Cinco servicios alternativos a Picnik para editar tus fotografías online

Cinco servicios alternativos a Picnik para editar tus fotografías online


El pasado jueves Picnik, uno de los editores online de imágenes más populares cerró. Bueno, en realidad dejó de ser un servicio independiente para integrarse dentro de Google +, donde podremos seguir disfrutando de sus características. Por eso es interesante conocer cinco servicios alternativos a Picnik para editar tus fotografías online. Y lo cierto es que muchos de ellos son realmente interesantes en cuanto a funcionalidad y facilidad de uso.

A la hora de trabajar con imágenes nos gusta trabajar siempre con la misma herramienta. Por lo general, utilizamos las mismas opciones, ya sean en las más básicas o en las avanzadas. Una vez que hemos cogido el hábito de trabajar con una herramienta no nos gusta cambiar, hasta que volvemos a coger el truco al nuevo elegido suele tardar un poco. La parte buena de los editores online es que más o menos todos tienen opciones muy similares, por lo que la curva de aprendizaje no es muy alta.

Las alternativas más conocidas

    • Phoenix Aviary es una de las mejores alternativas. Competidor directo de Picnik podríamos decir que es una de las herramientas más completas que existen en el mercado para poder retocar o editar fotos online. Para utilizarlo ni siquiera es necesario estar registrado. Podemos subir nuestras imágenes desde nuestros propios equipos o editar imágenes desde una URL. Por supuesto también podemos comenzar desde cero. Además dispone de complementos para el navegador que si eres un usuario frecuente sin duda agradecerás. Podemos identificarnos con nuestra cuenta de Facebook, Google, Yahoo o Twitter, por citar algunos ejemplos.

  • Pixlr es la alternativa que nos propone Autodesk. Es realmente un gran editor online, con múltiples opciones y nos facilita mucho la tarea, tanto que incluso para la mayor parte de ellas podríamos decir que podemos prescindir de un editor instalado en local en el equipo. Es necesario registrarse previamente para guardar las imágenes y después podemos guardarlas en distintos servicios online de imágenes, como Flickr, redes sociales como Facebook pero también enviarlas a nuestros álbumes de Picasa. Por supuesto también se pueden guardar en local.

Otras opciones menos conocidas

    • Phixr es una solución menos potente que las dos anteriores. Por contra, para los usuarios que tienen menos conocimientos y que sólo quieren un par de retoques o filtros a las imágenes puede resultarles muchos más cómodo, al ser más sencillo. Para añadir, filtros, bocadillos tipo cómic o eliminar los efectos de ojos rojos es de lo más práctico. No necesita registro si no queremos y lo mismo podemos subir fotos de nuestros equipos que utilizar la URL de una imagen online. Como defecto podríamos decir que quizás es algo lento en la ejecución de las acciones que le pedimos. A la hora de guardar la imagen nos permite hacerlo en multitud de servicios online y redes sociales, enviarla por correo o guardarla en local.

  • PicMonkey se trata de un servicio muy completo y sencillo para trabajar con imágenes. No trabaja tal y como lo hace un editor convencional, sino que nos permite ir aplicando distintas opciones, desde las más básicas a las más complejas, por lo que su uso no resulta demasiado complicado. En algunas de las opciones dispone de muchas alternativas a elegir ne lo que se refiere a filtros, símbolos, textos o bocadillos para introducir diálogos. Pero también a la hora de modificar las imperfecciones de las imágenes que hemos tomado es una gran alternativa ya que permite trabajar con distintos efectos de maquillaje y capas para conseguir un tono de piel uniforme y eliminar por ejemplo esa imperfección que la cámara ha captado. Nos permite guardar las imágenes en local y no es necesario registro.
  • Sumo Paint es quizás una opción poco conocida pero que funciona fenomenal. Con multitud de opciones, es bastantes sencillo de utilizar. Permite trabajar con capas y con un poco de práctica en el uso de editores de imágenes su uso es bastante intuitivo. No necesitamos identificarnos y a la hora de guardar imágenes podemos hacerlo en nuestro equipo o enviarla por correo. La parte más negativa es que no está muy integrada con otros servicios. Muchas veces una vez que hemos trabajado una imagen queremos guardarla en Flickr o en Facebook, y este servicio no facilita estas opciones.

Desde luego el campo de los editores online tenemos mucha variedad donde elegir. De todas las opciones evaluadas me quedo con PicMonkey y con Pixlr, ambos para cosas distintas pero sin duda aportan soluciones que me ayudan a trabajar sobre todo cuando no estoy en mi equipo habitual. PicMonkey incluso me ofrece algunos filtros y soluciones a utilizar que son más cómodas que mi editor instalado en local, por lo que poco a poco se va convirtiendo en un indispensable para mi.

En AnexoM | Los mejores editores de imágenes online