Cómo rastrear gadgets perdidos o robados - Nobbot

Cómo rastrear gadgets perdidos o robados

Portada

Pocas cosas hay que sepan tan mal como perder un teléfono móvil, un portátil o una cámara de fotos, bien sea por haberlo extraviado o peor, porque nos lo hayan robado. La mayor parte de las veces el gadget perdido nunca es recuperado. Al perjuicio económico hay que sumar algo mucho más grave, y es la pérdida de información que a veces puede incluso ser confidencial.

Si ya habéis perdido el dispositivo, poco podemos hacer en este post. Si, por el contrario, quereis mejorar la seguridad de un smartphone, de un ordenador portátil o hasta de una cámara de fotos y aumentar las oportunidades de recuperarlos en caso de extravío sed bienvenidos a este repaso por el mundo de las aplicaciones de rastreo.

Prey

Prey, protección remota y gratuita

La primetra opción para asegurar nuestros gadgets es hacerlo nosotros mismos. Para ello hay varias aplicaciones en el mercado entre las que nosotros recomendamos Prey por ser una de las más completas, ser multiplataforma, Opensource y gratuita hasta cierto punto.

Prey está disponible para Windows, Linux y OSX en el caso de ordenadores, y para IOS y Android en el universo de smartphones y tablets. En ambos casos Prey es una aplicación que instalamos en el equipo y queda en estado latente e invisible para cualquiera que no sepa que ha sido instalada.

Al instalarse, el programa nos envía una correo electrónico de confirmación con el usuario y clave que hayamos elegido. A patir de este momento, el equipo es accesible desde la página oficial de la aplicación con ese nombre y contraseña.

Prey se mantiene inerte en el equipo a menos que activemos el estado de ‘perdido’. A partir de ese momento, la próxima vez que el equipo perdido tenga acceso a internet nos enviará un mensaje permitiéndonos activar una serie de acciones que van desde indicar al software que busque activamente redes WiFi a las que conectarse para enviar un informe sobre su posición. El software nos permite geolocalizar el dispositivo si dispone de chip GPS. Podemos revisar la configuración de hardware del dispositivo por si se ha efectuado algún cambio o bloquearlo mediante contraseña para que el supuesto ladrón no pueda acceder a él.

Más aún, podemos realizar capturas de pantalla del escritorio o indicarle a la webcam que nos envíe una captura de pantalla. Los informes de todas estas acciones nos llegan mediante correos electrónicos. La versión gratuita de Prey nos permite tener vigilados hasta 3 dispositivos. A partir de 15 dólares podemos proteger desde 10 a 500 dispositivos.

GadgetTrack

GadgetTrack

GadgetTrack es una aplicación similar a Prey sólo que de pago (la versión de prueba sólo dura 30 días). Entre sus ventajas tiene el hecho de ser compatible con terminales Blackberry además de Windows, OSX, IOS y Android.

GadgetTrack es un servicio profesional, y como tal ya ofrece integración con centrales de alarmas para dar parte también a la policís en caso de que sospechemos de un robo. Otra ventaja fundamental es que además de todas las funciones de Prey, GadgetTrack permite realizar bakups remotos de la información contenida en el dispositivo si este se conecta a internet, lo que además nos asegura que no perdamos nuestros datos.

CameraTrace

CameraTrace

Hasta ahora, estas soluciones están basadas en software que hay que instalar en el dispositivo pero ¿Qué ocurre si el dispositivo no deja instalar aplicaciones como en el caso de una cámara de fotos? En este caso la solución pasa por un nuevo servicio creado precisamente por los responsables de GadgetTrack y denominado CameraTrace.

CameraTrace se basa en un algoritmo de búsqueda que funciona desde la propia página web de la compañía y que busca el número de serie de la cámara en los archivos de imagen de los principales sitios web. El número de serie forma parte de una serie de datos denominados EXIF que todas las cámaras modernas medianamente avanzadas registran en las imágenes que toman.

El EXIF no es visible a primera vista y no se puede desactivar. CameraTrace busca el número de serie y lo compara con el número de serie de una cámara registrada cuyo usuario la haya declarado desaparecida. De esta manera, si la persona que ha encontrado la cámara o un posible ladrón saca una foto con el dispositivo y la cuelga en internet, CameraTrace puede detectarlo e informarnos de donde y cuando ha sido colgada.

Aparte de para obtener información que nos permita encontrar cámaras desaparecidas, CameraTrace también es muy útil para que un fotógrafo profesional puede detectar si están usando fotos suyas sin permiso. El servicio cuesta un pago único de 10 dólares por cada cámara que se quiera registrar.

  • A. Bernabé Sáez

    Soy de los que cuida mucho sus aparatejos, pero siempre podrían ser útiles estas aplicaciones.