10 errores que no debes cometer en tu perfil de LinkedIn si andas buscando trabajo - Nobbot

10 errores que no debes cometer en tu perfil de LinkedIn si andas buscando trabajo

Linkedin_videowebinario_y_respuestas

Tan imbuídos como estamos en las redes sociales, hay veces en las que hay que delimitar las funcionalidades y comprender que realmente no todo vale. Hoy nos vamos a centrar en LinkedIn, una red social  ideal para buscar trabajo y para hacer contactos de negocios.

Pero no estamos en una red donde todo valga, como puede ocurrir en redes como Facebook o Twitter. Realmente estas dos redes sociales son mucho más informales que LinkedIn, y un desliz en ellas no es tan perjudicial como puede ser en esta red social.

Vamos a ver los errores más comunes a la hora de crear y usar un perfil en LinkedIn y como evitarlos para tener uno idóneo en esta red social.

  • No rellenar correctamente tu perfil de LinkedIn: LinkedIn te muestra un porcentaje de perfil completado, nada por debajo del 100% es aceptable. Debemos rellenar toda la información que nos solicita la red hasta conseguir el ansiado 100%. No cometer faltas de ortografía, escoger una foto de perfil adecuada, que te muestre como una persona seria. No vale una foto con tu pareja o tumbado en la playa, esto no es Facebook ni Twitter.
  • No Personalizar tu dirección URL: Por defecto, al crear un nuevo perfil, LinkedIn nos proporciona una URL aleatoria generada por ordenador. Es posible personalizar dicha URL, lo más aconsejable es utilizar nuestro nombre y apellido.
  • No introducir enlaces web de interés: LinkedIn te permite hasta un máximo de tres direcciones URL para incluir en nuestro perfil. Lo idóneo es que si tenemos una web personal, un blog o una página de empresa, introduzcamos dichos enlaces. Otra opción es incluir plataformas de generación de contenidos como puede ser delicius, que permita a los visitantes de nuestro perfil conocer que tipo de contenido de interés compartimos.

new-linkedin

  • No introducir especialidades que nos definan correctamente: A la hora de rellenar nuestro perfil, debemos introducir nuestras especialidades. Es indispensable ser realista e introducir especialidades que sean reales. Estas especialidades serán las palabras claves que arrojarán resultados a cualquiera que haga búsquedas de perfiles y nos interesa que lleguen a nuestro perfil usuarios que buscan a personas de nuestro perfil.
  • No utilizar asiduamente la red y las herramientas que te ofrece LinkedIn: Al igual que otras redes sociales, LinkedIn necesita de nuestra constante actualización. Deberemos visitarla con relativa asiduidad (al menos una vez por semana, aunque es aconsejable más) para mantenerla viva. Responder a solicitudes, generar contactos… La red te permite también utilizar sus aplicaciones para subir vídeos o presentaciones PowerPoint a nuestro perfil, así como documentos doc, pdf…
  • No participar en grupos e ignorar perfiles corporativos: Hay que usar LinkedIn, demostrar interés en la red. Para ello existen multitud de grupos activos delimitados en diferentes áreas de interés que nos permiten relacionarnos con otros usuarios y empresas afines a nuestros intereses e industria. También es recomendable unirse a perfiles corporativos, si queremos trabajar en una determinada empresa, que menos que estar en su perfil y de esta manera mostrar interés y enterarte rápidamente de las noticias y ofertas de empleo en dicha empresa.
  • Venderse de manera agresiva y no hacer caso de la sección de respuestas en tu perfil: Puede ser tentador ofrecer tus servicios a diestro y siniestro, pedir empleo o cacarear a los cuatro vientos que te han despedido de tu puesto actual. Esto es a todas luces un error, demuestra ansiedad y puede ser más perjudicial que beneficioso. También es aconsejable estar al tanto de la sección respuestas de nuestro perfil, ya que nos pueden llegar por ahí ofertas de trabajo interesantes.
  • No personalizar tus mensajes de solicitud de conexión y utiliza la web, intenta huir de la versión SmartPhone de la red: La versión de smartphone de LinkedIn puede ser muy útil para según que situaciones y tener una conexión constante con la red. Pero deberíamos utilizarla para momentos puntuales y utilizar más un ordenador. En la web podemos personalizar nuestros mensajes de solicitud de contacto con otros perfiles, cosa que en la aplicación no, por lo que daremos una mejor imagen a la hora de intentar conectarnos con otro perfil si no le enviamos un mensaje predefinido.

linkedin-smartphone-1940x900_34702

  • No consultar el perfil de un candidato de manera anónima: LinkedIn nos proporciona un historial de usuarios que acceden a nuestro perfil y lo consultan. Esto está bien, porque podemos tener un conocimiento exacto de quien se interesa por nosotros. Pero si estamos optando a un puesto de trabajo y visitamos asiduamente los perfiles de otros candidatos, mejor hacerlo de forma anónima, LinkedIn nos da opción de ello.
  • No tener recomendaciones creíbles: Es bueno, muy bueno, conseguir recomendaciones de otros usuarios en nuestro perfil, pero no a cualquiera. Es mejor tener una recomendación de una persona con cierto “estatus” dentro de la red, que tener la recomendación de vete tu a saber quien.

Estos son algunos de los errores más comunes que se suelen cometer en esta red profesional. Lo fundamental en todo esto es comprender que no estamos en una red de esparcimiento como pueda ser Twitter o Facebook (aunque estás también puedan usarse de manera profesional), sino que estamos ante una red mucho más seria en la cual un error de bulto puede pagarse muy caro.

  • En países de Latinoamérica, donde el índice delictivo e impunidad es muy alto, la exposición de datos puede ocasionarte serios problemas. De paso, hay bandas criminales organizadas a través de Internet que a través de la Deepweb venden datos de personas que recaban precisamente de los datos expuestos que éstas tienen en sus perfiles. En mi caso, yo no expongo todos mis datos y labores, simplemente publico lo primordial e indico claramente que si desea obtener mi curriculum completo o portafolio, así como recomendaciones, puede solicitarlo EN PRIVADO… En about.me mantengo una ficha con datos muy básicos, no permito que nadie anónimo haga contacto conmigo, si quiere hacerlo, que deje una traza en alguna plataforma. Yo no quiero exponer de forma pública lo que hago y quien soy, es un asunto muy peligroso en el país donde resido actualmente. También me ocupo de Online Presence Management y lo mismo le digo a los CEO de las compañías que me contratan: Dejen que la organización se manifieste en Internet pero Uds. NO se expongan, solo tengan un perfil de Facebook, bien configurado, solo para pocos amigos y familiares y, quizás, otro para Twitter “anónimo” para consultas temáticas aprovechando el poder de las listas y la inmediatez de esa plataforma de comunicación. En fin, esta “moda” de decir u obligarte que TODO debe ser público no me gusta, todo depende… ¿Quieres mi curriculum completo, saber todo sobre mí? Entonces, dime quien eres… Saludos.

  • Esta claro que muchos de los datos que expresamos en las redes sociales no deberíamos exponerlos pero esta globalización nos provoca a estar mostrando datos identificativos.