Partes del cerebro: cuáles son y cómo se llaman (anatomía del cerebro)

Anatomía del cerebro humano

cerebro humano

El cerebro es nuestro centro de operaciones y órgano más complejo, ya que se encarga de controlar todas las funciones del cuerpo. Integrado en el sistema nervioso central, se encarga de enviar señales a través de la médula espinal y sus ramificaciones nerviosas.

Este superórgano se compone de un 78 % de agua, un 10 % de grasa y un 8 % de proteína. Aunque utiliza el 20% de la energía producida, solo supone un 2 % de nuestro peso corporal total, ya que pesa unos 1.360 gramos. Es momento de conocerlo más detalles: ¿cuáles son las partes del cerebro?

partes del cerebro

Sus partes son el cerebro, el tronco encefálico y el cerebelo.

1. Cerebro

Rombencéfalo

Situado en la parte superior de la médula espinal, se encarga de tareas indispensables como el ritmo cardíaco y la respiración. 

Mesencéfalo

Se localiza encima del rombencéfalo. Responsable de funciones básicas, además de actuar de puente entre las otras dos estructuras.

Prosencéfalo

Es la formación que se transforma en las partes del cerebro más recientes de nuestra línea evolutiva, relacionadas con el lenguaje y la búsqueda de soluciones creativas.

Telencéfalo

Es la parte más visible, ya que ocupa la mayor parte de la superficie del encéfalo. Se compone de la corteza cerebral, los ganglios basales y el sistema límbico.

  • Corteza cerebral: también conocida como córtex, es la parte rugosa del cerebro que integra los procesos mentales más complejos. Está dividido en dos hemisferios cerebrales que son casi iguales a simple vista, pero muy diferentes vistos desde el microscopio. El hemisferio derecho se encarga de la expresión no verbal y el hemisferio izquierdo de la verbal. Su relación es inversa: el izquierdo coordina el movimiento de la parte derecha del cuerpo, mientras que el derecho coordina el de la zona izquierda. Cada hemisferio está compuesto por varios lóbulos del cerebro involucrados en ciertos procesos mentales: lóbulo frontal, lóbulo parietal, lóbulo occipital, lóbulo temporal e ínsula.

cerebro humano

  • Ganglios basales: grupo de estructuras localizadas debajo de la corteza cerebral. Los ganglios basales son el globo pálido, el putamen y el núcleo caudado, complementados por una región llamada sustancia negra. Los ganglios basales nos permiten realizar movimientos complejos como hablar, escribir o cambiar nuestras expresiones faciales.
  • Sistema límbico: estructuras encefálicas de límites difusos, ya que se difumina con diferentes partes del cerebro. Sus funciones están relacionadas con las emociones y respuestas corporales, por eso se le conoce como «el cerebro emocional”. 

Hipocampo

Estructura alargada situada en el interior de los lóbulos temporales, una de las regiones de la corteza cerebral más antiguas. Se encarga del aprendizaje y de almacenar y recuperar recuerdos, además de la navegación espacial.

Amígdala

Conjunto de neuronas agrupadas en la cara interna del lóbulo temporal de cada uno de los hemisferios. Forma parte del sistema límbico y es una de las estructuras cerebrales más importantes, relacionada con los estados emocionales, la memoria emocional y los aprendizajes derivados de esta.

Diencéfalo

El diencéfalo es la segunda gran estructura que forma el prosencéfalo, y está situado justo debajo del telencéfalo, en las profundidades del sistema nervioso central. Las partes del cerebro que componen el diencéfalo son básicamente el tálamo y el hipotálamo:

  • Tálamo: la parte más grande del diencéfalo y núcleo de toda la información que nos llega a través de los sentidos menos el olfato, que llega al cerebro directamente a través del bulbo olfatorio de cada hemisferio cerebral. Permite que el sistema nervioso autónomo reaccione rápidamente a estímulos como la sensación de peligro.
  • Hipotálamo: situado debajo del tálamo y encargado de equilibrar el cuerpo, por ejemplo la temperatura corporal, los niveles de hormonas en sangre o el ritmo de la respiración. También se ocupa de segregar hormonas y de indicarnos cuándo tenemos hambre y sed.

2. Tronco encefálico

También conocido como tallo cerebral, conecta el cerebro con la médula espinal. Se encarga de realizar las tareas básicas de mantenimiento de las funciones vitales como la respiración involuntaria o el ritmo cardíaco. Está formado por las siguientes partes:

Mesencéfalo

Es la parte del tronco del encéfalo situado debajo del diencéfalo. Comunica el tallo cerebral con las estructuras superiores e interviene en el mantenimiento de procesos automáticos básicos para nuestra supervivencia. Se divide en el tectum y el tegmentum.

Protuberancia

Conocida como puente de Varolio o puente troncoencefálico, se sitúa debajo del mesencéfalo.

Bulbo raquídeo

Parte inferior del tronco encefálico, sus funciones son muy parecidas a las de las otras dos estructuras que forman el encéfalo. Enlaza el encéfalo y la médula espinal y conecta a los dos hemicampos, de ahí que el hemisferio derecho se encargue de procesar información del lado izquierdo y viceversa. 

3. Cerebelo

Es la tercera gran estructura, después del bulbo raquídeo y la protuberancia,  que evoluciona a partir del rombencéfalo. El cerebelo y la protuberancia forman parte de una región llamada metencéfalo. Es una de las partes del cerebro con una mayor concentración de neuronas y entre sus funciones más estudiadas está la regulación y monitorización de movimientos complejos que requieren de coordinación y equilibrio.

Además, el cerebro cuenta con las siguientes estructuras nerviosas:

Los pares craneales

Conocidos también como nervios craneales, son 12 pares de nervios que salen directamente del cerebro y que se distribuyen desde el encéfalo hasta diversos puntos de la cabeza hacia el cuello, tórax y abdomen. 

Algunos de estos nervios cumplen funciones sensoriales, mientras que otros controlan la musculatura de la cara o regulan ciertas glándulas.

Sistema nervioso autónomo

Es la parte del sistema nervioso que controla y regula el resto de órganos internos como el corazón, el estómago y los intestinos, sin que el organismo necesite hacer un esfuerzo consciente. Forma parte del sistema nervioso periférico y, por tanto, también controla algunos de los músculos del cuerpo.

En Nobbot | Cuatro enigmas del cerebro humano que aún no hemos resulto
Imágenes | Raw Pixel/ Freepik, Wikipedia/Life Science Databases(LSDB), Upklyak/Freepik

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *