Usos poco habituales de "la nube" - Nobbot

Usos poco habituales de “la nube”

NubeUn mundo en el que el papel de los discos duros de nuestro ordenador sea testimonial, en el que todos los programas que empleemos estén funcionando en un servidor al que nos conectamos y donde los ordenadores sean meras ventanas por las que asomarnos. Eso es lo que prometen los gurús de la tecnología, aquellos que ven el futuro la informática por las nubes.

Bueno, más bien la ven en una nube, o lo que es lo mismo, exclusivamente en Internet. Yo, que de gurú tengo lo mismo que de neozelandés, desconozco si acabaremos empleando exclusivamente software de manera remota, o si aún quedará hueco para los procesos locales; pero sí sé que a día de hoy existen multitud de proyectos interesantes basados en el llamado cloud computing.

Están los más evidentes y que todos conocéis de sobra, como las aplicaciones de ofimática (Google Docs, Zoho), los discos duros virtuales (Adrive, Mozy) o los nuevos modelos musicales (Spotify, Yes.fm, Rockola). Pero aún hay mucho más, posibilidades menos conocidas que éstas que ya forman parte de nuestro día a día.

A continuación, recopilaré algunos de esos usos menos explotados por ahora, pero que según sus defensores serán el pan nuestro de cada día dentro de unos años. ¿Acertarán en sus previsiones? Pues no lo sabemos, pero mientras tanto, viene bien irlos conociendo:

  • Antivirus: Atrás quedan los tiempos en que la seguridad informática se basaba fundamentalmente en cerrar nuestros equipos lo más herméticamente posible, pues ahora los creadores de antivirus están empezando a trabajar con la idea de que la protección contra los males cibernéticos esté a kilómetros de nosotros. Los modelos presentados, como el Panda Cloud Antivirus, se basan en un ligero programa que hemos de instalar en nuestro ordenador, y que se conecta a una base de datos online donde la compañía tiene registradas infinidad de amenazas.

    Panda Cloud Antivirus

    ¿Ventajas? Que ahorramos una gran cantidad de espacio y de recursos de procesamiento, además de no tener que preocuparnos por la actualización de nuestro antivirus para estar protegidos ante el último “bichito” lanzado. ¿Inconvenientes? Obviamente el supeditar un punto tan delicado como es nuestra seguridad informática a una conexión permanente.

  • Codificación de vídeos: Hasta la fecha, hemos visto cientos de plataformas que nos ofrecen subir nuestros vídeos a Internet para compartirlos con personas de todo el mundo. Internet se encargaba por tanto de la difusión, y la codificación corría a nuestro cargo. ¿Pero y si os dijera que esa tarea también puede realizarse en la nube? Servicios como HD Cloud convertirán cualquier grabación al formato que le indiquemos, naturalmente con la Alta Definición entre sus posibilidades.

    HD Cloud

    Este servicio en concreto ofrece formatos de salida como 400 kpbs Flash, 1.2 Mbps MPEG-2 ó 5 Mbps h.264. Una vez más, nos encontramos ante un importante ahorro de espacio y de procesamiento, e incluso en algunos casos de un hardware adicional necesario para ciertas tareas. Eso sí, me temo que no es una solución gratuita.

  • Videojuegos: ¿Cansado de tener que estar actualizando cada dos por tres el hardware de tu ordenador para poder disfrutar de los últimos videojuegos que van saliendo al mercado? ¿Te gustaría tener a tu alcance los gráficos de última generación sin tener que estar preocupándote constantemente por los requisitos mínimos? Hay quien ya ha pensado en eso, y Onlive es la propuesta más seria que hasta ahora se ha presentado en el sector para conseguirlo.

    Onlive

    Videojuegos que “corren” en una máquina que puede estar a cientos de kilómetros de nuestro hogar, y que llegan hasta nosotros en formato vídeo, sin apenas retraso. Eso es al menos lo que prometen sus creadores, aunque aún está por ver si tan idílica propuesta funciona. De ser así, muy posiblemente estemos hablando del futuro de los videojuegos.

  • Edición de código: ¿Quién dijo que para programar uno tenía que aislarse del mundo? Las sesiones de “picar código” también pueden ir más allá de nuestro cuarto o nuestra oficina de trabajo, o al menos eso es lo que pensaban en Mozilla Labs cuando presentaron Bespin. Un proyecto de lo más interesante, especialmente enfocado hacia desarrolladores web, y que actualmente se encuentra en fase de pruebas, aunque muestra muy buena cara, como podéis ver en el siguiente vídeo:

    Sus características particulares lo hacen especialmente recomendable para proyectos donde estén involucrados varios programadores, pues ofrece colaboración en tiempo real. Por descontado, su código es totalmente abierto y es posible instalarlo en un servidor propio, y además cuenta con soporte para el nuevo estándar HTML 5.

    Vídeo | Vimeo