podría ofrecer un portátil, a lo que tenemos que sumar la facilidad de uso táctil. Por contra, tenemos una tienda de aplicaciones mucho más reducida de lo que es posible hallar si nos decidimos por Android o iOS. Además, los tablets con Windows 8 son un poco más gruesos y pesados que sus equivalentes con otros sistemas operativos.

En la gama alta, el mejor exponente de esta tendencia es la Microsoft Surface Pro, con 12″ y una potencia asegurada gracias a los procesadores de 4ª generación de Intel iCore 3, 5 o 7, 4 GB de RAM, una pantalla con una resolución 2.160 x 1.440 píxeles y un peso que no llega a los 800 gramos (sin teclado). Es perfecta para trabajar en diferentes ambientes y su funda-teclado o su lápiz óptico le añaden interesantes funcionalidades para recoger apuntes en clase. Su autonomía está alrededor de las 9 horas de uso teórico. Su precio, teclado incluido, parte de los 1.000€, aunque se pueden encontrar ofertas puntuales muy interesantes.

Si hablamos de un dispositivo de gama baja, tenemos equipos con procesadores Intel Atom, un pantalla de unas 10″ y 2 GB de RAM. Unas características modestas de hardware que nos facilitan el uso para la navegación por Internet y la ejecución de programas ligeros de escritorio, sin abusar de la multitarea. Eso sí, hay que tener en cuenta la capacidad de almacenamiento, ya que suelen venir con 32 GB, un espacio que se puede ampliar mediante tarjetas SD pero que rápidamente queda corto. Un ejemplo es la Toshiba Encore 2 WT10-A-102, cuyo precio está alrededor de los 300€.

Tablets con Android y teclado

Las tabletas con Android tienen la ventaja de contar con un ecosistema de aplicaciones mucho más amplio. No obstante, si necesitamos alguna aplicación de escritorio, quizás no podamos utilizarla en este tipo de dispositivos. Además, son más ligeras que sus equivalentes con Windows. En la gama alta también podemos encontrar alguna de 12″, pero lo más habitual son las 10″, como la Sony Z4, con una pantalla de resolución 2.560 x 1.600 píxeles, un procesador Qualcomm Snapdragon 810 con tecnología LTE integrada y ocho núcleos. Su peso es de sólo 389 gramos sin teclado. Su precio está alrededor de los 600 €, a los que hay que sumar el teclado.

En la gama baja o media tenemos equipos muy interesantes. Un ejemplo es la Lenovo Tab 2 A7-10, un dispositivo de 7″ muy versátil para leer, ver vídeos o navegar por Internet. Si le sumamos un teclado, será perfecta para recoger apuntes sin que te pese llevarla en la mochila. Además, ofrece una autonomía de alrededor de las 8 horas teóricas y que te puede salir gratis con Jazztel.

iPad y teclado

Si lo vuestro es el iPad, lo cierto es que Apple cuenta con diferentes opciones entre las que elegir en función de sus características, la generación del dispositivo, etc. Su pantalla es de 9,7 o 7,9 pulgadas, en función de si nos decantamos por el tamaño normal o el mini y los precios parten de los 289€. La gran ventaja de este dispositivo es el buen rendimiento que ofrece, sobre todo si hablamos de los de última generación.

Para utilizarlos en un ámbito educativo, nos ocurre lo mismo con las tablets con Android, tenemos un gran ecosistema de aplicaciones, pero si necesitamos una aplicación de escritorio clásica, por ejemplo, Autocad, la cosa se va a complicar un poco más. A favor cuenta con un gran ecosistema de accesorios para elegir, incluidos teclados, ya sean rígidos o flexibles, para utilizar como funda o externos, de modo que podemos adaptar su funcionalidad al uso que le vamos a dar de forma muy sencilla.

Portátil 360º

Por último, tendríamos que hablar de los portátiles 360º, o portátiles que pueden girar su pantalla o desmontarla para que se quede sobre el teclado. De esta forma, es posible utilizar el portátil con función táctil en diferentes modalidades, ya sea de la forma clásica, en modo stand, con la pantalla más cerca de nosotros y apoyada en el teclado hacia abajo, o en modo tablet. Su versatilidad es uno de los puntos fuertes de este tipo de dispositivos.

La gran ventaja es que tenemos toda la potencia de un portátil al que puntualmente podemos dar el uso de un tablet. Un ejemplo en la gama alta sería la Lenovo Yoga 3, que destaca por su bisagra, similar a la cadena de un reloj, que permite utilizar el equipo en cualquier posición. Incorpora el procesador Intel Core M-70, 8 GB de RAM, pantalla de 13″ con resolución 3.200 x 1.800 píxeles y su precio está en torno a los 1.200€.

En la gama baja podemos encontrar el HP Stream 360, de 11 o 13″ y diseño llamativo en diferentes colores. Además, incluye una suscripción gratuita durante un año a Office 365, algo que puede ser un valor añadido si lo que queremos es utilizarlo para preparar los trabajos de clase. Su precio está en torno a los 349€, con un rendimiento similar a las tablets de gama baja de Windows 8 que hemos comentado antes pero con el teclado integrado.

Lo cierto es que en el segmento de los híbridos tenemos muchos y buenos equipos entre los que elegir. A la hora de hacerlo, quizás lo más interesante es saber en qué medida vamos a depender de las aplicaciones de escritorio para trabajar. A partir de aquí y según el presupuesto, deberéis empezar a tomar las decisiones oportunas.

En Anexo M | Cómo conseguir más espacio gratuito para almacenar todos tus archivos

Imagen | FirmBee