'Educar sin GPS': un manual para disfrutar de la crianza de nuestros hijos

Ares González (educador): «Los padres y madres necesitan quitarse la capa de superhéroes»

Educar sin GPS

El maestro y formador Ares González, a través de su  libro Educar sin GPS, nos demuestra que podemos gozar más de nuestros hijos si aprendemos a combinar su educación con nuestra propia vida.

Vivimos en un mundo en el que absorbemos demasiada información sobre cómo debemos educar nuestros hijos e hijas. Esto hace que muchos padres y madres se obsesionen con ser perfectos en esta etapa, olvidándose de disfrutar de un momento tan maravilloso como es la crianza.

Ares González, padre de familia numerosa y formador de educación y crianza, especializado en acompañamiento respetuoso, infancia, innovación pedagógica y crecimiento personal, nos aconseja, en su libro Educar sin GPS, dejar a un lado todas las informaciones que nos llegan a través de las redes sociales, blogs, libros, pediatras, madres, amigas y exprimir al máximo la crianza de nuestros hijos, teniendo en cuenta que no somos perfectos y esto es lo que ellos necesitan.

EDUCAR SIN GPS: una BRÚJULA DE SEIS PUNTOS

Este no es un libro más sobre cómo deben de criar los padres a sus hijos. Es un manual en el que el autor indica seis puntos clave para la infancia y sus familias: presencia, cuidados, autonomía, límites, permitirles ser y bienestar familiar. Todo ello completado con ejemplos prácticos, herramientas y ejercicios. “Necesitamos tener una visión global de la crianza y por eso he creado la brújula para educar”, explica el autor del libro.

Además, quiere dejar claro que su obra no es una lista de lecciones que hay que estudiar para ser mejor padre o madre, sino que su objetivo es aclarar a las familias algunos aspectos sobre la crianza para que puedan encontrar su propio camino.

González asegura que esta etapa requiere mucha presencia y dedicación. Sin embargo, esta tarea resulta muy difícil para los padres, debido a las exigencias laborales y sociales a las que se enfrentan. “Para sentirse seguros, nuestros hijos e hijas necesitan que estemos disponibles y presentes en el tiempo como figuras de referencia».

En otro de los temas en el que hace hincapié Educar sin GPS, es en la idea de que no existen los padres perfectos, y hace mención al ‘síndrome de madre perfecta’, que define como “esa madre autoexigente y con mucho agobio por hacer todo bien”.

Con respecto a esto, el educador asegura que en el proceso educativo de un niño siempre hay cosas que mejorar. Es necesario que los padres asuman que ofrecen a sus hijos e hijas una educación imperfecta. Esto no puede ser de otra manera, porque los seres humanos somos imperfectos. “No podemos dar a nuestros hijos e hijas lo que no somos”.

Cuidados, límites y autonomía

Educar sin GPS aborda, además, la importancia de los cuidados, especialmente del sueño y la alimentación, y de potenciar la autonomía de los niños, dejándoles enfrentarse a las consecuencias de sus movimientos, pensamientos, decisiones y emociones, mientras que los padres los acompañan desde la distancia. Asimismo, defiende la necesidad de establecer unos límites claros, con el objetivo de que los niños aprendan gracias a ellos.

González anima a los padres a “ ponerse las gafas de niño y mirar la vida desde su altura”, y les recuerda que “es necesario que se quiten la capa de superhéroes y disfruten del camino”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *