Discos duros en red: cómo acceder a tus archivos estando fuera de casa - Nobbot

Discos duros en red: cómo acceder a tus archivos estando fuera de casa

synology

Acceder a toda tu información, a todos tus datos, estés donde estés, fuera o dentro de tu hogar, en tu ciudad o en otra, en tu país o en el extranjero…¿Suena bien verdad? No es tan raro como parece y no es necesario que tengas contratado un costoso servicio de almacenamiento en la nube. Simplemente necesitas tener un disco duro en red, tener un NAS (Network Attached Storage) conectado a la red a tu casa y, cómo no, acceso a Internet.

Para todos aquellos que andéis un poco perdidos, este tipo de discos duros funcionan como un “mini-ordenador” en sí mismos y, como tal, tienen su propio sistema operativo, que permite realizar diversas tareas. Una de ellas, de la cual vamos a hablar hoy, es la que brinda la posibilidad de tener acceso al contenido de dicho disco duro desde cualquier lugar en el que te encuentres.

Accediendo a una configuración así en tu hogar, no necesitarás llevar duplicada tu información, en casa, en tu portátil, en tu smartphone… Podrás acceder a ella desde cualquier lugar como si estuvieras en tu propia casa. Podemos acceder a complicadas configuraciones de FTP, aperturas de puertos en nuestro router, IPs estáticas, tunelizaciones, pero todo es mucho más sencillo.

CONFIGURACION RED

Configura tu disco duro en red y dale visibilidad en Internet

Hay varios fabricantes en el mercado que nos ofrecen discos duros NAS, cada uno de ellos ofrece sus propias soluciones, pero en la esencia todos ofrecen las mismas posibilidades, y las herramientas de configuración son muy similares. Tenemos Synology, Western Digital, LaCie, QNAP… Todas ofrecen sus propias soluciones para este tipo de necesidades. Se trata de buscar la opción (fabricante) que más se ajuste a nuestro bolsillo o decidirse según nuestras preferencias.

Tal y como comentábamos más arriba, este tipo de discos duros se comporta en definitiva como si de un pequeño ordenador se tratara. Podremos acceder a su configuración a través de cualquier navegador que tengamos instalado en un ordenador que se encuentre dentro de la misma red. De esta manera, podremos habilitar nuestro NAS para que sea visible a través de Internet. Os voy a dejar un vídeo de demostración de la marca Synology, pero la realidad es que todos los fabricantes ofrecen lo mismo y sus métodos de configuración son muy similares.

Simplemente conociendo la dirección IP que se ha asignado a nuestro disco duro NAS dentro de nuestra red, tendremos acceso a toda esta configuración para poder darle salida a Internet y después poder conectarnos desde cualquier lugar. El tipo de configuraciones que traen estos discos duros suelen ser muy sencillas, porque están pensadas para un usuario doméstico, alguien que no es un experto en configuración de redes. Por poner otro ejemplo, Western Digital tiene un método de configuración muy similar.

Básicamente, se trata de acceder a la opción de configuración “Cloud” la cual nos irá guiando paso a paso para dar visibilidad a nuestro NAS fuera de nuestra Red. Tendremos que habilitar su acceso al exterior y después configurar una cuenta de usuario y contraseña, así como una “Identificador”, que nos permitirá conectarnos desde fuera de la red de nuestro hogar. Toda esta configuración, aunque suene complicada, es muy sencilla de habilitar.

Aplicaciones para dispositivos móviles

Todos los fabricantes se encuentran a la orden del día y saben que para el usuario medio es muy importante el uso de sus smartphones o tablets. Por eso, es casi seguro al 100% que, si adquirimos un disco duro NAS de un fabricante reconocido, tendremos aplicaciones específicas para nuestros dispositivos móviles. Estas estarán disponibles en las tiendas de aplicaciones de nuestro teléfono y su descarga será gratuita, puesto que será necesario tener un disco NAS del fabricante al cual podernos sincronizar con ellas.

Estas aplicaciones nos permitirán realizar  prácticamente todo lo que queramos. Una vez hayamos configurado nuestro NAS para su salida a Internet, facilitarán que veamos los archivos que tengamos almacenados en nuestro disco duro, descargárnoslos a nuestro terminal, subir archivos desde nuestro teléfono o tablet al disco duro para tenerlos a buen recaudo para cuando lleguemos a casa, escuchar música en streaming, ver nuestra fototeca… Las opciones son muchísimas.

¿Te imaginas poder llegar al hotel en tu descanso vacacional y poder escuchar toda tu música en streaming con la WiFi del hotel sin necesidad de haber llenado la limitada memoria de tu smartphone? Son cosas como estas las que nos ofrecen este tipo de servicios.

¿Son seguras este tipo de conexiones?

Tal vez te asalte la duda de si son seguras este tipo de conexiones. Evidentemente, si tienes altos conocimientos de redes, puedes entrar en la configuración de tu router, abrir los puertos SFTP del mismo, para que apunten directamente a tu disco duro en red y asignar un usuario y una contraseña encriptada para que solo tú o quien tu quieras tenga acceso. Pero los fabricantes de este tipo de soluciones también nos ofrecen una seguridad extrema.

Thecus-N5810PRO-apertura

Primero de todo, tendremos que crear un usuario y contraseña para nuestro disco duro en red y luego, a la hora de configurarlo para su salida a Internet, deberemos crear también una ID (identificación) que nos permita después hacerle saber a nuestro disco duro que “somos nosotros”. Este tipo de conexiones suelen realizarse por HTTPS, las cuales presumen de ser de las más seguras que están disponibles ahora mismo.

Con unos sencillos pasos, tendremos acceso a toda nuestra información en cualquier momento y lugar, sin necesidad de llenar la memoria de nuestro smartphone, tablet o portátil… Sin necesidad de llevar nuestro disco duro bajo el brazo… ¿Te animas?

Anexo M | Discos duros “Cloud”: cómo configurarlos para acceder a ellos desde cualquier lugar y protegerlos de miradas maliciosas