Yogatailor, utilizar la red para realizar ejercicios de relajación

Yogatailor, utilizar la red para realizar ejercicios de relajación


Que este mundo se mueve muy rápido es algo que todos sabemos. A veces tenemos la sensación de ser el conejo de Alicia en la País de las Maravillas, vamos corriendo a todos lados y siempre vamos tarde. Por eso a veces es bueno parar. Tomarse una pausa y cambiar el chip, lo justo para relajar cuerpo y mente para poder volver a recuperar nuestro nivel de concentración si estamos en el trabajo o estudiando o simplemente olvidarnos de todo por un momento. Esto es precisamente lo que nos propone un portal online como Yogatailor, utilizar la red para realizar ejercicios de relajación.

Se trata de una página dedicada al mundo del yoga, una de los mejores métodos para desconectar, tanto a nivel mental como físicamente, unos pequeños estiramientos nos ayudarán a recuperar el tono después de una jornada de trabajo o estudio. Muchos piensan que puede ser una tontería, pero si no lo habéis probado, esta es vuestra oportunidad par introduciros en el mundo del yoga, puesto que tenemos distintos perfiles para comenzar y los ejercicios se plantean en función a esta información que facilitamos y al tiempo disponible que tenemos.

Por lo tanto es una página que será útil para aquellos que ya saben y practican Yoga, tanto como para aquellos que quieren iniciarse. El tiempo mínimo de la práctica es de 10 minutos, y el máximo que tenemos es de 30 minutos. Toda la práctica se desarrolla mediante un vídeo en el que mientras nos explican cómo tenemos que realizar los ejercicios una persona realiza los mismos para ayudarnos a su comprensión. La parte negativa del programa es que se encuentra en inglés.

De todas maneras se puede seguir muy bien con repitiendo los movimientos que realiza el modelo, únicamente tenemos que tener un ligera noción para en el caso de tener que realizar repeticiones saber cuál es el número de veces que tenemos que repetir un movimiento. Por lo demás poco más necesitamos, además de un pequeño espacio y una alfombrilla, que podremos sustituir por algo equivalente si en ese momento no tenemos nada a mano.

Podemos identificarnos con nuestro perfil de Facebook lo que nos llevará a integrar Yogatailor con nuestra red social y si tenemos amigos que también son aficionados a estas técnicas de relajación seguro que nos interesa compartir con ellos los momentos que hemos pasado con nuestro profesor virtual.

Dentro de todos los perfiles que nos ofrecen tenemos dos singulares. Uno especial para aquellos que sufren de dolor de espalda, de manera que los ejercicios van encaminados a relajar y estirar los músculos de esta zona del cuerpo. Un pequeño parón de diez minutos seguro que nos ayuda a relajar la espalda para poder continuar con nuestro estudio o nuestra jornada de trabajo delante del ordenador.

El otro perfil singular ofrece ejercicios para embarazadas. Se trata de realizar los ejercicios que podamos dentro de las posibilidades que nos permita el embarazo. Claro está que no serán los mismos dependiendo del estado de gestación en el que se encuentre. Tanto este perfil como el anterior se combinan dentro del perfil básico de principiante, nivel medio o experto que tenemos disponible.

A medida que vamos aumentando nuestro nivel, el tiempo que tenemos de los vídeos en el cual nos detallan los ejercicios es mayor. No necesitamos completar el ejercicio, si por cualquier motivo no tenemos tanto tiempo, o podemos realizar sólo una parte del mismo dividido en periodos de 10 minutos, puesto que según va aumentando el tiempo se hace en muchos casos más complicado encontrar un hueco para ponerse con ello. Pero ¿quién no tiene 10 minutos para hacer un parón?

Es una buena oportunidad para aprovechar nuestra conexión a Internet para otras cuestiones que nunca nos hubiéramos planteado, de manera que podemos ahorrarnos las clases o simplemente complementarlas o sustituirlas los días que por cualquier motivo no hemos podido asistir.

Más Información | Yogatailor

  • Pues no he hecho Yoga en mi vida, pero hay veces en las que no me vendría nada mal… Jejeje, me guardo los enlaces por si acaso.