¿Cómo funciona Internet? (II) - Nobbot

¿Cómo funciona Internet? (II)

Terminé la primera parte de esta serie (¿De qué está hecho Internet?) justificando que todos los datos sobre programación nos eran en vano si no tenemos en cuenta cómo funciona Internet en pleno 2011.

Para profundizar en este aspecto, dedicamos este segundo artículo a analizar a fondo qué hay en Internet y, sobre todo, qué pasos se siguen para que aquello que queremos que aparezca en el monitor, efectivamente ,lo haga.

El tamaño de Internet

¿Qué hace la red casi por definición? Transmitir datos. No hablaríamos de una red si no existiese comunicación entre diferentes nodos y, cada vez que existe comunicación estamos hablando de una transferencia de información. La cuestión es: ¿cuánta información?

Muchísima. En 2005 ya representaba casi medio billón (del trillion anglosajón) de gigabytes, pero lo verdaderamente escandaloso es el crecimiento que ha supuesto esa cantidad de datos en apenas unos años.

En apenas cinco años (2010) la cantidad se duplicó hasta alcanzar el billón y las previsiones para el año 2015 es que no sólo el aumento sea menor, sino que además llegaremos a multiplicar esas cantidades por 8. Es decir, hasta 8 billones de gigabytes; tantos bits como estrellas conocidas.

De todas esas webs moviendo información, hay una herramienta de medición que está por encima de todos los demás. Como curiosidad, una vez más es Google con Analytics la empresa que copa el 58% de las herramientas de analítica web.

¿Donde está la web?

De nuevo, una pregunta tan abierta no tiene respuesta posible concreta. La web está en cada ordenador y cada uno de nuestros navegadores que nos permitan “verla”. No será ningún secreto descubrir que las diferentes versiones de Internet Explorer lideran la cuota de uso de navegadores por encima del resto.

Hasta un 47% de las visitas acumula el software de Microsoft respecto al más que digno 30,8% que prefiere Firefox o el 14,9% que se decanta por Google Chrome, que consigue un importante mercado en un reducido periodo de tiempo.

De forma simplificada, se podría decir que los tan discutidos navegadores realizan sus peticiones a diferentes dominios (direcciones), sector en el cual Apache se queda con más de 200 millones, es decir, alrededor de un 62% del total de la web.

Dichos dominios te redirigen hacia un servidor donde realmente se encuentra alojada la información y es enviada de nuevo hacia nuestra pantalla. En principio, un servidor no es otra cosa que un ordenador preparado para almacenar y enviar datos (entre otras cosas), pero para el 2015 se espera que las máquinas virtuales representen un 25% de todo el hospedaje de Internet.

Una vez más, ahora conocemos cómo funciona Internet, sus mecanismos más básicos y sus tendencias de futuro. La semana que viene veremos para qué nos conectamos a la red. ¿Qué queremos de Internet?

Vía | Las fuentes de toda la serie se publicará al final de la misma

  • Son cosas elementales, pero no por ello menos curiosas e interesantes de conocer.

  • lastima que Opera no entre en el conteo …….El tan inovador estable y original Opera