Nicasio Mancini: "España debe evitar la situación de Italia con el Covid-19"

«España lleva unas dos semanas de retraso con respecto a Italia y debe evitar llegar a nuestra situación»

Covid-19 italiaNicasio Mancini es microbiólogo médico en el Hospital San Raffaele de Milán, Italia, desde 2004. Desde 2017 también es profesor asociado en la Universidad Vita-Salute San Raffaele. Actúa en el epicentro de la epidemia junto con el virólogo Roberto Burioni, con el que está llevando a cabo una campaña de sensibilización sobre los riesgos provenientes del Covid-19 en Italia y en todo el mundo.

– ¿Cree que Italia puede ser un modelo para los demás países del mundo?

Esperamos que la lección por la que estamos pagando pueda ser útil para otros países. Llevamos varias semanas dando este tipo de alerta. Por ejemplo, dijimos que la actitud de algunos países que todavía permitían manifestaciones multitudinarias hasta hace poco era absurda. En Italia podríamos haber actuado antes, pero los que han venido después de nosotros ya no tenían excusa para no reaccionar al ver lo que estaba sucediendo aquí.

«Debemos respetar las reglas de contención, que tendrán que volverse aún más estrictas»

– ¿En qué se diferencia la situación italiana?

Comparamos nuestros datos con los de otros países no europeos, en particular los de Corea del Sur. En Corea la epidemia de Covid-19 empieza dos semanas antes que aquí. Tiene un pico de casos que hace saltar las alarmas, pero su respuesta parece conducir a una tendencia opuesta a la que estamos viendo en nuestro país, tanto en términos de propagación de la infección como de letalidad. ¿Por qué? En Corea el promedio de los sujetos interesados es mucho más joven que en Italia. Además, sus brotes iniciales se identificaron prácticamente de inmediato, alrededor de la Iglesia Shincheonji. Al rastrear esos contactos, la epidemia estuvo mejor controlada.

LAS DIFERENCIAS DE Covid-19 en Italia

– La principal diferencia parece ser la tasa de mortalidad, ¿por qué es tan diferente?

Debemos considerar varias posibilidades. La primera, como virólogo, es que el virus en el norte de Italia sea más ‘malo’. Sin embargo, debemos aclarar que hasta ahora las mutaciones han sido muy limitadas, especialmente considerando lo grande que es el genoma de este virus. Las hay, las estamos evaluando, pero actualmente no hay ningún elemento que nos diga que el virus italiano es peor que el coreano. La otra posibilidad es la relacionada con el manejo de las emergencias. Los pacientes mueren porque experimentan una insuficiencia respiratoria. Puedo hacer que sobrevivan si puedo darles un apoyo respiratorio. Se podría pensar que en Corea del Sur estén mejor equipados desde el punto de vista de los cuidados intensivos. Sin embargo, le aseguro que, tanto en términos de preparación como de camas disponibles, Corea no está por delante de nosotros. Así que descartaría también esta hipótesis.

«Sería una pena que España no aprovechara la ventaja que tiene con respecto a nosotros»

– ¿Qué nos queda?

Hay un dato muy claro: Italia es uno de los países más ancianos del mundo. Una cuarta parte de la población tiene más de 65 años, es decir, la categoría más expuesta a las complicaciones del Covid-19. Además, en comparación con Corea, existe una diferencia social en la integración de los mayores. En el país asiático, los ancianos a menudo se aíslan del resto de la sociedad. Afortunadamente esto aquí no nos sucede, pero es otro elemento que ha favorecido la propagación de la infección y explica en parte la tasa de mortalidad tan alta. Esto significa que aunque los jóvenes estén menos expuestos a las complicaciones de la enfermedad (pero, ojo, en mi hospital hemos tenido a un chico de 18 años sin enfermedades previas en cuidados intensivos), debemos respetar las reglas de contención, que tendrán que volverse aún más estrictas. Un joven que va a visitar a su abuela la pone en riesgo, así como aquellos que llevan sus hijos a casa de los abuelos porque no pueden pagar una niñera.

Los datos

– También parece haber un problema en la homogeneidad de los datos, ¿no cree?

Nuestra tasa de letalidad está ‘drogada’ por estos factores, pero también por cómo evaluamos los casos y los identificamos. La diferencia es muy clara si comparamos Lombardía y Véneto. Las dos regiones han hecho un número de tests parecido, unos 40.000. Pero en Lombardía, también por razones logísticas, solo los hacemos a pacientes hospitalizados, que por lo tanto ya sufren complicaciones. De esta forma es inevitable que la tasa de letalidad resulte mayor. En Véneto, sin embargo, se hicieron tests a muchos sujetos asintomáticos. Esto explica por qué la cifra de letalidad en Lombardía es cercana al 11%, mientras que en el vecino, y socialmente similar, Véneto, es del 2,5%, que sigue siendo alta. El dato de la letalidad por Covid-19 en Italia sin duda está sobreestimado, especialmente por los datos de Lombardía.

«El gran problema es la sobrecarga de los cuidados intensivos, cuando al mismo tiempo miles de pacientes se presentan con esta necesidad»

– ¿Cómo ve a España?

La situación italiana es muy similar desde el punto de vista social y demográfico a la española, por lo que se debe prestar mucha atención. España lleva unas dos semanas de retraso con respecto a Italia y debe dedicar este tiempo para evitar llegar a nuestra situación. Se debe evitar el contacto interpersonal, especialmente con categorías de alto riesgo. Sería una pena que España no aprovechara la ventaja que tiene con respecto a nosotros.

– ¿No podríamos aislar solo a la población en riesgo?

Encerrar en su hogar solo a los ancianos y la población en riesgo desde un punto de vista teórico puede tener sentido, pero desde un punto de vista práctico no sabría cómo implementarlo. Porque entonces el sistema debería organizarse para garantizar asistencia domiciliaria a muchos mayores aislados.

¿De dónde viene este nuevo virus?

– ¿Este nuevo coronavirus es la evolución del virus que causó la epidemia del Sars?

Desde un punto de vista evolutivo son dos virus similares pero diferentes. El que causa el Covid-19 no es la evolución del virus del Sars. Lo que tienen en común es sin duda la forma en que entraron en contacto con el ser humano. Seguramente el animal reservorio es el murciélago, en el que se ha encontrado un virus que es similar al Sars-Cov-2 en un 99%. El origen es este, pero todavía no sabemos si hubo un animal amplificador intermedio. En este sentido, el camino ha sido el mismo que el del Sars.

«El virus está cambiando pero no dramáticamente, y todavía no tenemos elementos para definir si estos cambios modificarán la agresividad del Covid-19»

– ¿Por qué es tan peligroso?

Inmediatamente nos dimos cuenta de que en China este virus mostraba una contagiosidad mucho mayor que la del Sars, pero tenía una menor letalidad. La baja letalidad y la alta transmisibilidad son los aspectos que nos preocuparon, precisamente porque podrían haber causado una subestimación del fenómeno, como efectivamente ha sucedido. Incluso si el Covid-19 tuviera ‘solo’ un 1% de letalidad, un virus que se propaga a diez millones de personas es claramente muy peligroso. El control de la transmisión es esencial, porque al no tener vacunas o terapias es la única forma para limitarlo. Cada uno de nosotros está involucrado en esta batalla. Este no es un asunto trivial, porque el gran problema es la sobrecarga de los cuidados intensivos, cuando al mismo tiempo miles de pacientes se presentan con esta necesidad.

Vacuna y soluciones al covid-19

– ¿El virus podría mutar?

El virus está cambiando pero no dramáticamente, y todavía no tenemos elementos para definir si estos cambios modificarán la agresividad del Covid-19. Sabemos que los coronavirus, a pesar de ser virus de ARN, no cambian en la dirección de una mayor capacidad de hacer daño. Por lo general, una vez que se han establecido en la población humana, se adaptan de alguna manera y tienden a atenuarse para sobrevivir. Además, el sistema inmunitario de las personas también aporta nuevas respuestas. Por lo tanto, estas mutaciones no deberían afectar al desarrollo de una vacuna, que podría estar disponible en los próximos meses.

«Incluso aquellos como nosotros, que temíamos lo que al final ha sucedido, no nos esperábamos esto. El alcance del fenómeno nos sorprende y asombra»

– ¿Cuánto durará esta situación?

Para comprender lo que nos depara el futuro, aparte de los modelos matemáticos, debemos mirar lo que sucedió en otros países del mundo donde la epidemia explotó antes. En particular, China. En estos días China ha visto la desaparición de nuevos casos autóctonos. Esto ocurre casi dos meses después de la activación de las medidas de contención (23 de enero). Esto significa que las medidas funcionan, pero debemos respetarlas todos. Digamos que existe una buena posibilidad de que el tiempo necesario para que la epidemia asuma una tendencia decreciente sea mayor que el tiempo utilizado en China. Sin embargo, repito, lo que está sucediendo en China nos da la certeza de que esto sucederá. Depende de nosotros hacer que suceda en el menor tiempo posible.

La cuarentena

– ¿Cómo convencer a la gente de que tiene que quedarse en casa?

España tiene al menos dos semanas de ventaja con respecto a Italia. No debe perder el tiempo. Puede revertir esta tendencia actuando de manera inmediata y rigurosa. El cumplimiento de las medidas básicas de higiene y el distanciamiento social garantizan una mayor seguridad, en comparación con otras infecciones respiratorias como el sarampión. En el caso de esa patología, un sujeto en una habitación es suficiente para infectar a otras diez personas. Afortunadamente, el virus que causa el Covid-19 no tiene estas características. Entiendo a las personas que quieren ventilarse, pero no entiendo cómo es posible que, todavía, con las escuelas cerradas, haya madres que reúnen a grupos de niños en el parque. No tiene sentido. Habiendo visto lo que sucedió en Italia, los otros países deberían tomar nota. Los británicos dicen ‘fool me once, shame on you; fool me twice, shame on me’.

– ¿Subestimamos el problema?

Nosotros, desde ‘Medicalfacts‘, siempre hemos avisado del peligro de subestimar la gripe estacional, que causa miles de muertes cada año. Sobre todo, no se deben subestimar las nuevas formas de gripe. El problema es que incluso aquellos como nosotros, que temíamos lo que al final ha sucedido, no nos esperábamos esto. El alcance del fenómeno nos sorprende y asombra. Sin embargo, hay que decir que el sistema está reaccionando. En pocos días, Lombardía (Italia), con dificultades extremas, logró aumentar las plazas en cuidados intensivos en un 40%. Con el compromiso de todos, debemos asegurarnos de que estos esfuerzos tengan sentido.

En Nobbot | “Epidemias como la del coronavirus vienen y se van y esta no será una excepción”

Imágenes | Università San Raffaele, Humanists International

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *