¿Hace bien la Comisión Europea en llamar "nerd" al experto tecnológico?

¿Hace bien la Comisión Europea en calificar como “nerd” al experto en tecnología?

La Comisión Europea ha lanzado una campaña en internet para saber hasta dónde llega el conocimiento sobre tecnología de los ciudadanos europeos, a través de un juego llamado iNerd. Nada más empezar el cuestionario, la primera pantalla pregunta al usuario: “¿Cómo de nerd (realmente) eres?”. En Nobbot nos preguntamos si la utilización de ese vocablo, con un tinte peyorativo, es adecuada en este siglo XXI en el que la tecnología forma parte de nuestro paisaje cotidiano y en el que hay que fomentar las habilidades tecnológicas entre nuestros jóvenes, especialmente entre las mujeres.

Según el Cambridge Dictionary, la palabra nerd cuenta con dos significados: la de una persona, especialmente un hombre, que no es atractivo y socialmente inepto o la de alguien extremadamente interesado en un tema, especialmente en computadoras. En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se define como nerdo –la traducción del anglicismo nerd- como “persona estudiosa e inteligente que suele mostrar un carácter abstraído y poco sociable”.

¿qué significa nerd?

Seguimos en nuestra búsqueda de distintas definiciones de este término acudiendo a la Wikipedia, fuente de conocimiento en la era digital, en la que se define nerd como un vocablo “a través del cual se hace referencia, generalmente con un designio ofensivo, a la persona dotada de una serie de cualidades entendidas como socialmente particulares”. La encarnación de este tipo de persona sería Sheldon Cooper, uno de los protagonistas masculinos –todos ellos nerds- de la popular serie televisiva The Big Bang Theory.

Continuamos leyendo la gran enciclopedia colectiva para avanzar más en el conocimiento de esta palabra que apareció por primera vez en un libro de 1950 donde se le dio este nombre a un personaje que vivía dentro de un televisor  y se popularizó a partir de 1970. Fue gracias al filósofo Timothy Charles Paul, ​quien la empleó para describir un estereotipo de persona inteligente, con limitadas habilidades sociales, y que suele ser objeto de burlas.

Por último, para afinar más en la percepción general del nerd podemos recurrir también a búsqueda de imágenes en Google y el resultado que arroja el buscador es el que encabeza este texto.

nerd Comisión Europea

Uso de la palabra nerd y la estigmatización de la tecnología

A la vista de lo anterior,  el uso de nerd para calificar a un experto en tecnología puede contribuir a la estigmatización de este tipo de conocimiento, algo especialmente sensible en el caso de las mujeres. Diversos estudios internacionales de UNESCO, tras recopilar datos de 14 países, concluyen que la probabilidad que sólo un 18% de las estudiantes terminan una licenciatura de ciencias, mientras que en los hombres ese porcentaje se eleva hasta el 37%.

En España, las mujeres matriculadas en estudios superiores de carreras técnicas no llegan a representar el 30% de estudiantes de doctorado.

pocas mujeres trabajando en tecnología

En nuestro país, sólo el 18% del empleo tecnológico es desempeñado por mujeres, mientras que en Europa sube un poco la media, pero se queda en un exiguo 23%, según datos de la U-tad, centro universitario especializado en diseño digital. En enero de 2016, Eurostat, en línea con los datos anteriores, reveló que el 80% de los puestos de trabajo relacionados con las TIC en Europa son ocupados por hombres.

Escuchemos en este punto a algunas mujeres. Según declaró a 20 minutos Laura Raya, doctora en ingeniería informática, experta en realidad virtual y profesora en U-tad, “hay una mala fama, un tópico falso que dice que el ingeniero de software, el informático, lo que va a estar es picando código solo en un sótano, viendo binario. La informática no es eso, ese tipo de características aleja a la mujer, que es mucho más social, le gusta trabajar en equipo, le gusta trabajar en muchas cosas a la vez y con cosas más visuales. Si vendes ese topicazo, es normal que esto al final no llame”.

Por su parte, la matemática y divulgadora Clara Grima explicó, en Actualidad Docente, que cuando pregunta quién ha pensado trabajar en informática, en desarrollar su propia app o en diseñar su propio videojuego, ninguna chica responde. “Para ellas, eso es muy freak. No conocen mujeres informáticas normales y tampoco saben lo que hacen en sus trabajos.

 En contraste con estos estereotipos, Beatriz Recio, directora de la red de mujeres directivas Womantalent.com,  desmonta en Nobbot la idea del friki misántropo. “Seas informático profesional o no, pasas gran parte de tu vida en la red. Pasar hoy un sinnúmero de horas delante de una pantalla no es nada extraño. Y para muchos, esta sociedad de la conversación, al revés, proporciona nuevas formas de comunicarse y vivir. Por tanto, la mujer encuentra en este mundo virtual enormes posibilidades de desarrollo. Se puede ser más sociable que nunca gracias a las tecnologías”.

Tras leer estas declaraciones, que describen una de las razones por las que las chicas no se sienten atraídas por el estudio de carreras STEM, volvemos a la pregunta con la que iniciamos este texto: ¿acierta la Comisión Europea al calificar como nerd al conocedor de la tecnología?

modelos masculinos

Por si fuera poco, antes de finalizar, hay que señalar que los personajes con los que se asocia, en el cuestionario, los dos extremos en el conocimiento tecnológico son dos hombres: Steve Jobs y Mr. Bean.  Esto viene a profundizar en otra de las razones por las que faltan vocaciones femeninas en tecnología: la falta de referentes. Uno entiende la popularidad de ambos personajes pero ¿no habría que ir cambiando los modelos? Y más cuando se trata de una iniciativa que llega desde la Comisión Europea.

En Xataka plantean algunas alternativas a Jobs, mujeres como Betty Snyder Holberton, Jean Jennings Bartik, Grace Hopper, Betty Snyder Holberton, Frances Bilas Spence, Kathleen McNulty Mauchly Antonelli, Ruth Lichterman Teitelbaum, Marlyn Wescoff Meltzer, Anita Borg… o por supuesto, Ada Lovelace, la primera programadora de la historia.

De ser cierta la íntima relación entre pensamiento, lenguaje y realidad, quizás sea tiempo de cambiar nuestra forma de hablar, también cuando nos referimos a la tecnología. Por ello, y con animo de ser constructivos, proponemos una redacción alternativa a la cuestión “¿Cómo de nerd (realmente) eres?”. Simplemente se podría haber preguntado “¿Cuánto sabes de tecnología?”.

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker,  “en el nuevo y cambiante contexto digital, estos conocimientos son un gran activo para la inclusión social y para la resiliencia democrática de Europa, así como para su competitividad y crecimiento económico”. Pues eso.