Karmacracy, el imperio de lo social - Nobbot

Karmacracy, el imperio de lo social

A estas alturas ya nadie discute que Facebook, Twitter o más recientemente Pinterest son unas herramientas estupendas para mejotrar el tráfico de nuestra web o blog. Más allá de utilizar los correspondientes botones o plugins para estas redes sociales vamos descubriendo nuevas maneras de darnos a conocer y una de ellas es Karmacracy.

Karmacracy es un proyecto español que, a primera vista es tan sólo un acortador de URLs o direcciones web. En realidad Karmacracy es bastante más que eso y combina diversos métodos para mover una web en el entorno del social media con elementos de ránking dignos de Foursquare.

Si te gusta compartir

Son muchos los usuarios que gustan de compartir contenidos en redes sociales. Para ellos, Karmacracy ofrece una forma de compartir esos contenidos en varias redes sociales de una sóla vez. En este sentido, Karmacracy funciona de una manera parecida a agregadores como Path.

La diferencia es que Karmacracy no es una aplicación independiente, sino que se integra mediante plugins y módulos con otras aplicaciones sociales. En el caso del PC, Karmacracy funciona como un complemento para los navegadores Firefox y Chrome. Basta instalarlo para poder compartir cualquier contenido web con un sólo click.

En el móvil, Karmacracy cuenta con una aplicación para Android y complementos para una larga lista de aplicaciones como Tweetbot, Twitterfeed o Twitelator.

Un detalle curioso de Karmacracy es que también recompensa el compatrir contenidos. En primer luar, los que difunden o impulsan una web determinada aparecen reflejados en el plugin de la página, lo que permite a otros usuarios acceder rápidamente a sus perfiles en redes sociales para seguirles.

Una segunda ventaja es que la comunicación es bidireccional y permite conocer a otros usuarios de la plataforma que recomiendan contenidos similares a los nuestros y que ellos nos conozcan a nosotros.

Por último, aunque esto ya es un detalle menos útil pero sí muy adictivo, Karmacracy utiliza un sistema de recompensas en forma de badges o medallas al estilo de Foursquare. En el futuro, la plataforma adoptará incluso un sistema por el que los usuarios más activos puedan obtener una cietrta recompensa económica por su labor. Este apartado aún no stá del todo definido.

Karmacracy para los webmasters

En la otra cara de la moneda, Karmacracy es una herramienta que permite a los propietarios de una página web de un blog recomensar de alguna manera a los usuarios que comparten sus contenidos citándoles en el widget de la plataforma.

Más allá de este feedback positivo, Karmacracy incorpora diversas herramientas analíticas que permiten ver quien trae tráfico a nuestra web, desde dónde y por qué, factores todos ellos de bastante utilidad para mejorar los índices de tráfico.

La incorporación más reciente a Karmacracy se llama Cads, y es un servicio, aún en fase beta, que permite insertar publicidad contextual en nuestro medio en función de los contenidos.

Aunque aún es novata en el proceloso mundo de las redes sociales y la influencia en internet, Karmacracy tiene las suficientes buenas ideas como para resutar un producto interesante y una alternativa a los botones de +1 de toda la vida.