Seguridad en Internet: Consejos para proteger tu red (II)

Seguridad en Internet: Consejos para proteger tu red (II)

encvir

En el primer artículo hablamos sobre la importancia de llevar a cabo una correcta configuración de la seguridad de nuestro router habilitando el filtrado MAC, desactivando el protocolo DHCP o lo importantes que son las contraseñas seguras.

Sin embargo, no es lo único que afecta a la seguridad de tu ordenador. Dentro del especial Seguridad en Internet hablamos ahora de cómo proteger nuestra red utilizando un antivirus, un firewall y compartiendo recursos de forma segura.

Antivirus y firewalls, imprescindibles

La diferencia entre los diferentes tipos de antivirus está principalmente en los servicios que ofrecen. En un extremo están los antivirus gratuitos que ofrecen una protección básica mientras que en el otro tenemos a las completas suites que ofrecen servicios como la codificación de archivos y carpetas.

A la hora de elegir uno principalmente habrá que valorar si lo que ofrece es lo que necesitamos. Hay que tener en cuenta que algunos antivirus gratuitos lo son para particulares pero no así para empresas o su uso está limitado a un número máximo de equipos.

Pero sea cual sea la opción por la que nos decantemos hay que asegurarse de que lo tenemos perfectamente configurado y actualizado. De nada sirve un antivirus si no lo actualizamos periódicamente puesto que cada día aparecen nuevos virus y un antivirus sin actualizar, no contará con la información necesaria para detectar y limpiar las nuevas amenazas.

antivirus

Aunque algunos antivirus o el propio Windows cuentan con cortafuegos lógicos (firewalls), también tenemos la opción de decantarnos por uno físico. Los firewalls bloquean accesos no autorizados a nuestra red mientras que a la vez permiten el acceso a conexiones autorizadas. Toda la información que entre o salga de nuestra red pasa por el firewall, el cual bloquea aquella que no cumpla los parámetros de seguridad que hayamos configurado.

Comparte tus archivos de forma segura

Compartir archivos y otros recursos a través de la red para que varios usuarios puedan acceder a ellos, repercute en un aumento de la productividad. Evitarás tener duplicados de los mismos en cada ordenador de tu red, con el consiguiente aumento de velocidad que conlleva el poder ser utilizados y modificados desde cualquier equipo.

lan

Cuando vayamos a compartir carpetas de nuestro equipo o, por ejemplo, un dispositivo de almacenamiento externo, hay que tener muy en cuenta la seguridad sobre todo si solemos conectarnos a redes públicas. Para personalizar los permisos de acceso a una carpeta desde nuestra red tenemos que hacer lo siguiente:

  • Hacemos clic derecho en la carpeta a compartir y pulsaremos en Propiedades.
  • Desde la pestaña Compartir, seleccionamos Uso compartido avanzado, marcamos la casilla Compartir esta carpeta e introducimos un nombre para el recurso compartido.
  • Pulsamos el botón Permisos y agregamos o quitamos usuarios para desde esa pantalla poder seleccionar los permisos personalizados para cada usuario o grupo de usuarios.

Accediendo al Panel de control y desde ahí al Centro de redes y recursos compartidos, en la configuración de uso compartido avanzado, podremos crear un perfil independiente para cada red que usemos, pudiendo fijar unos parámetros de seguridad y compartición específicos para cada perfil.

Captura3

Si queremos que sólo los usuarios con una cuenta en un equipo puedan tener acceso a los recursos de dicho equipo compartidos a través de la red, deberemos habilitar el uso compartido con protección por contraseña desde el apartado Todas las redes de la configuración de uso compartido avanzado. Hay que tener en cuenta que no sirven los usuarios con contraseñas en blanco.

En AnexoM | Especial Seguridad en Internet
Imagen | RT