El Congreso de Estados Unidos admite hasta 400 avistamientos ovni

ovnis en el congreso

Recientemente se ha celebrado en el Congreso de Estados Unidos la primera audiencia en más de cincuenta años con los ovnis como objeto de debate. Y, para deleite de ufólogos y adictos a las teorías conspirativas, las autoridades militares han reconocido hasta 400 avistamientos. ¿Estará la comunicación con entes extraterrestres a punto de producirse?

Las imágenes captadas por el Comando de Sistemas Aéreos Navales, gracias a su tecnología de visión nocturna, representaban una especie de triángulo volador. Este, que no parecía tener ningún sistema de propulsión, se detenía sobre el cielo. Es uno de los misteriosos ‘incidentes’ de los que se ha hablado en el Congreso.

Los ‘Expedientes X’ reconocidos por las autoridades

No es el único. El subdirector de Inteligencia Naval de Estados Unidos, Scott W. Bray, también citó otro vídeo en el que una aeronave militar reportaba un extraño objeto esférico, mientras realizaba unas maniobras. El perturbador elemento, según cuentan los testimonios, se acercó y pasó rápidamente frente a la cabina del avión. Las palabras de Bray lo dicen todo: “No tengo una explicación de qué es este objeto”.

Parece que este tipo de encuentros se están normalizando. Hace apenas dos años el hashtag #AliensExist desbancó en popularidad, por unos días, a los relacionados con la COVID19. La razón era que la Marina de Estados Unidos había reconocido la autoría de tres vídeos, uno grabado en 2004 y dos en 2015, con supuestos avistamientos de ovnis desde sus aviones.

Según declaró el Departamento de Defensa, se publicaron para aclarar su autenticidad, ya que los vídeos corrían por internet como la pólvora desde 2017. Tal fue su popularidad que en la época llegaron a ser analizados por medios como el New York Times. El Pentágono también reconoció su veracidad en septiembre de 2019. 

el Congreso debate avistamientos ovni medio siglo después

El interés gubernamental por un objeto volante no identificado, conocido por las siglas de UFO en inglés y OVNI en español, ha variado según el momento social y político. La última audiencia pública de entidad fue en 1966, promovida por el entonces congresista republicano Gerald Ford, antes de convertirse en presidente. En ella se discutió un supuesto avistamiento presenciado en Michigan por más de cuarenta personas.

Tres años más tarde la Fuerza Aérea realizó una investigación, conocida como Proyecto Libro Azul, que descartó una amenaza para la seguridad nacional de tipo alienígena. Más recientemente, el ex presidente Donald Trump exigió que estas informaciones se fueran desclasificando. Pero ha tenido que ser ahora, más de medio siglo después, cuando los ‘platillos volantes’ vuelvan al Congreso de Estados Unidos.

Además del subdirector de Inteligencia Naval, en la audiencia declaró también el subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad, Ronald Moultrie. Ambos altos oficiales militares evitaron denominar estos encuentros como prefieren los aficionados del género, con el clásico ovni, para pasar a catalogarlos como “fenómenos aéreos inexplicables” o UAP, por sus siglas en inglés.

Los 400 UAP (que no ovni)

Bray y Moultrie informaron a los congresistas de que su base de datos actualizada incluye hasta 400 informes distintos de incidentes de tan misteriosa tipología. Esto supone un incremento significativo desde los 143 reconocidos por las autoridades hace aproximadamente un año. De entre ellos, once pudieron ocasionar “casi accidentes” con aviones estadounidenses.

En la mayor parte de los casos los avistamientos reportados pudieron terminar identificándose tras un análisis en profundidad. Otros, tal como reconocieron en el Congreso, no se pueden explicar a nivel técnico. Un inquietante elemento en común parece ser que se muevan sin ningún medio perceptible de propulsión.

OVNIS en el Congreso

Ese “pequeño puñado de eventos” inexplicable es, según Bray, lo que más interesa. Antes de que la comunidad pro-alien lanzara las campanas al vuelo, eso sí, concluyeron de forma categórica que a día de hoy no hay comunicación, restos o material, orgánico o inorgánico, que resulten definitivamente extraterrestres.

LOS AVISTAMIENTOS OVNI, ¿Una amenaza para la seguridad?

La fascinación por todo lo relacionado con avistamientos, platillos volantes o posibles comunicaciones alien es grande y no ha decaído durante generaciones. Además, en muchos rincones de internet se citan grupúsculos de seguidores casi profesionalizados que viven de la esperanza de un próximo encuentro. Los políticos, de momento, no igualan su grado de excitación.

Más que por la existencia de marcianos, les preocupa que estos fenómenos se puedan convertir en amenazas contra la seguridad nacional. Las agencias de inteligencia norteamericanas no tienen pruebas de artefactos desarrollados por países rivales, pero eso no significa que no existan. Y esto es clave en una situación geopolítica que parece apuntar a una nueva guerra fría y a inusuales ataques tecnológicos.

Tras la audiencia pública de la cual han informado todos los grandes medios, los congresistas tuvieron otra sesión privada, con información clasificada. No sabemos qué veremos primero, una nave extraterrestre o un dron alucinante con tecnología disruptiva, pero para ir calentando motores el primer dirigible ruso con forma de platillo llegará en 2024. Teóricamente, eso sí, solo con funciones de carga y descarga.

En Nobbot | La parálisis del sueño podría explicar las experiencias con extraterrestres

Imágenes | Portada: foto de Albert Antony en Unsplash. Interior: testimonio de Bray en el Congreso en un vídeo de la CNN y foto de Uninteneded Concept en Unsplash.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.