El videojuego pide ayudas públicas y el Gobierno saca el anillo de poder

El videojuego pide ayudas públicas y el Gobierno saca el anillo de poder

La industria española del videojuego ha entrado, por primera vez en los últimos años, en una fase de consolidación, con una reducción del 6% de estudios en activo. Por ello, la Asociación española de empresas productoras y desarrolladoras de videojuegos y software de entretenimiento ha reclamado un fortalecimiento del ecosistema de apoyo a la industria española, en la presentación del Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos.

Según Luis Quintans, presidente de la AEV, “el futuro de nuestra industria depende en gran parte del éxito de los estudios independientes y del empleo que podamos generar para los futuros profesionales. Necesitamos por lo tanto iniciativas tanto públicas como privadas que canalicen, acompañen y hagan crecer esta importante cantera de gran talento para que logremos en España una industria capaz de acometer grandes producciones que nos posicionen en el lugar que merecemos”.

ayudas del gobierno

Respondiendo a esta demanda de apoyo, y en la presentación del Libro Blanco, José María Lassalle, secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, ha anunciado la puesta en marcha de una línea específica de ayudas al sector del videojuego, enfocadas a “las estrategias de desarrollo empresarial, marketing e internacionalización de los pequeños estudios independientes”.

En total se repartirán 6,25 millones de euros a empresas con un volumen de facturación de hasta 2 millones de euros y una antigüedad de al menos 6 meses vida, ya sean pymes o autónomos. Cada uno podrá acceder a una ayuda de hasta 150.000 euros. Para repartir estas ayudas se creará un comité evaluador independiente. Las microempresas (facturación menor de 2 millones de euros) representan el 87 % de la masa empresarial, pero solamente suman entre todas el 9% de la facturación del sector.

el sector del videojuego afronta una partida difícil

Y es que la situación del sector no es fácil. Así, por primera vez en los últimos años, la industria española del videojuego ha entrado en una fase de consolidación, una reducción del 6 % de estudios en activo. Además, se prevé que la tendencia al redimensionamiento del sector continúe en los años siguientes, ya que se han detectado unas 90 empresas y estudios legalmente constituidos, pero en situación de inactividad.

videojuegos
Industria del videojuego en los principales países

Según el Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos, la mayoría de los pequeños estudios españoles sobreviven hoy en día en condiciones precarias. El 17% de las empresas españolas no ha empezado a facturar al encontrarse sus respectivos proyectos todavía en fases de desarrollo. El 56% de la facturación del sector está en las manos del 2 % de las empresas que factura más de 50 millones de euros, y la mayoría de ellas son empresas de matriz no española.

El principal reto de estas empresas es el acceso a la financiación y la atracción de inversores. La falta de recursos les impide abordar proyectos con suficiente envergadura que les permitirían generar ingresos para autofinanciarse y con la frecuencia necesaria para dar continuidad a su plantilla. Por otro lado, la gran demanda de perfiles muy especializados introducida por los estudios de tamaño más grande hace que las empresas medianas tengan más dificultad para atraer o retener a estos profesionales, pudiendo ofrecer condiciones menos competitivas.

a pesar de las dificultades, el mercado crece

Pese a la caída de estudios de desarrollo activos, la facturación y el empleo del sector siguen una senda de crecimiento positiva. La facturación de la industria española alcanzó en 2016 los 617 millones de euros, un 21 % más que 2015. Según los datos recogidos por la encuesta al sector, es posible estimar una previsión de crecimiento anual del 23,6 % (CAGR 2016-2020), lo que supondría alcanzar en 2020 los 1.440 millones de euros de facturación.

En cuanto al empleo directo en el sector, creció un 20 %, sumando 5.440 profesionales en 2016. Además, las previsiones de evolución del empleo son positivas, y nos llevan a estimar un crecimiento a una tasa compuesta anual (CAGR 2016-2020) del 20,37 %, hasta llegar a los 11.420 empleos directos en 2020.

los esports dan visibilidad a la industria

En este contexto, los eSports aparecen como una actividad que da visibilidad al sector español del videojuego. Con una audiencia mundial de 385,5 millones de personas en 2017 que crece a un ritmo del 20 %, los eSports siguen configurándose como una prometedora apuesta de futuro. League of Legends o Dota 2, dos videojuegos de referencia en este sector, ya superaban en 2014 las audiencias de los mayores eventos deportivos alrededor del mundo.

En España, patrocinios como el de Orange España, patrocinador de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), contribuyen al conocimiento y divulgación de un sector que opera en un mercado aún por explorar pero que ya cuenta con un tamaño de 1.913 millones de dólares que representa, por las ventas que genera, el noveno mercado mundial y el cuarto mercado europeo.

Imagen: Pixabay