Sacha Dench, el "cisne humano" que vuela para concienciar sobre el clima

Sacha Dench, el “cisne humano” que alza el vuelo para concienciar sobre el cambio climático

La conservacionista Sacha Dench, más conocida como el "cisne humano".

Un parapente impulsado por un motor eléctrico es todo lo que necesita Sacha Dench para alzar el vuelo y ver el mundo desde la perspectiva de los pájaros. Esta conservacionista australiana, conocida como ‘el cisne humano’, llegó a recorrer toda la ruta migratoria de los cisnes de Bewick entre el Ártico ruso y Reino Unido (un total de 7000 km) para entender mejor los desafíos a los que enfrentan estas aves.

Este verano, Dench ha vuelto a subirse a bordo de su paramotor con un objetivo muy diferente. Ahora quiere dar la vuelta a Reino Unido para concienciar a la población sobre el cambio climático antes de la reunión de la COP26 que se celebrará en Glasgow (Escocia) en el mes de noviembre. En su ruta de 4800 kilómetros, Dench ha parado en diferentes zonas del país para retomar fuerzas, pero también para hablar con los ciudadanos sobre el desafío climático y sus posibles soluciones.

— ¿Por qué es tan importante cambiar la narrativa sobre el cambio climático?

Cada día vemos más ejemplos impactantes de las consecuencias del cambio climático, y también cómo los puntos de inflexión están llegando antes de lo previsto. Los últimos informes científicos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) lo confirman. Como consecuencia, muchas personas están empezando a sufrir los impactos de forma directa en su vida y en su entorno y, por consiguiente, a abrir los ojos ante este problema.

Se trata de un momento crítico, ya que muchos pueden sentirse abrumados y sin saber qué hacer. Creo que si se les muestran las posibles soluciones y se les motiva a hacer algo al respecto, pueden pasar a la acción en lugar de bajar los brazos y rendirse.

“Si todo el mundo espera a estar totalmente seguro de cómo hacer las cosas, nunca encontraremos una solución”

— Ha decidido comunicarlo de una forma muy particular, a bordo de un paramotor. ¿Cuál es su objetivo?

Sé que mi método no es perfecto, porque vuelo en un paramotor y dependo de varios vehículos impulsados por combustibles fósiles en mis campañas. Sin embargo, si todo el mundo espera a estar totalmente seguro de cómo hacer las cosas, nunca encontraremos una solución. Creo que debemos fijar grandes objetivos e intentar alcanzarlos, aunque no sea de forma perfecta. Esto es lo que quiero mostrar con mi vuelo alrededor de Reino Unido. Y creo que va a llamar la atención.

El desafío de Sacha Dench es dar la vuelta a Reino Unido para concienciar a la población sobre el cambio climático.

En segundo lugar, aterrizar en los campos sin avisar previamente es una buena manera de tener conversaciones con personas con las que no las tendrías, como los agricultores, con los que es muy importante hablar sobre cambio climático.

Además, al volar alrededor del país tengo la oportunidad de conversar con gente que ya tiene respuestas y posibles soluciones. Son una inspiración para mí y mi equipo, y espero que también para el resto del país.

— ¿Ha tenido alguna dificultad relacionada con las condiciones meteorológicas o algún otro problema?

Sí, y esto es una parte importante de la historia. Los patrones atmosféricos son cada vez más impredecibles. A su vez, los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más intensos y frecuentes. Volar dependiendo de un pequeño trozo de tela y un ventilador a la espalda es la mejor manera de experimentarlos de primera mano.

Hemos estado varios días atascados en zonas con fuertes vientos y en lugares en donde es muy complicado despegar. También ha habido un par de sitios en donde las condiciones han sido tan malas que tuvimos que aterrizar lo antes posible.

Por otro lado, las mejores horas del día para volar son normalmente muy temprano por la mañana o muy tarde por la noche, lo cual deja cada vez menos espacio para dormir. Estos han sido los mayores desafíos de la expedición.

— No era la primera vez que volaba de esta manera. En 2016 recorrió 7000 kilómetros desde la Rusia ártica hasta el Reino Unido para ayudar a salvar al cisne de Bewick. ¿Cómo fue esta experiencia?

Este vuelo fue la mejor experiencia de mi vida y una forma increíble de entender la vida de los pájaros. Cerca de la mitad de las muertes de estos animales tienen lugar durante la migración, por lo que no hay mejor manera de entender las causas que volar con ellos.

En su primer gran viaje, Sacha Dench siguió la ruta migratoria de los cisnes de Bewick.

Durante el viaje tuve también la oportunidad de hablar con personas que están involucradas de una manera u otra en el viaje de estas aves. Pueden llegar a ser los héroes en esta historia, porque son los que tienen la capacidad de cambiar las cosas.

La experiencia fue dura debido al tiempo que duró y las condiciones de los vuelos, ya que tuvo lugar durante el otoño y el invierno. Pero los resultados fueron fantásticos.

— Su objetivo era ver por qué los cisnes no pueden sobrevivir al viaje migratorio. ¿Cuáles fueron sus conclusiones?

La conclusión principal fue que el cambio climático es una amenaza fundamental para estas aves. Los pájaros recorren este largo trayecto acompañados por crías que acaban de aprender a volar. En condiciones normales pueden superar el viaje, pero si se enfrentan a vientos fuertes o tormentas intensas, requieren aún más energía para completarlo.

“Para involucrar a las personas es importante hacerles sentir como héroes, y no como villanos”

Pero lo más importante que aprendí es que para involucrar a las personas en temas de conservación es importante hacerles sentir como potenciales héroes, y no como villanos (que es lo más fácil). En aquel viaje, mi equipo y yo llegamos a los lugares más remotos para hablar con estos protagonistas en persona, y nos encontramos con que agradecían este gesto y estaban totalmente dispuestos a colaborar. Si consigues involucrar a la sociedad, pueden pasar grandes cosas.

— ¿Qué se siente al volar con pájaros?

Me parece importante señalar que no intentamos volar cerca de las aves en ningún momento del viaje. Simplemente seguimos su ruta de migración para observar sus movimientos y ver si había comportamientos inusuales. Si aterrizaban en un punto en concreto, íbamos hasta allí para ver cómo era su hábitat y si había amenazas humanas.

Sin embargo, hubo un momento en el que una de las aves decidió volar a mi lado. Fue uno de los momentos más memorables de mi vida, porque por primera vez me sentí como un cisne humano.

Sacha Dench a bordo de su paramotor.

— ¿Ha tenido su esfuerzo algún impacto?

Sí, puedo decir que hemos tenido impacto en personas de diferentes puntos del mundo. De forma regular nos llegan comentarios agradeciéndonos la inspiración y el ánimo para cambiar las cosas. Además, a lo largo de este año hemos tenido conversaciones muy interesantes con cazadores, y nos llevamos la sorpresa de descubrir que muchos estaban muy contentos de ayudar y colaborar.

Por primera vez en 25 años, el número de cisnes ha dejado de decrecer y parece que las poblaciones empiezan a recuperarse. Esta es la mayor señal de que estamos teniendo un impacto.

En Nobbot | Gorka Ocio (Verballenas.com): «La conservación de la naturaleza da más dinero que acabar con ella»

Imágenes | Sacha Dench, Unsplash/Stan K

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *