ReddePeriodistas.com para reflexionar sobre el periodismo post Facebook

ReddePeriodistas.com: cuando el periodismo despertó, Facebook estaba allí

Creo que fue en mayo de 2017 cuando me reuní con la fundadora de una revista digital para tomar un café entre colegas con problemas de audiencia. Me contaba que Facebook ya no funcionaba bien. Decía que casi el 80% de sus lectores venían antes de ahí “y ahora no sé qué pasa”. Pasa, le dije, que Facebook ya no es Facebook; no sé mucho más que tú.

David González Torres, Creador de ReddePeriodistas.com

Rememoro aquella anécdota porque creo que a casi todos los responsables de algún medio digital nos pasó lo mismo de 2016 a 2017. Entre otros motivos, gracias a que Facebook dejó de ser Facebook, creé, junto con un puñado más de personas, otra nueva red, pero solo para periodistas: ReddePeriodistas.com

facebook no era facebook

Cuando Mark Zuckerberg confirmó que Facebook había pulsado un botón para que las noticias fueran irrelevantes en su muro, -lo importante es la familia y los amigos, dijo- todos suspiramos aliviados. Por lo menos, ya sabíamos por qué Facebook no era Facebook.

Las redacciones digitales ya podían hacer lo que antes no hacían. Cuidar sus reportajes, sus portadas y a sus lectores. Porque mientras Facebook era Facebook casi todos publicábamos dos tipos de noticias. La noticia-noticia y otra cosa que no era noticia pero bien tuneada, emotiva, omitiendo lo importante en el titular, y clic, para el caralibro (y muchas veces era una tontuna, no una noticia-noticia).

Los usuarios (no eran lectores, no nos confundamos) llegaban a toneladas desde Facebook. Y, entonces, muchos periodistas nos sentíamos orgullosos de publicar un reportajazo -que no leía nadie-, mientras teníamos las manos aún llenas de mierda después de darle al botón que publicaba en el muro ese viral que nos mantuviera arriba en audiencia.

“Aunque paguemos, que pagamos, por promocionar nuestra noticias en Facebook, Facebook no las enseña como antes”, incluso me llegó a decir la fundadora de la revista a la que antes cité.

Entonces, empecé a leer medios especializados en medios para saber qué diantres nos pasaba a los medios. Leía Niemanlab, leía Digiday, leía los blogs de plataformas como Newswhip o Chartbeat y me di cuenta que no había nada parecido en castellano, o al menos no como tal.

facebook red de periodistas

un blog sobre el futuro de los medios

¿No sería bueno tener un blog sobre periodismo para periodistas que hablara sobre el fin del periodismo y de los medios (su futuro, no su final)?

Mientras tanto, se hablaba de que todos debíamos pivotar al vídeo, subtitular los vídeos como las pelis de Charlie Chaplin, editar en vertical los vídeos, vídeos, vídeos, vídeos…

Y, un día, ni vídeo ni el botón de la mierda: todo dejó de funcionar. Facebook dejó de traernos lo que nos traía. Mi colega, fundadora de la revista, aún revuelve el café humeante mientras se lo pregunta. Y así fue. Lo que nos pasaba a todos los que dependíamos de Facebook también le pasó a Vocativ, Fox Sports o Mic, por citar tres medios anglosajones.

En el caso de Mic, por ejemplo, llegó a pasar de una audiencia de 17,6 millones de usuarios a solo 6 millones en menos de un año. El batacazo para todos era brutal: 40%, 60%, 70% de desplome.

A Vocativ, que sumaba unos 4 millones de usuarios en 2016, incluso Comscore dejó de auditarlo al tener solo 175.000 uu en 2017, cifra insuficiente para entrar en su mediciones. Slate difundió hace poco el siguiente gráfico: 87% de caída de audiencia.

Facebook Slate

Desde EE UU, empezaba a verse cómo toda redacción que pivotó hasta Facebook iniciaba expedientes de regulación de empleo, porque Facebook ya no era Facebook. Así, los periodistas que habían venido a trabajar para Facebook se colocaban en la lista del paro.

la crisis económica, el facebook del periodismo español

En España, nuestro Facebook fue en 2008, con la crisis económica. Los medios de comunicación pusieron en la calle en los años duros de la crisis a más de 8.000 periodistas. Algunos de ellos crearon sus propios medios; otros forman parte de esa cifra. Y esa cifra, si fueran despidos de una multinacional, hubiera sido portada de cualquier medio económico; pero solo eran periodistas.

Entonces, pensé qué habría pasado con todo el contenido de esos periodistas despedidos. ¿Dónde estaría ahora toda esa hemeroteca personal si el medio cerró?

