Google Drive reta a Dropbox ¿Qué hay de nuevo? - Nobbot

Google Drive reta a Dropbox ¿Qué hay de nuevo?

Si tienes una cuenta abierta con ellos, desde hace un par de días lo mismo Google te deja escargar de su página web el nuevo servicio que han lanzado. Google Drive es otro sistema de almacenamiento de archivos en la nube. La forma perfecta de compartir y guardar nuestros documentos en nuestro ordenador y en todos los demás al mismo tiempo.

Si no puedes, quizá te pide dejar el correo y que te avisen. Sin embargo, si necesitas algún motivo para desear probar lo nuevo de los del buscador, estas son las novedades que nos trae Google Drive respecto a su competencia directa, Dropbox.

¿Qué es Google Drive?

No se trata de nada que tenga que ver con la carretera (por eso de “drive”) sino un disco duro virtual en Internet. La gracia del asunto es, como en otros casos, el poder encontrar todo lo que subamos a esa carpeta determinada en cualquier otro dispositivo que tenga acceso. Por ejemplo, desde el móvil o el tablet.

¿Qué ganamos subiendo nuestra vida digital a la nube? Nuestros archivos estarán seguros ya que, aunque se borren por error en un sitio, estarán siempre en otro. Accesibilidad y posibilidad de compartir hacen de este tipo de aplicaciones algo verdaderamente útil. Por si no queda muy claro del todo a que nos referimos, nada como dejar que la propia Google nos lo explique en forma de vídeo.

Ventajas sobre Dropbox

Dropbox es la mayor de las competencias y el principal referente. Hay opciones más baratas y con mayor capacidad, pero ninguno le hace sombra en cuanto a usuarios y las posibilidades de servicio si lo combinamos con herramientas como ifttt.

Las mayores ventajas de Google Drive son dos: su precio y el entorno Google. Con el precio todos sabemos a qué nos referimos. Es cierto que Dropbox permite llegar hasta los 18GB gratis, pero de base son apenas 2 y la opción de los de Stanford comienza con 5. No son ampliables sin pasar por caja, pero en caso de que queramos pagar, los precios además son mucho más bajos, con 25GB por apenas 2 euros al mes (por los 10 dólares de Dropbox).

Más complicado es explicar las virtudes de pertenecer al entorno Google, pero básicamente podemos resumirlas diciendo que se beneficia se las sinergias que se producen entre otros servicios de la compañía. Así, Drive permite modificar documentos de forma colaborativa como antes hacíamos en Google Docs, compartir en Google+ y quién sabe qué será posible con el paso del tiempo (¿Google Calendar?), especialmente con aplicaciones específicamente desarrolladas. En definitiva, integración total.

El lado oscuro de Google Drive

No todo es blanco imperial, sino que también en algunas cosas no han sabido dar en el clavo. La más obvia es que, pese a que presume estar disponible en cualquier dispositivo, no es cierto. ¿Eres usuario de iPhone o de Linux? Pues no hay aplicación diseñada para ti, por mucho que a menudo presuman de código abierto.

Más cosas, una bien conocida por el buscador; el tema de la privacidad. Se trata de un tema bastante complejo y, aunque muchos aseguran que las condiciones son similares en todo este tipo de utilidades en la nube, no han tardado en aparecer las críticas.

Caprichos personales, otra de las opciones que echo de menos es la de poder seleccionar con el botón derecho del ratón un archivo y poder extraer un enlace que podamos pasar a cualquiera para que también acceda al archivo. Al final, como en casi todo, decidir es una cuestión de gustos.

  • C. Roberto

    Pues lo cierto es que creo que me sigo quedando con Google Drive