Reinventando la lectura rápida - Nobbot

Reinventando la lectura rápida

spritz

El fin de todo método de lectura rápida es el de aumentar los índices de velocidad de lectura, sin reducir apreciablemente la comprensión o retención del contenido leído. ¿Imagináis ser capaces de leer una novela de mil páginas en alrededor de diez horas?

Eso es lo que nos ofrece Spritz, la aplicación que también da nombre a la empresa que la desarrolla, la cual pudimos conocer durante el pasado Mobile World Congress. Pretende reinventar los métodos de lectura rápida rompiendo con la idea de leer página por página, y con la muy ambiciosa meta de que para 2016, el 15% de los textos del mundo se puedan leer con Spritz.

¿En qué se diferencia Spritz de otros métodos de lectura?

Según el equipo de Spritz, tardamos en leer a causa del movimiento que nuestros ojos tienen que hacer para pasar de una palabra a la siguiente y de una línea a otra. Es por ello que sólo dedicamos un 20% del tiempo a la comprensión de lo que estamos leyendo mientras que el 80% restante es utilizado por el movimiento ocular.

Con Spritz las palabras van apareciendo una tras otra, permitiéndonos escoger la velocidad a la que deseamos que se muestren las palabras, en un intervalo que va de las 250 a las 1.000 palabras por minuto.

alineado

Mientras que en otros métodos de lectura rápida como el Rapid Serial Visual Presentation (RSVP), las palabras se van mostrando alineadas a la izquierda o centradas, en Spritz el punto preciso de la palabra que nos permite reconocerla rápidamente llamado Punto de Reconocimiento Óptimo (ORP), se alinea verticalmente de manera que se produce un aumento significativo en la velocidad de lectura.

Al contrario que en algunos otros métodos de lectura rápida, para utilizar Spritz no se requiere un entrenamiento previo. Eso sí, como bien indica el equipo de desarrollo en su página web, he podido comprobar que a velocidades altas la capacidad de retención aumenta cuanto más lo utilizas y te acostumbras al ritmo.

350ppm

Como sucede con todo, Spritz tiene sus ventajas y desventajas. Mientras lo he estado usando la concentración en lo que estaba leyendo era total. En cambio, he de reconocer que a velocidades altas perdía el ritmo por algo tan simple como un parpadeo.

Creo que Spritz puede ser muy útil en ciertos casos como, por ejemplo, para leer noticias o correos electrónicos, sobre todo desde el teléfono móvil donde dejaría de ser necesario hacer zoom o scroll. De hecho, de momento sólo estará disponible para el Samsung Galaxy S5 y el Samsung Gear 2. Eso sí, han creado un SDK y APIs para Android, iOS y JavaScript, de manera que poco a poco los desarrolladores puedan implementar Spritz en sus dispositivos, aplicaciones y sitios web.

gear2

Donde sí que no lo veo tan práctico es a la hora de leer una novela, que es precisamente uno de los motivos principales para crear Spritz. Quizá sólo sea cuestión de adaptarse pero hay escenas en las que me gusta recrearme y, leyendo a velocidad de vértigo, no sé si sería capaz de hacerlo.

Alternativas a Spritz

Aunque ya existían aplicaciones de lectura rápida como Speed Reader o Velocity, lo cierto es que las alternativas a Spritz no han tardado demasiado en llegar.

OpenSpritz, una Bookmarklet que nos permite leer textos al estilo de Spritz desde cualquier navegador. Para utilizarlo no tenemos más que arrastrar el botón OpenSpritz this! a nuestra barra de marcadores/favoritos, y pulsarlo en la página web que queramos leer. Hecho esto, aparecerá una banda en la parte superior de la pantalla donde debemos seleccionar la velocidad de lectura.

jetz

Cabe destacar que hay un error que impide leer el texto de algunas webs. Para solucionarlo sólo hay que seleccionar el texto que queremos leer antes de darle al botón. Este método también es especialmente útil si sólo queremos leer una parte de un texto o un artículo determinado.

Read It! y Jetz son otros dos Bookmarklets que funcionan igual que OpenSpritz, pero que a mi me gustan más porque son tan fáciles de instalar y utilizar como éste pero además cuentan con una interfaz simple pero atractiva.

Si eres usuario de Google Chrome y por cualquier motivo prefieres las extensiones a los Bookmarlets puedes optar por Spreed o Readline. Ambas extensiones te van a permitir hacer lecturas rápidas al estilo de Spritz y cuentan con diferentes opciones de personalización.

En Anexo M | Las alternativas más interesantes para tu publicación online

  • C. Roberto

    La verdad yo lo veo más para consumo rápido de información que para literatura, pero claro también recuerdo alguna lectura obligatoria de la escuela que un método de lectura rápida como este me hubiera gustado tener.

  • Francisco L

    En el MWC pude ver algo y lo veo genial para los nuevos dispositivos que están por llegar como el Gear de Samsung o smartwatch similares. Ahí creo que tienen mucho potencial pero como dice el autor, hay que ajustar bien la velocidad de lectura o te pierdes con un simple parpadeo.

  • Enrique Gallardo

    Lo de los métodos de lectura rápido siempre me ha parecido curioso, y ahora parece que vuelven a estar de moda, pero no veo la aplicación más allá de evitar zooms y slize en dispositivos con pantallas relativamente pequeñas.

    Cuando leo algo por afición no quiero leerlo rápido, quiero deleitarme con lo que leo, releer lo que me apetezca, poder hacer una pausa sin darle a ningún botón, etc. y es que lo importante de leer no es “pasar” por el contenido, si no disfrutarlo al ritmo que quiera, ya sea a 1 o a 10 páginas por minuto, de la misma manera, no concibo ver contenido multimedia, ya sean pelis, series o escuchar música o podcasts a 3x, ya que aunque segúramente me seguiría enterando de lo que dicen no lo disfrutaría lo más mínimo.