‘La Lupa Sónica’: un viaje sonoro para acercar la ciencia a los más pequeños

«Es una mezcla de asombro y pasión por la ciencia, de narrativa y de humor. Es una celebración de la curiosidad y una expedición. Un viaje sonoro, hecho de ciencia, historias y risa, para aprender y disfrutar en familia», así es como describen Maite Pérez y Xaviera Torres, científicas de formación, su proyecto, La Lupa Sónica, un podcast con el que pretenden acercar la ciencia a los más pequeños.

La Lupa Sónica es mucho más que un podcast, es un universo multimedia en el que está cuidado hasta el último detalle. Por ello, este proyecto fue galardonado en la Categoría de Nuevos Formatos en los premios de Periodismo y Sostenibilidad Orange

Para conocer un poco más sobre La Lupa Sónica, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a sus creadoras y esto es todo los que nos han contado.

-¿Por qué surgió la idea de La Lupa Sónica?   

En otros idiomas existen podcast de ciencia para los más pequeños y es un formato que nos parecía muy interesante e inexplorado en nuestro idioma. Cuando nos conocimos, pensamos que un proyecto como este podría ser la mejor manera de sacar partido a lo que más nos gusta hacer. Sumando todo eso imaginamos un programa que acercase la ciencia a los niños hispanohablantes de manera rigurosa pero amena, transmitiendo la pasión que sentimos por ella y así nació La Lupa.

-¿Por qué decidisteis dirigirlo a los más pequeños y utilizar como medio el podcast? 

Probablemente porque nos enamoramos de la ciencia cuando éramos niñas. Entendemos el método científico como una herramienta muy poderosa, pero también como una manera de aproximarse al mundo y queríamos compartirlo con todos los niños. Además, sabemos de buena tinta que hay preguntas de los más pequeños que ponen en un aprieto a muchos padres. ¡Muchas de las que nos mandan nuestros oyentes nos suponen un desafío y las dos somos doctoras!

¿Y por qué un podcast? ¡Uf!, pues porque vivimos rodeados de pantallas y a todos nos viene bien, de vez en cuando, un descanso. Ponerte los cascos, darle al play, cerrar los ojos y sumergirte en un buen podcast es una gran manera de hacerlo. Además, el podcast nos recuerda a la lectura en voz alta: crea una conexión muy particular con el oyente en el que su imaginación juega un papel muy importante. Y nos interesaba mucho eso, ese estado de escucha, esa atención puesta en entender y disfrutar algo.

-¿A qué retos os enfrentasteis para iniciar este proyecto? 

El mayor reto al que nos enfrentamos y nos seguimos enfrentando es cómo mantener viva La Lupa. Energía, ideas y ganas no nos faltan. Lo que no es tan fácil de encontrar es todo el tiempo que querríamos dedicarle y que le hemos dedicado hasta ahora. Hacer La Lupa Sónica nos chifla y nos parece que llena un hueco necesario, pero somos autónomas y tenemos que ganarnos la vida.

Está claro que comenzar un proyecto como este de 0 tiene muchos retos. La Lupa no es solo un podcast: tenemos una página web con mucha información complementaria, un diseño cuidado, una presencia en redes… Pero a la hora de enfrentarnos a ellos hemos tenido mucha suerte: las dos somos muy salseras y nos encanta aprender a usar herramientas, en muchas ocasiones complementarias.

«Hacer La Lupa Sónica nos chifla, pero somos autónomas y tenemos que ganarnos la vida»

-Sabemos que lo digital no es gratis y que supone un esfuerzo económico ¿Qué vías de financiación estáis explotando?

 Está claro que premios como el de Orange, por el que estamos muy agradecidas, son un estímulo para continuar. Pero también somos conscientes de que para que el proyecto tenga una continuidad sólida, tenemos que encontrar otras fuentes de financiación.

A comienzos de otoño abrimos una campaña de micromecenazgo y estamos contentísimas con la respuesta de muchas familias que se han volcado con el proyecto. Para nosotras es una prueba de concepto, una demostración de que hay interés y cariño por el proyecto, pero no es la manera, al menos no la única, en la que querríamos financiar La Lupa Sónica. Creemos que siendo un equipo que crea un podcast educativo para los más pequeños, ha de ser posible contar con apoyo institucional, de fundaciones y estar avaladas por las plataformas de podcast. Estamos también trabajando en esa dirección.

LA LUPA SÓNICA: LA CIENCIA AL ALCANCE DE LOS NIÑOS

-¿Cómo conseguís que temas tan complejos, como los relacionados con la ciencia, sean entendibles por los niños? 

No siempre es fácil y es algo a lo que le damos muchas vueltas. Hay un camino que nos gusta seguir a la hora de explicar cosas: reconstruir los pasos que tuvimos que dar para entender el asunto por primera vez. O intentar recordar qué es lo que más nos asombró al descubrir algo y partiendo de ahí, tirar del hilo hasta desenmarañar el tema por completo.

Además, nuestros episodios parten de preguntas que nos hacen los mismos niños. Esto nos parece fundamental, porque a veces creemos que les interesa algo que en realidad no les llama la atención y al revés, se preguntan cosas que pensábamos que les pasaban desapercibidas o que eran demasiado complicadas.

Están siempre en nuestra mente durante todo el proceso de escritura y además, siempre que podemos, “testamos” los episodios en los niños de nuestro alrededor. Nuestros hijos, sobrinas, hijos de amigos, etc., son un poco “hijillos de indias”. Son un filtro duro. Si hay algo que no entienden, vamos y lo revisamos.

-¿Qué significó para vosotras que vuestro proyecto fuese galardonado en la Categoría de Nuevos Formatos en los premios de Periodismo y Sostenibilidad Orange?  

Fue una sorpresa enorme y nos hizo muchísima ilusión. Aunque empezamos a trabajar en el proyecto hace un año, estrenamos en primavera y acabamos de emitir nuestra segunda temporada. ¡Acabamos prácticamente de empezar! Le ponemos mucha pasión y esfuerzo, pero hay tantas cosas de calidad que se hacen en el ámbito del periodismo de sostenibilidad, que no esperábamos ganar en absoluto.

Fue además muy bonito obtener un premio general con un proyecto dirigido a los niños. A veces parece que los más pequeños son ese público que está en formación, en desarrollo, que tiene que crecer para hacerse público de verdad. Para nosotras los niños y familia son EL PÚBLICO, y estamos muy contentas de haber ganado con un proyecto de divulgación dirigido a ellos. En definitiva, el premio es un gran estímulo para seguir creando.

«Nuestros episodios parten de preguntas que nos hacen los mismos niños. Esto nos parece fundamental, porque a veces creemos que les interesa algo que en realidad no les llama la atención y al revés».

-¿Qué metas futuras tiene previstas La Lupa Sónica? 

¡Dominar el mundo! [Risa de supervillanas] Ahora acabamos de terminar la segunda temporada y vamos a replegarnos a nuestra guarida para empezar a trabajar en la tercera. ¡No os imagináis la lista de preguntas que tenemos de los oyentes! Además, seguiremos llamando a puertas con nuestra maletita de La Lupa Sónica. Es fundamental encontrar apoyos para que el proyecto continúe y no pensamos rendirnos fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.