Tres herramientas online para crear GIFs animados - Nobbot

Tres herramientas online para crear GIFs animados

El archivo GIF es uno de los primeros estandartes de la cultura meme. Es un formato que permite animar con facilidad, sencillo y que carga bastante rápido, así que no es de extrañar que hoy hablar de ellos sea casi sugerir que es “una imagen curiosa de Internet”.

Aunque podemos recurrir al todopoderoso Photoshop, bien es cierto que no es necesario. Hoy en día contamos con muchas herramientas que nos facilitan crear una de estas animaciones en cuestión de minutos, e incluso luego subirla a Canv.as. Estas son las tres aplicaciones web más destacadas.

LooGix

La primera en presentar es LooGix. Permite hacer GIFs a partir de un mínimo de dos frames hasta un máximo de 10. Es realmente sencilla, pero nos permite controlar parámetros básicos como el tamaño y la velocidad. Es decir, en principio las facetas más elementales están cubiertas.

Pero no sólo eso, sino que además cuenta con algunos efectos especiales que añadir a las imágenes. Por ejemplo, podemos aplicar una serie de filtros como visión borrosa, rotación o la decoloración sin tener que pasar por un editor de escritorio o dar pasos en otras plataformas. A no ser que seamos muy cuidadosos, en principio no es nuestro objetivo dedicar mucho tiempo o esfuerzo a esta tarea.

Make a GIF

MakeAGif no propone algo muy diferente, pero esta vez basa su potencial en una interfaz más elástica. Las imágenes se suben todas de una vez y es después cuando podemos ordenarlas como queramos. Aunque no cuenta con tantos añadidos como la competencia, este punto puede llegar a ser una gran baza a su favor.

Al igual que otros servicios, una vez que demos la obra de arte por finalizada, sólo tenemos que decidirnos por copiarlo vía código HTML, enviar la imagen por correo o publicarla directamente en nuestras redes sociales (incluso en Tumblr). Todo en uno.

Gifninja

Gifninja tiene una virtud que destaca por encima de la competencia, y es que permite cargar vídeos, siempre y cuando no excedan los 20 MB y a partir de él convertirlo a GIF. Es algo estupendo por lo sencillo que hace el proceso.

La subida de archivos también es múltiple y pequeños detalles como una interfaz cuidada (por ejemplo con control de velocidad deslizable) convierten a esta opción en una de las mejores y mi favorita para este tipo de menesteres. Es cierto que no cuenta con ventajas que sí tienen las otras, así que la decisión final queda, como siempre, en manos de cada usuario en función de sus necesidades.