¿Qué es el ciberbulling? Como detectarlo y combatirlo

Qué es el ciberbulling y cómo detectarlo para proteger a los más jóvenes

Qué es ciberbulling

El otro día vimos como la edad de inicio en la relación con la nuevas tecnologías cada vez es más temprana. Los niños de hoy en día son nativos digitales, ven la tecnología como algo natural en sus vidas. Lo que muchas veces no ven son los peligros que traen asociadas en muchas ocasiones. Hoy vamos a ver uno de ellos, qué es ciberbulling y cómo detectarlo para proteger a los más jóvenes.

El término, como muchos de los que tienen que ver con la tecnología, proviene del inglés, “bulling” que significa acoso y se le añade el sufijo ciber, para destacar que este se produce por medios electrónicos. Aquí no sólo entra Internet, sino que las posibilidades de acoso a través de medios electrónicos son más amplias e incluyen también otros dispositivos, como los teléfonos móviles, tengan o no acceso a Internet o los videojuegos.

¿Por dónde pueden acosar a los más jóvenes?

El ciberbullying implica que se ejerce un acoso psicológico entre iguales. No se trata aquí el acoso o abuso por parte de personas adultas o tienen que sufrir cualquier tipo de daño físico. El acoso es más de tipo mental, donde un menor se puede sentir atormentado, amenazado u hostigado por otro o por un grupo, que es lo que ocurre de forma mayoritaria, mediante medios telemáticos. Aquí entran redes sociales, videojuegos, teléfonos móviles o cualquier otro tipo de medio electrónico.

Uno de los aspectos especialmente graves que tienen el ciberbulling es que en ocasiones se basan en el anonimato, de manera que el acoso se comente sin que haya directamente una persona detrás. También en muchas ocasiones, al no tener una relación directa, personal, no hay una percepción del daño que se está causando. Lo que para uno puede ser un juego, para otros puede ser algo que les está haciendo sufrir de forma innecesaria. El problema en estos casos el que el ciberacosador lo es sin ser consciente y no sabe que debe parar.

Un ejemplo muy sencillo puede ser el de los videojuegos, donde la adopción de roles imaginarios puede ayudar a que se produzcan este tipo de abusos y acosos. Aquí muchas veces nos encontramos que los jóvenes se sienten atrapados. No dejan de jugar porque parte de sus amigos y su actividad social está en esta red de videojuegos pero sufren este tipo de abusos en determinados momentos.

¿Cómo detectar el ciberbulling?

¿Cómo se produce el ciberbulling?

Algunos ejemplos más de medios por los que puede producirse ciberbulling son los siguientes:

  • Imágenes en Internet en redes de vídeo como YouTube, o a través de fotografías, manipuladas o no por ejemplo, donde el objetivo de la imagen es que sea humillante para su protagonista. Si están dentro de un servicio online debemos pedir inmediatamente su retirada a los responsables del mismo. Si están siendo compartidas a través de mensajería instantánea o de móvil a móvil, la cosa puede ser más complicada.
  • Dar de alta a una persona en servicios sin que ella lo sepa. De esta forma empezará a recibir mensajes de correo, contactos o lo que es peor, no los recibe pero están en la red como caldo de cultivo y se da cuenta mucho tiempo después. Dentro de esta categoría también entraría la opción de crear perfiles falsos en redes sociales, desde donde se va a comentar en foros, servicios y demás con ánimo de perjudicar y humillar a la persona.
  • Comentarios ofensivos son una de las formas más fáciles para detectar el acoso, pero también existe una vertiente un poco más rebuscada, que consiste en acosar y provocar hasta que la persona reacciona de forma inadecuada para que el moderador o responsable del servicio acabe expulsando a esta persona.
  • Usurpación de personalidad es uno de los casos más graves, donde se apropian de nuestro correo electrónico, y nos cambian las contraseñas de acceso a muchos servicios o redes sociales que tenemos asociados a este correo y perdemos el control de lo que estamos diciendo y comentando en las redes sociales. Es especialmente humillante, porque ya no sólo se produce acoso, sino que debemos ir pidiendo disculpas a todos aquellos que se pueden sentir ofendidos por unos comentarios que realmente no hemos hecho nosotros.

¿Cómo podemos evitar el ciberbulling?

La educación de los más jóvenes es la clave para poder evitar o detectar de forma temprana casos de ciberbulling. En muchas ocasiones se sienten desconcertados y no saben como actuar. Pedir ayuda a los padres es muchas veces complicado, y acaban apoyándose en amigos que tal vez no tienen tampoco la información adecuada para combatir este acoso.

Una vez que el menor o sus padres son capaces de identificar esta situación de ciberbulling, podemos actuar de la siguiente manera:

  • Si sufres algún ataque o agresión, no respondas. La mayoría de las veces es la respuesta que están esperando para que sea mucho más intenso el acoso
  • Guarda los mensajes como prueba. No tienes que abrirlos, pero si dejarlos almacenados por si la cosa se pone seria y se van a tomar acciones legales.
  • Bloquea al remitente. Algo muy sencillo de hacer en la mayoría de los servicios que impedirá que la agresión sea directa hacia nosotros.
  • Cuéntaselo a tus padres, tutores, profesores o algún adulto en quien confíes. No se trata tde pedir ayuda para saber manejar la situación de forma adecuada.
  • A través de una página web o servicio de internet puedes poner una denuncia. En todas las redes sociales puedes hacer clic en el botón denuncia. Después si los responsables del servicio no reaccionan es el momento de tomar otro tipo de medidas legales.

No se trata de tener miedo o de impedir que los menores usen la tecnología, sino más bien de educarlos, de transmitir ese sentido común y las mismas precauciones que tomamos en la vida real. Si los jóvenes saben identificar el problema, el acoso que sufren, podrán pedir ayuda en un momento adecuado y evitar que todo esto vaya a mayores. Si no son capaces nos encontraremos con situaciones mucho más complicadas de resolver.

En AnexoM | Niños e internet: un mundo de posibilidades, los diez mejores recursos para niños
Imagénes | mzacha | Maine Department of Education