La ciencia entra en los eSports: Mad Lions E.C. y otros ejemplos

La ciencia entra en los eSports

Hace un par de semanas saltó la noticia: el club español MAD Lions E.C. incorporaba a sus filas un Data Scientist. ¿Qué hacen estos profesionales? Son analistas que utilizan herramientas propias del deep learning para elaborar estrategias de juego.

¿Y con qué fin? Avanzar en la profesionalización de los deportes electrónicos. “Esto (la profesionalización) solo es posible si los clubes compartimos entre nosotros nuestras buenas prácticas y avances en tecnología”, afirma Sergio Yáñez, CEO y cofundador del club. 

Que los eSports viven al abrigo de la tecnología no es nada nuevo. Nacieron bajo servidores cifrados, potentes (y pesados) monitores CRT y headsets que a duras penas soportaban el traqueteo diario. Pero incorporar aprendizaje profundo y minería de datos sí es algo único en los últimos años. Pero ¿acaso no es el big data esa big thing que está ayudándonos a transformar nuestro viejo mundo, desde la sanidad hasta el turismo y la empleabilidad del futuro?

¿QUIÉN ES DAVID HERAS PINO?

David Heras Pino estudió en la Universidad Pontificia de Salamanca. Su meta es aplicar sus competencias básicas como analista —que exigen conocimientos de matemáticas avanzadas— y desarrollar un sistema autónomo para recopilar, procesar e identificar patrones dentro de toda la información.

La de MAD Lions E.C. ha sido una decisión audaz. Incorporar al ingeniero de software David Heras es solo la punta del iceberg. La misión consiste en desarrollar herramientas basadas en IA y análisis de datos para lograr una medición precisa del rendimiento de cada jugador y “la identificación de correlaciones con factores internos y externos al juego”.

En la actualidad, el deporte forma parte inseparable de la tecnología. La NBA registra estadísticas desde 1943. Y gracias a esto conocemos todos los puntos fuertes y débiles de un jugador en cuanto pisa la cancha, sabemos cuánto puede dar de sí un rookie antes de que el silbato del árbitro marque el comienzo del partido. 

En la temporada 2014/15 introdujeron Instant Replay Center, un sistema compuesto por 94 monitores que analiza las trayectorias del balón y realiza un mapeado en tiempo real de cada acción. Un sistema telemétrico con cientos de zooms ópticos que resuelven cualquier duda de arbitraje en menos de 42 segundos de media. En el tenis contamos con un ojo de halcón y un seguimiento de bola tan avanzado que es imposible que falle.

De igual manera que este Instant Replay está a disposición de espectadores y especuladores, la de MAD Lions E.C es una jugada maestra: al diseñar sus herramientas en código abierto, ponen en manos de cualquier especialista ampliar, mejorar, cotejar o simplemente aplicar lo diseñado por el equipo de David Heras.

¿Y CUÁLES SON SUS FUNCIONES?

Aunque su rol responde a las necesidades del club y puede focalizar su conocimiento en distintas áreas, los principales proyectos que el joven equipo pondrá en marcha son los siguientes:

  • Medir y analizar la frecuencia de comunicación de los jugadores. El tono, la cantidad, el humor y el contenido. Esta información será de gran utilidad para el coach, pues podrá mejorar tanto la efectividad de la comunicación como las sinergias internas entre jugadores.
  • Realizar un seguimiento físico y psicológico de cada jugador, mediante un análisis del estado de salud de cada deportista, para detectar correlaciones entre el entrenamiento, la vida personal y la estabilidad dentro de las partidas.
  • Llevar a cabo un análisis automatizado del rendimiento de cada jugador (más allá del clásico ratio Kill/Death/Assist) en cada metagame.
  • Analizar patrones de desplazamiento de los equipos, tanto rivales como propios, para detectar puntos débiles y ajustar las estrategias.
  • Crear una herramienta de apoyo para la selección de campeones en ‘League of Legends’ en base a las distintas elecciones de personajes ya seleccionados, para optimizar la rentabilidad del campeón en la composición dependiendo del metagame y la habilidad cuantificada de un jugador con dicho personaje.

Y claro, cuanto mayor sea la base de datos, mayores las posibilidades del sistema para detectar vectores de cambio. Si estas herramientas se automatizan y pasan a ser oficiales dentro de la Superliga Orange de la LVP, la administración tendrá una base de datos histórica y aplicable a cada partido.

BUSCANDO LA VENTAJA COMPETITIVA

Como en la F1, el conocimiento es poder. Y, como decíamos, nada de esto es nuevo. Que los eSports han transformado a los jugadores en atletas digitales supone casi una necesidad en el camino de la profesionalización.

Ya existen gigantescas bases de datos como LUCA. “Podemos identificar los eventos clave que están produciendo un cambio o un patrón inestable en el juego”, decía hace dos años Pedro Antonio de Alarcón, director de la iniciativa Big Data for Social Good en LUCA.

Los analistas de datos tampoco son un terreno desconocido para los eSports. El ingeniero y máster en Big Data Juan Francisco Martínez, especialista en data science, asumió un rol idéntico al de David Heras en otro club y otro deporte: en ASUS ROG Army y el juego Clash Royale. Un experto con 20 años analizando los tableros y las torres de Clash Royale no parece el perfil habitual del juego, ¿verdad?

Pues así hay muchos. El Movistar eSports Center cuenta con platós de rodaje, gimnasio, fisioterapeutas especializados, cafetería y zonas de relax y, cómo no, especialistas en análisis de datos. Todo bajo los colores oficiales del club y un sobrio diseño que recuerda a la vieja carrera espacial de finales del siglo pasado. Una tendencia que ha propiciado gaming houses y centros de optimización a lo largo y ancho del mundo.

De hecho, cada temporada es más común ver a alumnos y egresados en análisis de datos realizando sus prácticas o trabajos internos tomando los eSports como molde. Xu Gao lo hizo con ‘DOTA 2’. Blizzard aún cuenta con una vacante abierta para aplicar en lo mismo para el juego ‘Overwatch’. Como puedes ver, este es sólo el horizonte cercano de una tendencia que ha llegado para quedarse.

En Nobbot | El Big Data debe convertirse en un instrumento catalizador en la transformación de las compañías

Imágenes | Pixabay, Twitter oficial de MAD Lions E.C