Toda esta suma de preguntas –no fueron las únicas- convergió en una misma idea. Necesitábamos un único sitio donde se hablara de periodismo para periodistas y donde existieran herramientas para hacer mejor nuestro trabajo o buscarlo con éxito. Creé entonces un humilde canal de Telegram que se llamó El fin del periodismo (fin=objetivo). Y me pareció insuficiente.

Compré un dominio y reuní a un grupo reducido de guerrilleros: diseñador web, editor de vídeo, redactores… Nació así Reddeperiodistas.com, una red exclusiva para periodistas donde hablar del oficio del periodismo y del futuro de los medios. No teníamos web, no teníamos logo, no teníamos ni una demo que enseñar hasta justo este 25 de octubre de 2018.

red de periodistas

Escribí entonces un ideario, algo así como una hoja de ruta de contenido, tecnología y vía de negocio para que Red de Periodistas siga existiendo. Son, apenas, estos cuatro párrafos:

  • “Creamos RedDePeriodistas.com, porque algunos compañeros nos preguntaron un día dónde podían tener en un solo sitio toda su hemeroteca de artículos firmados, como muestra de una trayectoria periodística de años y años, que se pudo haber desintegrado, o quedado en manos de otros, por el cierre de los medios en los que habían trabajado, el despido o el cambio de rumbo.
  • Creamos RedDePeriodistas.com, porque creemos que las nuevas generaciones de periodistas también deberían estar en contacto con los actuales responsables de los medios en España  y Latinoamérica (y viceversa). Porque no solo importa saber quién es quién dentro de un mapa de medios cada vez más reducido, sino que los responsables de nuevos proyectos de comunicación o digitales necesitan descubrir qué talento joven puede incorporarse a las actuales redacciones.
  • Creamos RedDePeriodistas.com, porque creemos que a todas y todos, en esta profesión, nos ayudaría conocer de primera mano en qué proyectos se está trabajando dentro de los grupos de comunicación, qué casos de éxito se dan en los nuevos medios digitales o qué tendencias, productos o servicios pueden salvaguardar los puestos de trabajo dentro de las empresas periodísticas, en tiempos en que cae la publicidad, hay una merma de credibilidad en las noticias y las grandes tecnológicas son las que distribuyen nuestro trabajo entre los lectores.
  • Creamos RedDePeriodistas.com, porque, después de que más de 8.000 periodistas fueran despedidos en los años duros de la crisis económica, más aquéllos miles nuevos periodistas recién salidos de la universidad que tampoco tienen oportunidades de encontrar trabajo en las redacciones, es necesario conocer nuevas herramientas digitales, nuevas destrezas y tener capacidad de crear nuevos formatos -vídeo, podcast, nuevas narrativas- para poder reciclarnos, acceder a nuevos perfiles profesionales o, por qué no, crear nuestro propio medio de comunicación”.

Y así nació Reddeperiodistas. Está todo aún en beta. En los próximos meses iremos convirtiendo ese ideario en herramientas, contenido, comunidad, supervivencia.

Espero que así sea.

Un inciso antes del punto y final.

Jeff Jarvis, periodista norteamericano experto en el futuro de los medios

Cuenta Jeff Jarvis, en uno de sus libros, que una importante responsable de una multinacional, le preguntó a Mark Zuckerberg cómo podía crear una gran comunidad en torno a su empresa, a su marca, para sacar tajada de ello. Zuckerberg le dijo con tono seco: “No puedes”.

El CEO de la multinacional se quedó boquiabierto. Luego, Zuckerberg prosiguió. “No puedes porque ya existen, no hace falta crear las comunidades. Solo hay que darles un lugar para que se reúnan”.

No quisiera, no queremos, que ReddePeriodistas.com sea un anti-Facebook, ni un LinkedIn más para periodistas ni un Twitter que vitamine los egos. Queremos que sea el lugar de la comunidad que ya existe, un lugar donde limpiarnos las manos de mierda y rectificar para convertir este oficio en lo que siempre fue, un trabajo en el que cada día contábamos historias que interesaban, ayudaban e informaban a las personas que las leían.

Ahí, las historias, las noticias, las entrevistas y los reportajes solo hablarán de nosotros y de nuestro trabajo, de lo que hemos hecho bien y mal, de cómo pueden sobrevivir los medios a sus propias dinámicas. Y no es una cuestión endogámica. Al contrario.

Ayer Facebook dejó de ser Facebook, mañana podría ser Google, Apple, Twitter o lo que venga. Y si alguna de estas plataformas dejan de ser lo que son -o lo dejamos de ser nosotros, los periodistas- y se pone en peligro el trabajo, el buen hacer o la reputación de las noticias, al menos, deberíamos tener un lugar donde hacernos la misma pregunta que me hizo mi colega mientras revolvía el café, aún caliente:

¿Qué demonios está pasando con las noticias que nadie las lee?