Hoy es el Día de la Oficina en Casa, otro logro de Internet - Nobbot

Hoy es el Día de la Oficina en Casa, otro logro de Internet

El 22 de junio de 2012 se oficializó el Día de la Oficina en Casa. Este concepto va íntimamente ligado al del teletrabajo. Aunque todavía es algo que sonará a chinos a mucho y a ciencia ficción a otros, lo cierto es que es una realidad que vive más de un 22% de los profesionales.

¿Trabajar siempre desde casa? No necesariamente, sino poder hacerlo a distancia si la actividad que realizamos no exige la presencia física. Y cada vez son más. No obstante, esta modalidad crece en los últimos años una media de un 20% anual y, gracias a Internet, esperamos que más profesiones puedan beneficiarse de la oficina en casa.

Trabajar desde casa son casi todo ventajas

Ir a nuestro lugar de trabajo conlleva un gasto de dinero (transporte, comida…) y tiempo (en los viajes) valorado en unos 360 euros al mes por cada empleado. Esta ya sería una buena razón para evitar ir a la oficina y utilizar herramientas informáticas desde casa siempre que podamos ahora que la economía está debilitada, pero la diferencia la marca que un abrumador 73% de los trabajadores cree que además les ayudaría a conciliar vida laboral y familiar.

Pese al riesgo de sentirse sólo, los datos confirman que en realidad el teletrabajo nos haría más felices. A todos. Por ejemplo aquellas personas con discapacidad para moverse no tendrían una desventaja competitiva y tendrían más sencillo insertarse en el mercado laboral. Si a todo esto le añadimos que somos respetuosos con el medio ambiente y nos permite generalmente mayor flexibilidad en los horarios… ¿No estamos ante el modelo del futuro?

¿Y qué gana la empresa?

Se podría pensar que tantos beneficios a los empleados no debe ser muy bueno para la empresa. Nada de eso. No sólo por los costes que se ahorran en equipamiento y en establecer el mismo lugar de trabajo, sino porque además la productividad aumenta un 20%.

El 62% de las empresas europeas están de acuerdo en que una mayor flexibilidad hace estar más alegres a sus empleados y, por lo tanto repercute en cómo ejecutan sus labores. Al margen de este aumento en la motivación, también sería más sencillo captar talento (ya no hay inconvenientes por localización) y, sobre todo, retenerlo.

¿Estamos preparados?

Si con todos estos motivos no son suficientes; todavía tenemos los medioambientales o demográficos. Evitamos el éxodo rural y ahorramos hasta 83 tolenadas de CO2 por persona, especialmente por el transporte. Sin embargo, muchos se preguntan si realmente hay herramientas disponibles para el teletrabajo.

Las hay y algunas de ellas son gratuitas. Toda la suite de Google es utilizada a diario por miles de organizaciones, lo mismo ocurre con Microsoft. Por si fuera poco, el concepto de cloud computing y los avances en las conexiones móviles ayudará a tener dentro de poco toda nuestra oficina en cualquier ordenador. La pregunta es ¿cuanto queda para que aceptemos el cambio?

  • C. Roberto

    Hasta que no cambie la mentalidad e identifiquemos trabajo con algo que tenemos que hacer en lugar de un lugar al que tenemos que ir…

    Las empresas tienen también que invertir para poder facilitar el teletrabajo, pero además impulsar una organización más flexible, que es lo más complicado