Empantallados, un estudio sobre familia y tecnología

“Los padres necesitan más formación para acompañar a sus hijos en la aventura digital”

Las pantallas tienen una enorme repercursión en nuestras vidas y, como no podía ser de otra manera, también poseen un rol importante en el entorno familiar. En los hogares nos vemos obligados a hacer frente a una gran cantidad de dispositivos (ordenadores, tablets, smartphones) y a veces la responsabilidad de educar a nuestros hijos en la seguridad y el buen uso de la tecnología puede sobrepasarnos. Precisamente para acompañar a los padres y madres en este camino de digitalización nace Empantallados, una plataforma que trata de demostrar que la tecnología no es un enemigo, sino un aliado.

Los nativos digitales han nacido con un gadget debajo del brazo pero, aquellos que no lo somos, necesitamos una constante renovación para poder acompañar a nuestros hijos en este camino. Hoy hablamos con Pía García Simón, Responsable de Comunicación de Empantallados, para analizar las claves de su nuevo estudio, “El impacto de las pantallas en la vida familiar”. Un trabajo realizado en colaboración con GAD3 que trata de mostrar cuáles son las principales preocupaciones de los progenitores respecto a la tecnología, cuáles son sus hábitos y carencias y qué beneficios tiene la tecnología en sus hogares.

–  ¿Cómo nace Empantallados? ¿Quiénes forman parte hoy en día de este proyecto de acompañamiento y educación digital?

Empantallados nace para acompañar a los padres y madres en la educación digital de sus hijos. La preocupación es cada vez más frecuente, y por eso Empantallados surge como una plataforma abierta a todo el mundo.

A veces nos gustaría saber qué han hecho otros padres, qué funciona y qué no, o que algunos expertos nos ayudaran con la educación de nuestros hijos. Este es objetivo de Empantallados: facilitar artículos, entrevistas con expertos y recursos prácticos para aprovechar el ámbito digital como una oportunidad más para educar.  Contamos con la colaboración de expertos en educación, tecnología y salud.

Empantallados ha recibido el reconocimiento de la Comisión Europea, formando parte  del Consorcio liderado por INCIBE, para la convocatoria de ayudas europeas para los Safer Internet Centers en 2019-2020

–  Habéis realizado un estudio sobre el impacto de las pantallas en la vida familiar. ¿Qué muestra habéis utilizado para extraer resultados? ¿Cuáles son los temas en los que os habéis centrado?

El estudio se basa en una encuesta realizada por GAD3, una de las principales consultoras de investigación social de nuestro país. Se han entrevistado a más de 1400 padres y madres con hijos menores de 18 años en el ámbito nacional.  Para el estudio, hemos contado, además, con la colaboración de ‘Por un uso Love de la tecnología de Orange’, con quienes compartimos el objetivo de ayudar a las familias a establecer una relación saludable y responsable con la tecnología.

A través del estudio queríamos entender la relación de las familias con las pantallas en el hogar. Para eso nos hemos centrado en diferentes aspectos, que nos permiten aportar una buena radiografía:

En primer lugar, queríamos conocer en qué medida la tecnología contribuye a unirnos como familia. Además, se abordan los riesgos que más preocupan a los padres, así como las medidas que usan para proteger a sus hijos.  También, se estudia el uso que los propios padres hacen de las pantallas y cómo se perciben ellos como modelos a seguir. Finalmente, nos preguntamos si los padres están preparados para afrontar los retos que plantea la educación digital, y a qué fuentes acuden para formarse.

El informe completo incluye, además, la reflexión de 7 expertos que completan esta radiografía de datos, aportando su visión sobre el comportamiento de padres e hijos en este entorno multipantalla. También se incluyen algunas recomendaciones de Empantallados: no queríamos quedarnos sólo con cifras, sino convertirlas en motores de acción en cada una de nuestras casas.

–  ¿Cuáles son las mayores preocupaciones de los padres frente al uso que hacen sus hijos de las pantallas? ¿Y las mayores carencias o malas prácticas tecnológicas de los progenitores?

Las principales preocupaciones de los padres sobre el uso que sus hijos hacen de internet son la relación con desconocidos y  el ciberacoso.  A estos riesgos, le siguen por orden de preocupación: el acceso a contenidos inapropiados, la pérdida de tiempo y la sobreexposición de su imagen.

Según el estudio,  sólo 4 de cada 10 familias tienen instalados algún tipo de control parental en los dispositivos con pantalla. Sin embargo, cada vez más van tomando medidas, ya que el 74% afirma tener implementadas normas de uso de las pantallas en el hogar.

Las principales preocupaciones de los padres sobre el uso que sus hijos hacen de internet son la relación con desconocidos y  el ciberacoso.

Por otro lado, cabe destacar que nos encontramos con padres que son usuarios más intensivos de la tecnología, que sus propios hijos, nativos digitales. Cuando comparamos a padres e hijos en situaciones similares (como consultar el móvil en la cama o ver la televisión y otra pantalla de manera simultánea) los padres lo hacen con más frecuencia. Además 1 de cada 3 padres afirma hacer un uso excesivo de la tecnología y piensan que no son buenos modelos para sus hijos.

