Berta Casar: «Cada vez estamos más cerca de cronificar el cáncer»

Berta Casar - Curar el cáncerAún habrá que esperar para poder curar el cáncer, según explica la investigadora Berta Casar. Esta experta del IBBTEC (CSIC-UC-Sodercan) estudia el melanoma, un tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos (las células que dan a la piel su color bronceado o marrón) comienzan a crecer fuera de control.

«Buscamos que el cáncer se cronifique como se han cronificado otro tipo de enfermedades, como las cardiovasculares, que te tomas las pastillas, o la diabetes, que te inyectas insulina. Cada vez estamos más cerca de cronificar el cáncer y esto es en parte gracias al conocimiento de la gente sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento», afirma Berta Casar. En su opinión, se podrá curar el cáncer, pero aún hay mucho trabajo que hacer.

Tal como explica la investigadora, la prevalencia del cáncer ha aumentado porque la sociedad va envejeciendo y las alteraciones que provocan el cáncer «se acumulan”. A mayor edad más mutaciones y, en consecuencia, más cáncer. Sin embargo, la buena noticia es que también se estudia mucho más.

«Se conocen más tipos de cáncer -señala-; antes no conocíamos la causa de muchas muertes, pero ahora sabemos perfectamente cómo actúa el cáncer. También hablamos mucho más de este conjunto de enfermedades, cada vez buscamos con más ahínco la cura del cáncer y somos más optimistas. Nos sentimos más cerca de la cura y hablar de ello ya no nos cuesta tanto».

entender la metástasis para curar el cáncer

Una de las grandes dificultades para poder hallar la manera de curar el cáncer es la metástasis. Tal como destaca Berta Casar, es la principal causa de muerte relacionada con esta enfermedad que, en realidad, es un conjunto de más de cien tipos de enfermedades. «A día de hoy, el 90 % de los pacientes con cáncer mueren por metástasis, por eso debe ser la principal diana para frenar la enfermedad. Si yo bloqueo esta metástasis el paciente se cura, pero la metástasis es un proceso muy complejo».

De hecho, bajo esa denominación los especialistas se refieren a todos los pasos que sufre una célula desde que está en el tumor primario hasta que coloniza un órgano secundario. La célula tiene que escaparse del tumor, ir al torrente sanguíneo y sobrevivir, circular y acabar colonizando un órgano distinto. «Depende de muchas circunstancias para cumplir con todos los pasos, pero las células tumorales metastásicas son tan agresivas que lo consiguen. Y además, metastatizan donde quieren», dice Casar.

En la actualidad, Berta Casar trabaja en un proyecto que va dirigido a desarrollar un biomarcador predictivo para el melanoma metastásico. «¿Qué queremos conseguir con esto? Que el biomarcador nos diga cuándo un paciente va a responder o no a determinado tratamiento para mejorar su estratificación (su tratamiento), evitar otras terapias innecesarias y que no le van a hacer efecto y poder desarrollar una medicina más personalizada, de precisión».

«Este kit de predicción se hará en pacientes que ya tienen un melanoma diagnosticado; haremos un estudio exhaustivo para saber qué tipo de melanoma tiene y, estudiando este biomarcador y alteraciones que puedan existir en rutas de señalización, podremos decir: Tu tumor es este. Esto es lo que le pasa y este es el tratamiento personalizado que te va a curar. Es una manera de hacer mucho más efectivo el tratamiento, de acuerdo con cada tipo de tumor y, de nuevo, evitando esos efectos adversos tan fastidiosos», concluye. Este proyecto ha recibido una beca de la Fundación FERO para investigación oncológica, dotada con 80.000 euros.

Nuevos avances para entender la metástasis

Precisamente, tal como informa Sinc, investigadores españoles acaban de descubrir una molécula clave para desarrollar metástasis. El bloqueo de la molécula NGFR reduce drásticamente el proceso metastásico del melanoma en modelos animales, lo que abre la puerta al desarrollo de nuevos fármacos. Los autores del estudio también proponen que pueda ser un nuevo biomarcador que ayude en la detección temprana de este cáncer de piel tan agresivo.

En un trabajo que publica Nature Cancer, el Grupo de Microambiente y Metástasis del CNIO describe cómo tiene lugar este proceso crítico para el avance del melanoma: los exosomas viajan y se hospedan en el ganglio centinela —ganglio linfático donde se produce inicialmente la metástasis—, desde donde preparan a distancia el entorno propicio —el nicho premetastásico— para favorecer la metástasis.

La versión completa de esta entrevista está disponible en la web del CSIC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.