Ramón y Cajal no perreaba porque en su época no había reguetón

Ramón y Cajal no perreaba porque en su época no había reguetón

Ramón y CajalLa imagen que sobre Ramón y Cajal, pueden tener los jóvenes que tengan en la cabeza alguna imagen de este genio de nuestra Ciencia (¿lo habrán estudiado?) quizás se corresponda con la de su madurez.

Sin embargo, antes de convertirse en ese señor de aspecto venerable que ganó el Premio Nobel, Ramón y Cajal fue un joven inquieto y rebelde, un tarambana con pinta de no estar llamado a alcanzar grandes logros que tuvieran que ver con algo que no fueran sus marcados abdominales.

Porque el padre de las neurociencias modernas también fue joven y utilizaba esas neuronas, que años más tarde estudiaría, en actividades tan diversas como jugar a los indios o al ajedrez, pintar, escribir o trabajarse los bíceps. Contemplando sus fotos, uno se lo imagina bailando reguetón o como tronista en Mujeres y Hombres Y Viceversa. Qué difícil intuir que ese joven atlético se convertiría en un científico tan importante en su campo como Charles Darwin o Louis Pasteur en los suyos, según ‘New York Times’.

Mostrar a los estudiantes este Ramón y Cajal es uno de los objetivos del libro Santiago Ramón y Cajal. Hasta donde quieras llegar (Editorial CSIC, 2021), escrito por Elisa Garrido Moreno, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, y Miguel Ángel Puig-Samper, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

ramón y cajal, el doctor bacteria

El texto describe la trayectoria científica y académica de Cajal (1852-1934) junto con muchos aspectos de su vida personal menos conocidos. Durante toda su vida, combinó su pasión por la investigación científica, que le llevó a descubrir que las neuronas eran células independientes entre sí, con otros múltiples intereses, como la fotografía, la escritura de relatos de ciencia ficción bajo el pseudónimo de Doctor Bacteria o incluso la hipnosis.

Ramón y Cajal 2

La publicación incluye numerosas imágenes procedentes del Legado Cajal y del Archivo Fernando de Castro que retratan su polifacética vida: pinturas infantiles, láminas neurológicas dibujadas por él mismo y fotografías que no solo muestran al científico consagrado, sino también al joven médico que sirvió en la Guerra de Cuba o al Cajal padre de familia.

Esta biografía está disponible para su descarga en la web del CSIC y su versión impresa se distribuirá en actividades de divulgación sobre la figura de Cajal destinadas al alumnado de ESO y Bachillerato organizadas por los centros y unidades del organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *