Cómo proteger tu WiFi de visitantes no deseados - Nobbot

Cómo proteger tu WiFi de visitantes no deseados

wifi_ono
Proteger tu red WiFi en casa es una de los pasos que menos atención solemos prestar a la hora de configurar nuestra conexión en casa. Y realmente es uno de los errores que más problemas nos pueden traer,  ya que una red WiFi insegura implica que podemos tener “visitantes” no deseados que se aprovechan de nuestra conexión en detrimento nuestro.

Hoy en Anexo M os vamos a explicar una serie de consejos muy sencillos que te ayudarán a tener una red WiFi a prueba de bombas ante los posibles ataques de elementos indeseados. Evidentemente no hay nada 100 por 100 seguro, pero por lo menos les pondremos las cosas muy difíciles.

El primer paso que debemos tener claro es que debemos cambiar toda la configuración que nos trae nuestro router por defecto. Lo más común es que el WiFi que instalemos en nuestro hogar tenga una pegatina en su parte inferior que nos muestra el nombre de la WiFi y su contraseña.

Compartir-WiFi

Para ello accedemos a la configuración del Router desde cualquier ordenador conectado por Red (no inalámbrica) a él. Abrimos un navegador y escribimos su dirección IP en él que por defecto tendría que ser “192.168.0.1” o “192.168.1.1” . Si no es ninguna de estas dos, abrimos una ventana de MS-DOS en nuestro ordenador (Inicio>Ejecutar>cmd) Y escribimos “ipconfig” en ella. Nos mostrará la dirección IP de nuestro router.

Una vez entremos en la configuración del router, solamente tendremos que introducir la contraseña de acceso al panel de configuración y buscar el apartado WiFi del mismo para empezar a realizar cambios.

Primeros pasos de configuración del router

Aquí cada router es un mundo y cada uno tiene sus propias opciones de configuración. Si no estás muy seguro de donde están las configuraciones WiFi lo mejor es que intentes buscar un manual del modelo de tu router que te lo explique paso a paso. En la página de ayuda de tu proveedor de Internet es muy probable que puedas encontrar el manual específico de tu modelo de router.

Una vez tengas claro cual es sitio exacto del panel de configuración donde se gestiona la red WiFi solo tendremos que realizar una serie de cambios. El primero es cambiar el nombre de la red, el nombre SSID. Pongamos uno que nos haga identificar rápidamente nuestra red y que no sea excesivamente complejo. Si el router nos da opción a ello, lo más seguro es ocultar el nombre de la red.

Esto hará que si escaneamos las redes WiFi desde un dispositivo móvil o portátil, por defecto no la veamos. Tendremos que buscarla nosotros y saber el nombre exacto de la misma para poder encontrarla. Esto hará que los posibles visitantes no deseados de nuestra red WiFi no la vean de entrada.

jazztel-huawei-hg532c.67m.cqfr9ef7xl

El segundo paso sería cambiar la contraseña de la red WiFi. En las opciones de tipo de contraseña intenta escoger contraseña WPA que es mucho más segura que la WEP que suelen traer definida por defecto los routers. Intenta crear una contraseña que sea complicada, mayúsculas, minúsculas, números, símbolos… Siempre será más difícil para intentar asaltar nuestra red.

El tercer paso será permitir únicamente el acceso a la red a determinadas direcciones MAC. Las direcciones MAC son las direcciones únicas de los equipos. Filtrando el acceso por esta dirección el router solo permitirá acceder a la red inalámbrica a los “invitados” que tenga en su lista. Es más engorroso para hipotéticas visitas a nuestra casa, ya que tendremos que añadirles al listado de direcciones MAC pero es mucho más seguro. Aunque no infalible, un hacker experto también podría hacerse pasar por quien no es.

Ya tengo mi red WiFi configurada ¿Y ahora qué hago?

Nada, disfrutarla… Pero deberás estar atento de posibles amigos de lo ajeno. Con los pasos que os hemos dado ya tendréis una red WiFi segura y protegida de posibles visitantes no deseados. Pero en el mundo de la informática no hay nada 100 por 100 seguro. Si nos topamos con alguien muy hábil podría saltarse nuestras medidas de seguridad. Para ello deberemos estar atentos a posibles intrusos.

Uno de los signos inequívocos de que nos están robando la red WiFi es que notemos una excesiva “lentitud” de carga de páginas cuando no estamos haciendo nada especial con nuestra red. Esto puede ser una señal de que tenemos visitantes no deseados. Para ello el primer paso es desconectar todos los ordenadores, smartphones  o tablets que tengamos conectados a la red.

Una vez hecho esto, comprobaremos si hay actividad de carga y descarga en nuestra red, esto lo veremos en las luces de nuestro router. Si aún teniendo todos los equipos desconectados de la red, la luz de conexión WiFi sigue “parpadeando” esto indicará que hay otra persona conectada a la misma que está haciendo uso de nuestra red.

livebox2-1_analisis_5

El siguiente paso es conectarse a nuestro router. Según el modelo que tengamos es posible que guarde algún tipo de “log” de registro indicando las conexiones que han entrado o que están activas. Es posible que podamos ver dicha conexión no deseada y “echarlo” (todo esto dependerá del router que tengamos en nuestra casa).

También existen aplicaciones para nuestros ordenadores o dispositivos móviles que nos permiten monitorizar nuestra red WiFi y nos permiten controlar el acceso a ella. Una aplicación perfecta para ello puede ser WiFi Guard de SoftPerfect. Es muy sencilla, está disponible tanto para Windows como para Mac y nos haremos enseguida a ella. Podremos monitorizar la red WiFi y comprobar quien está conectado. También nos permitirá forzar la desconexión de todo visitante inesperado.

Para dispositivos móviles también tendremos aplicaciones para monitorizar nuestra red. Simplemente accediendo a la tienda de aplicaciones de nuestro dispositivo y realizando una búsqueda de aplicaciones para redes WiFi nos mostrará un listado de aplicaciones que nos pueden resultar útiles.

  • Jorge

    otra opccion muy adecuada creo es como es nuestros ruter limitacion horaria de wiffi.