–  ¿Cuánto tiempo diario pasan los niños de media frente a una pantalla? ¿Y los padres? ¿Cuáles son las aplicaciones o servicios más utilizados por unos y otros?

Según el estudio, la televisión es la pantalla a la que más tiempo dedican los hijos: el 69% le dedica al menos una hora y un 24% más de 3 horas. Un dato curioso es que son los más pequeños, de 0 a 5 años, los que más tiempo le dedican.

Con el tiempo, van adquiriendo protagonismo otras pantallas individuales, como el smartphone, con mayor uso entre los 16 y los 18 años.

Las aplicaciones y servicio más usadas por los hijos son Whatsapp e Instagram, a las que sigue Facebook, y el antiguo Musical.ly (ahora denominado Tik Tok).

Con respecto a los padres, vemos que Whatsapp es la red social con mayor penetración, el 94% utiliza esta aplicación de mensajería. Le sigue Facebook, donde el 86% de los padres tiene perfil, y después, Instagram, con más del 63%.

–  ¿Hasta qué punto necesitan los padres formación digital? ¿Es cierto que no conocen el nuevo mundo digital en el que se mueven y en el que han nacido sus hijos?

Según el estudio, los padres procuran acompañar a sus hijos en lo digital: en una escala del 1 al 5, la mayoría de los padres se otorga un 4 cuando se les pregunta en qué grado saben lo que hacen sus hijos con los dispositivos.

Al mismo tiempo, en el estudio, el 60% de los padres reconoce que quiere saber más sobre educación digital. La rapidez con la que cambia el entorno digital hace difícil mantenerse al día. Los padres necesitan más formación para acompañar a sus hijos en la aventura digital. Educar en este ámbito es para muchos de ellos un verdadero reto, en el que queremos acompañarles.

es tarea de los padres fomentar el equilibrio, donde haya espacios y tiempos de desconexión de toda la familia

–  ¿Qué deben hacer los padres para fomentar otras actividades alejadas de la tecnología?

La tecnología ha venido para quedarse, y tiene un papel fundamental como herramienta, entretenimiento y desarrollo de capacidades de nuestros hijos.  Sin embargo, es tarea de los padres fomentar el equilibrio, donde haya espacios y tiempos de desconexión de toda la familia. Se trata de saber asegurar entre todos un cierto ‘bienestar digital’: saber cuándo estar conectados y cuándo no.

Según el estudio como alternativas de ocio a las pantallas, el 67% de las familias prefieren las escapadas a la naturaleza. Le siguen los planes deportivos, la lectura y los juegos de mesa.

cursos regalo Navidad robótica niños

– ¿Podríais contarnos 3 conclusiones que saquéis del estudio que habéis realizado? ¿Cuáles son los siguientes pasos que debemos dar para una buena educación digital?

Una de las conclusiones es que las pantallas tienen un papel favorable en la gestión de las actividades familiares, pero al mismo tiempo suponen un reto, porque se han convertido en un motivo de conflicto habitual con los hijos.

En ese sentido, cada vez más, los padres están tomando medidas de control en el hogar y estableciendo normas que moderen el uso que todos hacemos de las pantallas.

Y no solo eso, los padres y madres son conscientes de su nuevo papel como mediadores de la tecnología y sus hijos, y ven la necesidad de formarse. Quieren saber más para educar en un uso saludable y responsable de las pantallas.

Los siguientes pasos para propiciar una buena educación digital, en mi opinión, tienen que ver con cuatro aspectos:

  1. Hacernos conscientes del uso que todos, padres e hijos, hacemos de la tecnología.
  2. En segundo lugar, establecer normas en casa sobre el uso de las pantallas (como tener horarios claros y zonas de uso) a las que todos nos comprometamos.
  3. Como padres, estar al día, formarnos, y no tener miedo a saber más, para poder asumir la tecnología como una oportunidad más para educar.
  4. Finalmente, y el quizá más importante, fomentar el diálogo constante con nuestros hijos. Conocer sus gustos, los contenidos que prefieren… Se trata de crear entornos de confianza que les permitan hablar con franqueza de lo que hacen en internet.

las pantallas tienen un papel favorable en la gestión de las actividades familiares, pero al mismo tiempo suponen un reto

– ¿Cuál es la proyección hacia el futuro de Empantallados?

Son cada vez más los padres y madres que acuden a Empantallados en busca de información y criterios útiles de actuación para la gestión de las pantallas en el hogar.

Para nosotros es fundamental seguir apoyándonos en el criterio de buenos expertos en el ámbito de la tecnología y la educación.

Además estamos apostando por la formación presencial, con escuelas de padres en varias ciudades de España. Esto nos permite recoger de manera constante las preocupaciones reales y poder seguir generando contenido de calidad para las familias.

Infografía estudio “El impacto de las pantallas en la vida familiar”. Empantallados