Así da clase Antonio Pérez con su método digitalizado 'aula invertida'

Antonio ‘Profe’: “Estudiar con el teléfono móvil al alumnado le motiva”

antonio antonioprofe educacion youtube

Con notable ayuda de las herramientas digitales, la educación está cambiando todo lo rápido que puede (dentro del marco administrativo). Hoy algunos profesores tienen cuentas de Twitter donde plantean retos, suben contenido a YouTube y fomentan el aula invertida.

Este es el caso de Antonio Pérez. Conocido por su alias youtuber AntonioProfe, este profesor de Física y Química del IES Sierra Luna en Los Barrios (Cádiz), nos explica en qué consiste su método.

-Eres un profesor real, como tantos otros, de carne y hueso. Sin embargo, has optado por una línea de enseñanza peculiar. ¿En qué consiste?

“Mi alumnado estudia la teoría en casa, en clase lo que hacemos es resolver dudas y hacer ejercicios”

Ahora tengo un proyecto centrado en dos canales de YouTube, Ciencia Solidaria, donde están las prácticas de ciencias, y AntonioProfe, donde están todas las clases de física y química desde 2º de la ESO hasta 2º de Bachillerato, todas las clases de teoría explicadas, y los ejercicios más importantes de cada unidad.

Con estos canales aplico una metodología que se llama aula invertida o flipped classroom. Mi alumnado estudia la teoría en casa, de forma que yo no tengo que explicar la teoría en clase como todo el mundo se imagina, sino que se hace justo lo contrario: ellos en casa ven un vídeo de un tema tantas veces como sea necesario, y las dudas me las ponen en los comentarios del vídeo o a través de redes sociales; Instagram, Facebook, etcétera.

El tiempo en clase lo dedicamos a hacer ejercicios y resolver dudas e intento que las dudas las resuelvan entre ellos, usando su propia forma de expresarse. Además, para adaptarnos a la realidad diaria del alumnado he introducido de forma masiva YouTube y las redes sociales en el aula. Y funciona. Esta metodología ha tenido una repercusión muy grande en los medios, incluso he ganado algún premio a nivel nacional.

“¿Cómo puede enseñarme a dar clases alguien que nunca ha dado clases?”

-¿De dónde surge la idea de ‘AntonioProfe’? ¿En qué momento surge esta nueva necesidad de cambiar el formato de enseñanza?

Yo ya había leído sobre el aula invertida y es una idea que tenía en mente. Hice un par de vídeos en el aula del instituto, sin micrófonos, sin luces, con el móvil, para ver el resultado y como me sentía. Se nota bastante que es una prueba, pero me gusto el resultado y en ese momento decidí introducir un nuevo cambio en mi metodología.

Hoy día el profesorado utiliza como metodología básica la clase magistral, dando clase como hace 200 o 300 años, lo cual no parece muy razonable. Una clase magistral en un momento dado es una maravilla, pero desde mi punto de vista no debe ser la metodología estrella.

Claro, que ahí también tiene mucho que ver la formación que recibimos los profesores. Conozco másteres en educación secundaria cuyo profesorado no ha dado una clase en su vida en un instituto. ¿Cómo puede enseñarme a dar clases alguien que nunca ha dado clases?

La gente llega muy despistada a los centros educativos,  el primer día que trabajas te dicen “este es tu horario, tienes clase con 3ºB ahora”. Ese es el aterrizaje en un instituto, donde te encuentras clases de más de 30 alumnos. Si no te han preparado bien, haces lo que hicieron contigo: explicar las lecciones usando la clase magistral.

“La mayor parte de mis seguidores no son alumnos míos, son gente de todo el mundo”

-Cuando subes un vídeo explicando un tema, ¿recibes retroalimentación de los alumnos? ¿Te dan pistas para mejorar o es un trabajo en solitario?

Sí, de hecho, me interesan mucho los comentarios que me hacen. Ahora en AntonioProfe hay 304 vídeos y es normal que haya errores. Los alumnos se dan cuenta y te dicen “Antonio, en el minuto 3:05 has multiplicado por dos cuando tenías que haber dividido”.

Además, no es solamente de mi alumnado. La mayor parte de mis seguidores no son alumnos míos, son gente de todo el mundo: Colombia, Argentina, EEUU, China… Es muy gratificante porque los comentarios son siempre muy positivos. Aprendo de lo que ellos me dicen y es muy gratificante que te digan “he sacado un 8 desde que veo tus vídeos; antes suspendía”.

-Y los alumnos, ¿aprenden mejor con este método digitalizado? ¿Has notado mejoría en la calidad de la enseñanza?

Estadísticamente no es significativo porque necesitas unos años aplicando una metodología para poderlo comparar. Te puedo decir que el año pasado tenía una clase de 3º de la ESO que era bastante complicado: alumnos repetidores, alumnos disruptivos, etcétera.

“Lo de estudiar con el teléfono móvil, o con una ‘app’, al alumnado le motiva”

En la primera evaluación el 75% de los alumnos de ese curso tenían tres asignaturas o más suspensas, pero yo tenía por encima del 80% de aprobados en este primer parcial, siendo física y química una de las asignaturas en las que más se suele suspender.

En los cursos en los que he cogido datos de otros años, los resultados mejoran. Hay un punto de motivación que no sabría explicar de dónde viene. Lo de estudiar con el teléfono móvil, o con una app, al alumnado le motiva.

-Tu canal trata sobre Física y Química. ¿Crees que este tipo de formato valdría para otras asignaturas?

Yo no podría. De hecho yo quería hacerlo con física, química y matemáticas. Pretendía en un verano a hacer todo, pero solo me dio tiempo a hacer la física y química de 2º, 3º y un poquito de 4º de la ESO. Las matemáticas las podría hacer, pero me imagino que en cualquier materia esto funcionaría.

Si hablamos de historia, hacer una clase cortita en la que resumas lo más importante en vídeos de 10 o 15 minutos creo que tendría mucho éxito. Creo que es aplicable a cualquier materia. Hay algunas, como el inglés, que servirían para mejorar el oído o la gramática, pero hablarlo tiene que ser en el aula. Lo que pasa con esta metodología es que requiere una cantidad de trabajo enorme y lo tienes que hacer en tu tiempo libre.

-El cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible trata sobre la educación de calidad. ¿Estamos avanzando hacia ella con estas nuevas metodologías?

Yo creo que sí, pero hay pocos profesores innovando, tenemos muchísimo trabajo en el centro y en casa y no todo el mundo está dispuesto a dedicar horas de su tiempo libre (muchas horas) a innovar.

Por otro lado, la mala imagen que tenemos en nuestra sociedad no ayuda. Es muy triste leer en la prensa, en los comentarios que hace la gente, que somos muy vagos, que estamos siempre de vacaciones, etcétera. Te puedo asegurar que es justo lo contrario.

-Pero es un trabajo que podría realizar la Administración.

Sería abordable por la administración, pero yo creo que está en otras historias. Antes tú podías pedir un año de permiso, cobrando, para elaborar material. Si mi jefe, la Junta de Andalucía, me da un año para elaborar material, le puedo dedicar más tiempo y abarcar más.

Pero ahora si quieres hacer esto lo tienes que hacer en tu tiempo libre, que al contrario de lo que mucha gente cree, es muy poco. Cuando termino mis clases tengo que preparar la siguiente, corregir exámenes, claustros, etcétera.

Como ejemplo del tiempo que dedico al canal AntonioProfe, el tema uno de química de 2º de Bachillerato son seis vídeos de teoría y cada uno me ha tomado 10 horas de trabajo. Y después de estos vienen los vídeos de problemas. Por dinero no haces esto. Lo haces porque crees en lo que haces y porque te llena.

“Estamos rodando un documental sobre mi metodología didáctica”

-Pero ha tenido éxito, estáis grabando un documental.

En la Fundación Audiovisual Andaluza me llamaron un día para dar una charla en Sevilla. Era sobre la elaboración de material educativos. Durante mi ponencia había un productor entre el público y me llamó para proponerme rodar un documental sobre mi forma de dar clase.

Desde septiembre de este año estamos rodando un documental sobre mi metodología didáctica. Pedimos permiso para que las cámaras pudieran entrar en el centro y no nos lo dieron. Lo que hemos hecho es pedir un aula en un centro de adultos, y cuando hay que grabar una clase por la tarde, vienen mis alumnos y yo les doy una segunda clase.

Yo no puedo ser objetivo, pero creo que puede ser interesante. De hecho, la directora de la Fundación Audiovisual Andaluza quiere organizar el estreno en Sevilla. Parece que va a salir un producto interesante, pero tanto el productor como yo la idea que tenemos es dar a conocer una metodología de enseñanza.

-A raíz de tu experiencia, ¿has conocido a más profesores que estén intentando entrar en este territorio desconocido fuera de las clases magistrales?

“Desde que tengo uso de razón he conocido siete u ocho leyes de educación”

En junio de 2019 se celebró en Madrid el primer congreso de ‘edutubers’, que es como llama Youtube a los que hacemos enseñanza a través de su canal, y había gente famosa de verdad: Quantum Fracture, Profesor10deMates, gente que tiene cientos de miles de seguidores.

Pero lo que me llamó la atención es que ninguno se dedicaba a la docencia. Es gente que se ha hecho un canal, como Quantum Fracture, que hace un vídeo semanal de física pero no es profesor de física. Es lo que Youtube llama formación no formal. Sí sé que hay profesores que están aplicando el aula invertida en su centro usando mis vídeos, lo que me encanta.

-Te otorgamos durante unas líneas el mando de la educación en nuestro país. Si tuvieses el poder para hacer cambios, ¿qué harías?

En la educación hay algo tan razonable que es sorprendente que nuestros políticos no lo hagan. Las leyes educativas no son ni de derechas ni de izquierdas, luego es sorprendente que desde que tengo uso de razón he conocido siete u ocho leyes educativas. Eso es un disparate.

Ni los propios profesores sabemos, a veces, cómo tenemos que evaluar. Pero imagínate al alumnado: este año tienen una asignatura que es obligatoria, el año que siguiente es optativa, y todavía no ha terminado su etapa educativa y le vuelven a cambiar la ley.

Si yo fuese ministro de educación me encerraba con todos los partidos y hasta que no sacásemos una ley consensuada que dure una generación (tiempo mínimo para saber si funciona), no sale nadie.

En Nobbot | Educación basada en evidencias científicas para hacer frente a la adicción al móvil

Imágenes | Vanesa Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *